Baloncesto

Sito Alonso muestra las garras

Sito Alonso. / g. carrión / agm
Sito Alonso. / g. carrión / agm

El UCAM afronta la recta decisiva por la salvación y su entrenador prefiere fuera a «quienes quieran rendirse»

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

La Champions League estaba dándole al UCAM sus pocas alegrías deportivas esta temporada, pero el pasado miércoles la competición europea y el equipo murciano separaron sus caminos de manera prematura, siendo eliminados los de Sito Alonso por un Telenet belga que había sido cuarto de su grupo, seguramente el más fuerte de la competición -los cuatro han pasado de ronda-, y cuando se soñaba con volver a una 'Final Four' que el año pasado curó la mala recta final del equipo en la Liga Endesa.

Tras caer en octavos, el UCAM Murcia ha dejado la competición en la que el pasado año fue tercero tras perder solo 3 de los 18 encuentros jugados y, curiosamente, como el equipo que más partidos ha ganado hasta ahora.

Terminada la Champions, toda la atención recae en la Liga Endesa. El UCAM continúa en una situación límite y, aunque parecía que las señas de identidad habían vuelto a un regenerado equipo con la victoria ante el todopoderoso Barça, el irregular juego mostrado en la eliminatoria europea y el mal baloncesto de la semana pasada en la pista del Valencia Basket, dejando muy al descubierto las carencias de este equipo, han vuelto a sembrar dudas en el ambiente.

«Veo una evolución grande; cada vez jugamos con más inteligencia», asegura el técnico

Las posibilidades de llegar vivos al final de temporada pasarán y mucho por lo que haga el UCAM en las tres próximas jornadas de la Liga Endesa, que constituyen un extracto del calendario con partidos cruciales ante rivales directos. El Zaragoza, que visita este domingo el Palacio de los Deportes, no está en esta lucha por la permanencia, pero dista del potencial del Real Madrid o el Baskonia, los siguientes en visitar la pista del conjunto murciano. Antes de ellos, el UCAM afrontará dos salidas seguidas a Madrid, para enfrentarse a un Estudiantes que ya saca tres victorias de ventaja a los murcianos, después de pasar la mayor parte de la primera vuelta en descenso. Siete días después el UCAM se enfrentará a un Fuenlabrada al que le ganó en el Palacio y que ahora solo tiene un triunfo más, por lo que tiene toda la pinta de ser un rival directo hasta el último día.

Gestionar emocionalmente el palo de la eliminación europea antes de este domingo es fundamental. «Si alguien quiere rendirse, que se vaya», dijo Sito Alonso después de no ganar por la ventaja suficiente al Telenet. «No en mi equipo», matizó al tiempo que decía que «veo una evolución grande, el equipo se ha vaciado». Rojas, que le acompañó en la rueda de prensa pospartido, mostró su confianza en remontar el rumbo, porque «ahora tenemos más tiempo para preparar cada partido».

Ansiedad

El miércoles, el UCAM llegó a empatar o remontar la eliminatoria hasta en ocho ocasiones diferentes a lo largo del partido. La última, un +9 a falta de 3:54 para el final (78-69), cuando el equipo dejó de anotar. Alonso entiende que sus jugadores sufran de «una ansiedad que es normal que tengan, pero cada vez jugamos con más inteligencia en situaciones de control del partido». Ahora bien, esta evolución no puede quedarse en meras sensaciones y debe ser una realidad este domingo.