Baloncesto | Liga Endesa

El UCAM tropieza ante el Joventut de Laprovittola y ve la Copa muy lejos

Ovie Soko, jugador del UCAM CB, después de terminar el encuentro./Vicente Vicéns / AGM
Ovie Soko, jugador del UCAM CB, después de terminar el encuentro. / Vicente Vicéns / AGM

La excelsa segunda parte del base argentino cambió de signo un partido que en la primera parte iba por los derroteros que quería el UCAM

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia.

Era un día marcado en rojo para las opciones de Copa del Rey del UCAM, pero no siempre los días señalados salen como uno quiere. Le pasó hoy al UCAM, que aunque se metió tarde en la pelea final por la Copa –aún tiene opciones matemáticas-, llegaba en una muy buena forma al partido de esta tarde después de casi dar la sorpresa la semana pasada en la cancha del Real Madrid. La comunión con la grada es también cada día mayor y así lo quiso hacer ver la afición con una espectacular puesta en escena en la que se animó de pie y aplaudiendo hasta que llegara la primera canasta del partido. Sin embargo, después de que los de Juárez marcaran el ritmo durante los primeros veinte minutos, posiblemente sin hacer todo el daño de que fueron capaces, Laprovittola se desprendió de sus cadenas para dominar una segunda parte en la que el UCAM nunca se rindió pese a que llegó a parecer sentenciado varias veces antes del final.

73 UCAM Murcia CB

Kloof (15), Oleson (8), Rojas (4), Soko (13) y Tumba (2) –quinteto titular- Durán, Urtasun (2), Rudez (9), Cate (6), Delía (4), Booker (4) y Doyle (6).

78 Divina Joventut

Laprovittola (19), López-Arostegui (2), Dawson (11), Harangody (7) y Birgander (2) –quinteto titular- Dimitrijevic (0), Morgan (5), Todorovic (21), Nogués (0), Ventura (3) y Mathias (8).

Parciales:
13-10, 22-20 (35-30), 14-26 (49-56) y 24-22 (73-78).
Árbitros:
Carlos Cortés, Sergio Manuel y Jacobo Rial.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.769 espectadores. 14ª jornada de la Liga Endesa.

La energía de un pabellón entregado a su equipo fue toda una inyección de energía para el UCAM, muy intenso en defensa pero algo sobreexcitado en el ataque, donde algunos errores le impedían sumar en unos primeros minutos que eran del equipo de Juárez. Errores que volvían a contabilizar fallos en el tiro libre en un nuevo día en el que el UCAM perdonó demasiado desde el 4,60, pero que no eran aún rémora suficiente para no verse por delante del Joventut en un primer cuarto de más errores que aciertos (13-10).

En la espesura del juego visitante mucho tenía que ver lo bien sujeto que se tenía a Laprovittola, máximo asistente de la competición, a quien Kloof y Booker también trataban de exigir en defensa, pero quien surgía como catalizador de la ofensiva verdinegra era el pívot Marko Todorovic, que hacía hoy en Murcia su mejor partido de la temporada con 21 puntos, recordando a su versión de años atrás. Sus buenos movimientos de pies podían con un Delía a quien Juárez cambiaba por Tumba, pero sin variar mucho el resultado, y dos tiros libres del montenegrino ponían por delante por primera vez al Joventut (20-21, minuto 14).

La primera parte estuvo dominada por el UCAM, mucho más enérgico desde el inicio gracias a la grada

Una subida de prestaciones de los visitantes controlada a tiempo por el UCAM, en donde Soko demostraba su paso adelante de esta temporada buscando el balón cuando en su equipo la pizarra no funcionaba daba con un parcial favorable de 8-0 (28-21, minuto 17). Un último minuto antes del descanso a tope de revoluciones en los dos equipos parecía dar al partido la naturaleza guerrera que quería el UCAM, por delante después de un 3+1 que Oleson no completaba desde el tiro libre pero Rojas hacía bueno en el rebote (35-30).

Partido no excesivamente bonito pero con la grada encima y las estrellas rivales, Laprovittola y Dawson, en solo cinco puntos entre los dos. Parecía una situación idónea para el UCAM.

Laprovittola a los mandos

Pero después del descanso puede pasar de todo, y Carles Duran logró que se jugara otro partido a beneficio de los suyos, más valientes en ataque, con posesiones cortas pese a su alto contenido en riesgo, pero con la intención de hacer al UCAM entrar en su juego, uno donde Laprovittola se mueve como pez en el agua. Y el argentino es uno de esos jugadores que una vez entran en calor son muy difíciles de contener.

Suya fue la primera estocada para la brecha en forma de parcial de 0-11 para los suyos, una dinámica favorable para que Dawson también entrara en juego. 25 puntos entre las dos figuras verdinegras en la segunda parte dan buena fe de su dominio. Con la Penya otra vez por delante, y esta vez para no dejar de estarlo, Juárez probaba con un Cate inédito hasta el momento con buen resultado, pues su garantía en energía era muy valiosa para un equipo aturdido que perdió cinco balones antes de un último cuarto al que se entraba con una importante ventaja badalonesa (49-56).

Laprovittola y Dawson habían anotado solo cinco puntos entre los dos al descanso, pero acabaron con 30

El irregular Doyle, que hoy estaba dando la de arena, lograba por fin ideárselas para ver aro en acciones individuales, pero el partido había entrado en un intercambio de canastas que no interesaba ante un Joventut que tenía más claro a lo que jugaba, y así una acción inesperada como un triple de Todorovic ponía doce de ventaja, la máxima del partido a cinco minutos del final (55-67), y Juárez llamaba al orden en el tiempo muerto.

El UCAM se resiste a bajar los brazos

Con su quinteto de confianza, Kloof sería el hombre a seguir para salvar el 'match-ball', pero sus fallos en el tiro libre impedían hacerlo aún más. El de Surinam había renacido al UCAM a base de explotar su superioridad física, pero se iba por cinco faltas a 2:15 de terminar el partido (65-71). Soko volvería a situar al UCAM a tres puntos con un triple a solo un minuto y medio del final, pero sería poco después cuando llegaríamos a la jugada que lastraría y mucho las opciones murcianas.

Con los nervios a flor de piel y el listón de faltas muy bajo en unos minutos en que al UCAM le interesaba que no corriera el reloj, cada jugada era motivo de protesta, algunas con más motivo que otras. Pero flaco favor hace en ese momento Sadiel Rojas abalanzándose sobre Laprovittola para hacer una falta tan clara como innecesaria sobre un jugador que estaba tirando de manera muy incómoda al límite de la posesión. Su fallo dejaba el rebote en manos del UCAM con 26 segundos por jugar y la posibilidad de incluso empatar, pero la falta de Rojas, muy errático en el tramo final, ponía ahora cinco puntos de diferencia (68-73).

Una contundente e innecesaria falta de Rojas a Laprovittola cuando el del Joventut agotaba la posesión a 26 segundos del final con tres puntos de diferencia acabó con las opciones

El triple de Rudez tras tiempo muerto resultaría así estéril, y el argentino, que al igual que en su última visita había hecho suyo el Palacio de los Deportes, se ponía las botas desde el tiro libre por las faltas que un UCAM al que le fueron señaladas doce personales en el último cuarto necesitaba hacer para detener el reloj. Algunas de ellas, sin el debido disimulo, como una antideportiva de Doyle.

Con esta dura derrota para despedir 2018, el UCAM queda así muy debilitado de su lucha por la Copa del Rey, pues aún a falta del partido aplazado contra el Estudiantes que se jugará el jueves en el Palacio, son tres derrotas y el 'basket-average' lo que le separa del séptimo puesto.