Baloncesto | Champions League

La moneda sale cara y el UCAM continúa invicto en la Champions

Momento del partido./V. Vicéns / AGM
Momento del partido. / V. Vicéns / AGM

El conjunto murciano ya es líder en solitario después de vencer hoy al otro invicto, el Avellino italiano

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia

El UCAM de las dos caras. El que triunfa en Europa pero renquea en la Liga Endesa. El que empieza como un tiro el primer cuarto (28-14) para en el siguiente olvidarse de meter la pelota en el aro. Dos caras. Como dos caras tiene una moneda. A veces sale cara, otras cruz. Y a un equipo que tantos finales apretados le ha tocado la cruz en los últimos tiempos, bien le valía esta vez una cara. Porque así fue cuando Norris Cole, 'MVP' indiscutible de la Champions hasta el momento, rectificó en el aire para quedar solo y dejar una plácida bandeja que diera a la victoria a su equipo… pero falló. No fue el día del bicampeón NBA, que hizo su peor partido de la temporada ante una defensa de equipo del UCAM, hoy sí, con nota positiva en actitud y desempeño.

Norris Cole, 'MVP' de la competición, falló una canasta para ganar y fue anulado en una defensa de equipo

El duelo no podía defraudar. Se daban cita en el Palacio los dos mejores equipos hasta el momento del grupo A con la misión de quedar líderes en solitario y bajar al perdedor del primer escalón. Pero el UCAM no solo buscaba ganar un partido, también encontrarse a sí mismo después de otro duro batacazo en la Liga Endesa el pasado sábado ante el Manresa. Y, como ante los catalanes, su primer cuarto invitaba al total optimismo, pues el cuadro de Juárez mostraba una actitud intachable y una soltura ofensiva de autoría principal en Milton Doyle, uno de esos jugadores que desliza por la pista, anotando y asistiendo con especial instinto a un Delía que comenzaba dominando (19-8, minuto 6).

72 UCAM Murcia

Kloof (2), Doyle (14), Rojas (0), Soko (14) y Delía (11) –quinteto titular- Durán (0), Urtasun (11), Rudez (2), Martínez, Cate (4), Seoane y Booker (14).

69 Sidigas Avellino

Cole (7), Filloy (17), Nichols (11), Green (6) y Costello (7) –quinteto titular- Campani, Sabatino, Campogrande, D'Ercole (0), Sykes (9), Spizzichini (6) y N'Diaye (6).

Parciales:
28-14, 8-19 (36-33), 19-24 (55-57) y 17-12 (72-69).
Árbitros:
Georgios Poursanidis, Sergiy Zashchuk y Thomas Bissuel.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 3.968 espectadores. 4ª jornada del grupo A de la Champions League.

Cole, dueño de los grandes focos, había sido llevado a la desesperación por un pegajoso Kloof, pero la entrada de Booker tras las dos faltas del de Surinam no decepcionaba y el mal partido del ex NBA era la principal razón por la que el UCAM doblaba a los italianos en el primer cuarto (28-14).

La desaparición de todos los días

Algo le pasa mentalmente al UCAM cuando empieza bien un partido que, como si no se fiara de sí mismo, se olvida temporalmente de jugar al baloncesto. Le volvió a ocurrir cuando mejor pintaban las cosas, con un segundo cuarto donde el ataque volvió a resentirse en el estático –y con la entrada de jugadores aún por demostrar mucho- que afectó a la defensa, dejando huecos libres para el dominio en la pintura de N'Diaye. El parcial de 2-10 en cinco minutos no pintaba bien, y menos cuando Filloy y Cole ganaron en sensaciones (36-33, descanso).

El UCAM intentó 18 tiros tanto en el primer como en el segundo cuarto, pero en este solo entraron cuatro lanzamientos y no doce

El dato era claro. El UCAM había tirado 18 veces a canasta tanto en el primer cuarto como en el segundo, pero en el primero anotó doce de esos lanzamientos y en el siguiente únicamente cuatro.

Parecía fácil pero tocaba sufrir. Pese a que Cole acapara la atención, se avisaba de que Avellino es mucho más, y el inicio del tercer cuarto era para Costello, que con sus triples y rebotes permitía a los italianos verse por delante por primera vez tras un preocupante parcial de 7-15, esta vez con los titulares murcianos sobre el parqué (43-48, minuto 26). Juárez llamaba al orden y el tiempo muerto funcionaba. El UCAM volvía a crecer a partir de la defensa y encontraba ahora al mejor Booker visto esta temporada, suelto encarando el aro para con una canasta suya poner momentáneamente al UCAM de nuevo por delante, pero el sexto triple del Avellino en el tercer cuarto, obra de un Filloy que aprovechaba los huecos de un UCAM obseso por cerrar la zona, permitía a los italianos llegar por delante al último cuarto (55-57).

Cole hizo su peor partido de la temporada con -4 de valoración, fallando además la canasta que podía haber dado la victoria a su equipo

Booker se reivindicaba, pero no era el único. Ocho puntos seguidos de Urtasun eran el oxígeno necesario para verse con al menos dos posesiones por delante cuando hacía escasos minutos el Avellino había obtenido su máxima ventaja de seis puntos (64-59, minuto 33), pero la defensa sobre Cole daba oportunidades a otros jugadores menos esperados por parte visitante, dando con minutos de tensión e intercambio de lideratos.

Cara para Booker, cruz para Cole

Minutos de mucho en juego en los que un Booker con otro lenguaje corporal se mantenía en la pista, y esta vez la confianza de Juárez traía premio. Un triple de Filloy cuando el Avellino llevaba tres minutos sin anotar y el UCAM cinco sin hacerlo en juego sentaba como una cuchillada (67-69), pero Booker contestaba inmediatamente al quinto triple del italoargentino para poner el 70-69 a dos minutos del final.

Los minutos pasaban y los nervios pesaban. Costello agotaba por despiste la posesión de su equipo a un minuto del final y con ventaja local. En el siguiente ataque el UCAM fallaría hasta dos veces, pero cuando Rojas parecía hacerse con el rebote el balón se le escurrió y los italianos tenían balón para ganar a 16 segundos del final.

Tras sistema de pizarra Cole encontró una autovía hacia el aro, Soko emergió en la ayuda tarde y no impidió al base poder hacer una bandeja que sin embargo falló, pese a lo aparentemente fácil que la tuvo para ganar. Booker sería el encargado de sentenciar desde el tiro libre, donde después Cole no pudo dar opción a su equipo, fallando primero por error y después a caso hecho buscando un rebote que no llegó.

El UCAM continúa invicto en Europa y crece en sensaciones con la vista puesta en remontar el vuelo en la Liga Endesa este sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos