Baloncesto | UCAM CB

El orgullo por encima de todo

Los jugadores del UCAM CB posan en una sesión abierta ante los medios./Nacho García / AGM
Los jugadores del UCAM CB posan en una sesión abierta ante los medios. / Nacho García / AGM

Antes de pensar en repetir gesta en el Palau, el UCAM debe mostrar hoy su 'ADN' competitivo «para llegar vivo al final»

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA.

Nadie en el UCAM olvida el asalto al Palau Blaugrana del año pasado, primer triunfo en la trayectoria de un club que había caído en sus 18 visitas anteriores al feudo del Barcelona. Sin embargo, nadie puede exigir al equipo de Javi Juárez repetir la gesta del año pasado, cuando el técnico era Ibon Navarro.

Aquel Barça no es este. El cuadro azulgrana, dirigido entonces por Sito Alonso, pasaba por la mayor crisis de su historia reciente, unos delicados momentos que pronto desencadenarían en una serie de drásticos cambios extendidos al pasado mercado veraniego. Ahora el Barça es otro, como otro es el UCAM, que, antes de pensar en hazañas tiene que demostrar que conserva unas señas de identidad puestas en duda en el desarrollo de lo que va de temporada.

Por ello hay que volver a hablar del dichoso partido jugado en Vitoria ante el Baskonia tres semanas atrás. Porque el primero en tenerlo «muy presente» es Javi Juárez, que no quiere volver a experimentar esa «situación tan dolorosa».

El UCAM, que en los últimos años ha dado un paso adelante en objetivos y logros, ha hecho varias cosas bien por el camino hasta consolidarse en la Liga Endesa, quitándose esa etiqueta de equipo ascensor que le acompañaba tiempo atrás. Una de ellas, forjar una identidad competitiva que le ha permitido, si no ganar, sí ofrecer resistencia, independientemente de la cancha de juego.

La imagen dada en Vitoria, mejorada desde entonces, quedará totalmente pulcra solo si hoy el equipo de Juárez evita un accidente como el de hace tres semanas, una lucha que daría vida al orgullo de un club que presume desde hace unos años de competir allá donde va. El entrenador universitario ya avisa de que su intención es «llegar al último cuarto con opciones».

El equipo barcelonés, que por primera vez en diez años no incluye a Juan Carlos Navarro, llega al choque de hoy después de su primera derrota liguera la semana pasada en Fuenlabrada, circunstancia que no hace esperar a un relajado Barça. Un equipo que, salvo por su tropiezo de la semana pasada en el sur de Madrid, da unos signos de solidez apenas apreciados la anterior temporada. Su pareja de bases formada por Heurtel y Pangos es una de las más talentosas y equilibradas de Europa, tienen un juego exterior de enorme potencial físico y pocos suman tantos centímetros como sus pívots.

Con el alta competitiva de Alberto Martín, ahora Juárez debe hacer descartes también en la Liga Endesa, aunque solo uno por partido y sin importar su nacionalidad, pero por el momento no hace cambios y quien descansa es el base, que ha viajado a la Ciudad Condal, desde donde el equipo volará a Alemania para su compromiso europeo del martes ante el Riesen. Sí se espera que juegue Booker, que no ha entrenado esta semana por motivos personales, y es duda Tumba.

 

Fotos

Vídeos