Prisas en un UCAM que no mira al aro

Prisas en un UCAM que no mira al aro
EFE

El equipo murciano, con graves problemas para anotar, está obligado a mejorar, ya que el calendario se complica

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

Como ya ocurriera una semana antes, el UCAM ha vuelto a recuperar las sensaciones perdidas en el partido del fin de semana gracias al disputado el martes. O, lo que viene siendo lo mismo, ha lavado su imagen en la Liga Endesa gracias a una Champions que lidera en su grupo A. Pero el equipo debe poner fin a esta inconsistencia cuanto antes para no verse en serios aprietos en la liga doméstica.

El UCAM es el equipo de la Liga Endesa que menos valoración tiene con 64,6 créditos por partido, más de cinco puntos menos que el anterior y casi la mitad que el líder. Cierto es que la valoración es una estadística orientada al aficionado, pero resume ásperamente lo que otros datos confirman: el ataque murciano naufraga.

Los de Juárez son el segundo equipo de la Liga Endesa que menos puntos mete por partido (68,8) y el tercero que menos asistencias reparte (13,4). Sin altruismo no hay eficacia. Así se entiende que también marche a la cola en acierto en tiros de dos puntos (45,65%) y flojee en los triples (30,7%). Por si fuera poco, los tiros libres no ayudan (68,9%).

Ninguno de los bases del UCAM es un director de juego al uso y la falta de un general en pista también se nota en los balones perdidos, y es que el UCAM es el segundo que más posesiones desperdicia. Y mientras en el campo contrario los murcianos atacan bien el rebote -quintos de la competición-, inexplicablemente no hay nadie peor cerrando el aro propio, pues son el equipo que menos rebotes defensivos captura (21,4). Una estadística que va ligada al ataque y el ritmo de juego, pues reduce el número de contraataques y transiciones y ralentiza el ritmo de partido, dando segundas oportunidades de enceste al rival.

El UCAM no solo debe darse prisa en desengrasar su parcela ofensiva para beneficio propio, sino también por lo que se avecina. Las dos siguientes salidas tras el partido de mañana serán a las canchas del Barça y el Unicaja -once victorias y una derrota entre los dos-, con la visita al Palacio del Obradoiro, bestia negra del UCAM los últimos años, entre medias.

Y aunque la clasificación por el momento aprieta pero no ahoga, el UCAM no debe seguir viéndose en los puestos de descenso si sus objetivos a medio y largo plazo para esta temporada siguen siendo la Copa del Rey y el 'playoff'. Mañana el Breogán será el segundo recién ascendido en medir las fuerzas de los de Juárez ante su público, y un segundo tropezón, aparte de significar la quinta derrota en seis partidos, convertiría en rivales directos de los murcianos a los de la zona baja de la tabla, y no a los que pelean por los ocho primeros puestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos