La mejora «inmediata» será contra los de arriba

Sito Alonso da instrucciones a sus jugadores desde la banda. / f. m.
Sito Alonso da instrucciones a sus jugadores desde la banda. / f. m.

Sito Alonso trabaja en este parón en hacer cambios más drásticos en los esquemas del UCAM CB, antes de enfrentarse a los rivales más duros

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

«El trabajo que están haciendo los jugadores va a tener recompensa inmediata». Esta frase fue una de las más remarcables que dejó Sito Alonso en la rueda de prensa pospartido tras la derrota del pasado día 10 ante el Breogán , la novena consecutiva de un equipo hundido, que seguirá varias semanas más en puestos de descenso.

Fue la segunda con el nuevo entrenador a los mandos, pero el problema es que el UCAM no tiene margen para la adaptación y la mejora corre serio peligro de quedar en agua de borrajas si no llega acompañada, a la voz de ya, de triunfos en la Liga Endesa, donde se jugará su continuidad en las catorce jornadas que resten a partir del 3 de marzo, cuando la Copa del Rey y las 'ventanas FIBA' dejen paso a la reanudación de la competición.

El UCAM, penúltimo tras haber ganado solo cinco partidos en veinte jornadas, hacía cinco años que no se veía luchando por la salvación. Fue en la temporada 2013-14, la que dio paso al cambio de ciclo actual -tal vez ya pasado- de éxitos y que se salvó después de la primera destitución de Óscar Quintana como entrenador de un UCAM que mostraba idéntico balance después de veinte partidos (5-15), aunque estaba empatado a victorias con el antepenúltimo. Terminó aquel curso en el decimotercer puesto, tras ganar siete partidos más, ya con Marcelo Nicola como entrenador, aunque le hubiera bastado con ganar solo tres más, pues el Manresa fue el penúltimo con solo siete victorias.

Fue la permanencia más barata de la década, y la de la temporada 2018-19 promete ser todo lo contrario, muy cara. El último equipo que ahora mismo se ganaría seguir en la Liga Endesa es un Gran Canaria de Euroliga, del que se espera que pronto o tarde reaccione y haga bueno su potencial. Por encima suya, un Fuenlabrada también en problemas, tras la dimisión del Ché García, pero que saca dos triunfos al UCAM y, de ahí en adelante, unos Breogán (7), Estudiantes (8), Burgos (8) y Obradoiro (9) en un momento dulce de resultados y sensaciones.

El UCAM, aunque arrastra nueve tropiezos seguidos, tiene otra cara. Distinta a cuando encadenaba siete derrotas y Juárez era el entrenador. El equipo ofrece síntomas de mejoría con Alonso y algunos de los jugadores más discutidos, como Booker y Doyle, parecen ir hacia arriba. Pero otros no le acompañan y las carencias del equipo, sobre todo en dirección y rebote, se mantienen.

Se desconoce si vendrán o no más mimbres para ello. El bisoño Radoncic difícilmente puede aportar más de lo ofrecido y Mitrovic -del que cualquier molestia en su rodilla es motivo para echarse a temblar- se ve forzado a ocupar una posición que no es la suya. No son malos refuerzos, pero no parecen las piezas que pide el puzle para dar con la foto de equipo que el UCAM necesita, pese a la versatilidad de ambos en la cancha.

Los haya o no, Sito Alonso tiene tiempo por delante para hacer una 'pretemporada' en la que cambiar lo que estime oportuno y dar una filosofía de juego a un equipo que hasta ahora ha mostrado un carácter cambiante. El gran problema es que el calendario va a ser de todo menos amistoso. El primero en probar el 'efecto Sito' será el Barça, exequipo del actual entrenador universitario y actual líder de la Liga Endesa, siguiéndole la visita a un Valencia Basket que en la primera vuelta fue el único equipo de Euroliga o EuroCup en pasar por el Palacio. Es decir, que los 'cocos' están por venir.

Barça, Baskonia y Real Madrid

El Zaragoza (10-10) es el único equipo que se cuela entre las visitas a Murcia de los rivales de Euroliga, como son Barça, Baskonia y Real Madrid. Tras los blancos, el colista GBC visitará el Palacio en lo que podría ser un duelo dramático. Los últimos coletazos por conservar la vida en casa serán ante un Unicaja, que en estos momentos va cuarto, y en la última jornada, contra un Gran Canaria con el que el UCAM perdió y que ya habrá dejado atrás su experiencia en la Euroliga, que está pagando muy caro en la competición doméstica.

Entre tanta visita dura, algunas salidas a rivales directos como Estudiantes, Fuenlabrada y, de manera muy caprichosa en el calendario, en la penúltima jornada al Burgos de los estimados Benite y Lima, que podrían interpretar el papel de verdugos.

Sito Alonso, conocedor del duro calendario -«nos tocan rivales muy difíciles»-, continúa mostrándose positivo. «Vamos mejorando a medida que avanzamos». Booker y Doyle pueden dar fe de ello, pero por el camino parece que se han perdido un poco titulares como Kloof y Soko. Volver del parón con la mejor versión de sus jugadores y el ADN guerrero que permitía competir contra cualquiera, es innegociable para una salvación que apunta a ser una de las más caras en la historia de la Liga Endesa.

Más