Liga Endesa | UCAM Murcia CB

Jornada negra para el UCAM, que cae a la zona de descenso

Sito Alonso. / Guillermo Carrión / AGM
Sito Alonso. / Guillermo Carrión / AGM

Los de Sito Alonso no han jugado y tienen un partido menos, pero es ante el Madrid

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA Murcia

Aunque con más retraso del deseado, y sin la experiencia que habría convenido, la llegada de Kyle Hunt termina con la especulación sobre quién y cuándo vendría para tapar la grieta que el UCAM tenía en la posición de '5'. El pívot completa el puzle de Sito Alonso para lanzarse a por la permanencia, después del parón que tanta falta le estaba haciendo a un equipo que tras dos ilusionantes victorias de tres dígitos había entrado en barrena con tres derrotas seguidas que han enfriado los ánimos por lograr la permanencia en las seis jornadas de Liga Endesa que quedan, siete en el caso del UCAM.

Ánimos rebajados con la racha actual, pero también por el estado de forma de los rivales, que han dejado una jornada negra para los intereses de los de Sito, que se vuelven a ver en descenso con la victoria del Breogán, que adelanta a unos murcianos con un partido más por disputar. Eso sí, contra el Real Madrid. Solo ganando a los blancos estaría el UCAM por delante del conjunto gallego en mismo número de partidos, y por detrás ya le ha dado caza con ocho triunfos el Gipuzkoa Basket, que ganó el sábado.

Al UCAM le restan siete finales y en todas ellas jugará un papel fundamental el aspecto psicológico. Sus dos rivales más directos están crecidos en estos momentos, y no es lo mismo verse a final de temporada compitiendo por el objetivo marcado que hacerlo por uno muy alejado del pretendido en septiembre. Sito Alonso no solo tiene una batalla táctica para encajar las piezas de su equipo, también mental.

El Breogán ya está delante del equipo murciano, que espera remontar el vuelo con la llegada del pívot

Ninguno de los tres principales candidatos a las dos plazas de descenso tiene un calendario sencillo por delante. En el caso del UCAM, antes de jugar su duelo aplazado contra el Real Madrid el 2 de mayo, visitará este domingo Manresa, donde solo ha ganado una vez en su historia ante la que es hoy la gran revelación de la Liga Endesa.

Cuatro días después del viaje a Manresa, el UCAM ya sí igualará a sus rivales por la permanencia en número de partidos disputados recibiendo al Real Madrid en el Palacio, y con solo dos días de descanso se medirá en un duelo que promete ser dramático al Gipuzkoa Basket. Los donostiarras parecían desahuciados a mitad de temporada, pero han ganado cuatro de sus últimos seis partidos y su estado de ánimo está por las nubes.

Un complicado extracto de tres partidos en que el UCAM se quitará el asterisco de tener un partido menos y habrá completado los enfrentamientos directos entre los principales implicados al descenso, pero al que le siguen curvas. En la jornada 31 visitará al Joventut, al que solo ha ganado dos veces en Badalona, después recibirá al Unicaja, tendrá su última salida en Burgos en un significativo como pasional duelo contra los ex Benite y Lima, y cerrará la temporada recibiendo a un Gran Canaria que aún no ha escapado de la quema.

Los rivales achuchan y el UCAM no puede esperar más para sumar victorias. Para ello tiene que recuperar, esta vez para no volver a dejarla escapar, su identidad de equipo peleón que compite de igual manera, independientemente del rival y el escenario, que tantos años logró forjar y que esta temporada tantas veces ha pendido de un hilo.

Tres descartes por jornada

Hunt será el jugador número 15 de la actual plantilla, lo que obliga a tres descartes por jornada. Dos parecen ya asignados. Durán solo ha participado en ocho partidos de la Liga Endesa y Alberto Martín no ha llegado ni a estar convocado en partido alguno. El tercero, contando con que sin ellos el UCAM solo tiene el mínimo de cuatro jugadores de formación local -y solo Urtasun es español-, deberá ser un extranjero.