Baloncesto | UCAM Murcia CB

El UCAM se apunta al sueño de la Copa

El UCAM se apunta al sueño de la Copa
Edu Botella / AGM

Los murcianos dan una alegría a su afición en su vuelta al Palacio casi un mes después. Terminó ganando el partido volviendo a su máxima ventaja de diez puntos, sobreponiéndose a la remontada fuenlabreña

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

No era un día de los señalados para ganar solo por la esperada vuelta del UCAM al Palacio para jugar ante los suyos casi un largo mes después, también porque una victoria este domingo daba caza en la clasificación al Fuenlabrada, rival directo y con un partido más que los murcianos, que además a cada jornada que pasa dan más vida al sueño de la Copa del Rey, que parecía descartado no mucho tiempo atrás. Pero este UCAM no es el mismo que empezó la temporada. Son diversos los aspectos en los que se ha mejorado y, cómo no, más los jugadores que contribuyen a la causa. Significativo que los dos más valorados fueran Brad Oleson, que tal vez pase por su mejor momento de forma con la camiseta universitaria, y Damjan Rudez, que firmó su mejor partido de la temporada y va subiendo escalones hasta alcanzar la plena confianza.

75 UCAM Murcia CB

Kloof (4), Oleson (12), Rojas (0), Soko (2) y Delía (8) –quinteto titular- Durán, Urtasun (4), Rudez (15), Cate (4), Tumba (2), Booker (10) y Doyle (14).

65 Montakit Fuenlabrada

Bellas (8), Cruz (6), Eyenga (14), Clark (8) y González (2) –quinteto titular- O'Leary (4), Rupnik (0), García (11), Llorca (9) y Nogueira (3).

Parciales:
19-14, 23-20 (42-34), 15-21 (57-55) y 18-10 (75-65)..
Árbitros:
Emilio Pérez Pizarro, Juan de Dios Oyón y Rubén Sánchez.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.343 espectadores. 12ª jornada de la Liga Endesa..

Se viene recordando que en la sustancial mejora del UCAM en las últimas semanas tiene mucho que ver Brad Oleson, y a su ritmo es como empezaba el partido, haciendo sentir a su equipo inusualmente cómodo en un inicio en que a los de Fuenlabrada les costaba más coger el tono, pero que con la entrada de Ian O'Leary, muy hábil para sacar faltas y así bajar el ritmo del partido, no perdían la zaga a un UCAM en el que Rudez ya afinaba la muñeca (19-14, final del primer cuarto).

Era el croata quien poco después, con su segundo triple, daba la máxima ventaja a su equipo, una de diez puntos que se daría hasta en siete ocasiones antes del descanso (26-16, minuto 13) en lo que sería un segundo cuarto de intercambio de golpes que por parte murciana contaba con un buen Milton Doyle, más inspirado después de algunos partidos un poco irregular, y que con canastas de mérito compensaba las lagunas de su equipo en el rebote defensivo, problema aprovechado por el ex del UCAM Daniel Clark hasta que dos triples casi seguidos de Marc García y Christian Eyenga apretaban el marcador en unos minutos de menor fluidez ofensiva local, hasta que Oleson sumaba cuatro puntos de golpe después de cortar él mismo un contraataque fuenlabreño y sumar un 3+1 de los que encienden a la grada (42-34, descanso).

El Fuenlabrada vuelve a otro ritmo

El veterano escolta universitario había apagado lo que parecía una reacción del equipo dirigido por el Che García, que con un Eyenga certero desde fuera y el dinamismo que daban Bellas y Marc García por fuera estaba ganando en solidez de juego, una para la que en la reanudación no habría respuesta, pues después de una solitaria canasta de Oleson para abrir boca llegaría un 0-12 de parcial visitante.

Kloof, que había empezado muy bien el partido, no se mostraba tan cómodo en esta segunda parte, y después del tiempo muerto (44-42, minuto 24) apostaba antes de lo usual por Booker, que sin embargo perdía dos balones seguidos para permitir al Fuenlabrada culminar su remontada (44-46, minuto 25).

El UCAM de los primeros dos meses de competición sufría administrando ventajas y en plena mejoría acababa de perder una importante. Pero esta vez sabría responder a la ocasión. No se podía decir que el ataque estático ganara en orden, pero Doyle recordaba al de otros días con uno de esos triples porque él lo vale para cortar la sequía anotadora y Rudez hacía lo propio en la siguiente jugada. De recibir un parcial de 0-12 para verse por detrás, a en un abrir y cerrar de ojos estar otra vez por delante (50-46). Era ahora el Che García quien pedía el tiempo muerto, y aunque la recta final del tercer cuarto dejaba contadas buenas acciones, con ambos equipos más duros en defensa, el partido se mantenía en un puño para un último cuarto de lo más interesante entre dos rivales directos (57-55).

El UCAM reeditó su máxima diferencia de diez puntos para ganar el partido después de la remontada del Fuenlabrada

La principal debilidad que podían ofrecer los fuenlabreños en su visita a Murcia podía estar en el interior, pero aunque Delía lo pasaba muy mal desde el tiro libre -0/6 este domingo para él-, sí destacaba labrándose sus propias canasta en el poste bajo, como una de esas era la que provocaba el tiempo muerto visitante viendo que el UCAM volvía a poner tierra de por medio (63-55, minuto 32). Los tiempos muertos del Che seguían dando efecto inmediato, pero después de colocarse a solo tres puntos volvían el talento de Doyle… y de Rudez. El croata se está ganando la confianza de Juárez y este le concedió estar sobre la cancha en los momentos importantes, oportunidad aprovechada para anotar un vital 2+1 y, solo un minuto después, con el Fuenlabrada también a cinco, su cuarto triple para, a la postre, sentenciar el partido (73-65, minuto 35).

Partido adormecido

Cuando la diferencia es de ocho puntos y quedan casi cinco minutos de partido, ni mucho menos se puede decir que esté todo el pescado vendido. Pero debieron encoger los aros del Palacio de los Deportes, porque ahí se acabó la anotación para los dos equipos, diferentes series de tiros libres falladas al completo por ambos lados incluidas, salvo una canasta de Soko a 1:15 del final, su única del partido (75-65).

Brad Oleson y Damjan Rudez confirmaron que van a más siendo los más valorados del partido, ambos con 18 créditos

El tiempo pasaba, nadie anotaba, y eso no hacía más que beneficiar al UCAM, que con su quinta victoria y llevando un partido menos que el resto se pone a dos de los puestos de Copa del Rey, torneo para el que hay que aclarar que, si el Fuenlabrada y el Estudiantes quedan fueran de los ocho primeros finalizada la primera vuelta –como está siendo hasta ahora-, tendrá su corte en el séptimo puesto. Uno que será difícil alcanzar, pero para el que el UCAM tendrá argumentos por el que pelear si continúa mejorando en sensaciones y sumando jugadores a la causa.