Llega el triunfo más necesario

Soko entra a canasta./JUAN CARLOS CAVAL / AGM
Soko entra a canasta. / JUAN CARLOS CAVAL / AGM

La importante victoria del UCAM da aire a un equipo que pedía sensaciones, así como a su entrenador

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

De menos a más. Y es que el de ayer fue el primer partido del UCAM esta temporada en el que se puede decir que el equipo evolucionó con el transcurrir de los minutos y no como en otras ocasiones en las que fue perdiendo enteros, que fue lo que le pasó a un Breogán que llegó con muchos jugadores tocados al Palacio y se vio justo de gasolina en un final donde el factor diferencial fue sin duda el argentino Marcos Delía. El pívot echó el cerrojo a los puntos llegados desde dentro de la pintura y dio coherencia a un ataque en el que volvió a destacar Askia Booker, que se fue hasta los 19 puntos.

76 UCAM Murcia

Kloof (6), Doyle (8), Rojas (7), Soko (15) y Tumba (0) –quinteto titular- Durán, Urtasun (0), Rudez (5), Oleson (0), Cate (4), Delía (12) y Booker (19).

64 Cafés Candelas Breogán

Cvetkovic (0), Vidal (3), Löfberg (22), Brown (7) y Gerun (13) –quinteto titular- Arco (4), Belemene (2), Sulejmanovic (2), Díaz (0), Redivo (2) y Jordan (9).

PARCIALES:
19-19, 17-18 (36-37), 20-16 (56-53) y 20-11 (76-64).
ÁRBITROS:
Benjamín Jiménez, Francisco José Araña y Alfonso Olivares. Eliminados: Rudez y Brown.
INCIDENCIAS
Palacio de los Deportes de Murcia, 4.797 espectadores. 7ª jornada de la Liga Endesa.

Pero empecemos por la parte menos agradable. Y es que por momentos puede ser fácil defender al UCAM. Los primeros compases de este partido eran así, con el Breogán colocándose en una zona de difícil lectura para Kloof y compañía, que la intentaban romper con penetraciones pero sin encontrar una vía de escape cuando los gallegos se cerraban. Su orden defensivo, unido a su rigor en ataque, les permitía tomar las primeras ventajas (6-11, minuto 4), hasta que la subida en intensidad defensiva del cuadro local, que encontraba por fin a Doyle, motivó las tablas pasados los diez primeros minutos (19-19).

Fueron protagonistas al final pero destacaban desde el principio. Booker y Delía -con más minutos ayer no solo por su buen partido, sino porque Tumba volvió a sufrir una lesión en su hombro- se asociaban para sumar de tres en tres y poner lo que parecía tierra de por medio (29-23, minuto 14). Sin embargo, el UCAM volvió a sufrir un colapso cuando se veía por delante en el marcador y un parcial de 0-8 del Breogán, que sacaba ventaja de las ocho pérdidas murcianas en la primera parte, hacía que remontase el partido en solo dos minutos (29-31) para seguir por delante llegado el intermedio (36-37).

Después de jugar solo tres minutos la pasada jornada, Delía fue ayer el mejor con 21 de valoración

Y los problemas continuaron en la reanudación. El UCAM seguía sin jugar a nada, todo lo contrario que un Breogán que, ante las bajas, encontró al semidesconocido Löfberg -22 puntos- para dar a los visitantes su máxima ventaja del partido con un parcial de 0-7 con que se abría la segunda parte (36-44).

Juárez, menos conservador

A diferencia de en partidos anteriores, Juárez no era nada conservador y solicitaba ya el tiempo muerto solo tres minutos después de la vuelta de vestuarios. Así, parcial de 7-0 devuelvo para el tiempo muerto ahora de Lezkano, pero sin que este conllevara el mismo efecto para los gallegos que poco antes para los murcianos. Pasados cinco minutos de la llamada al orden de Juárez, el parcial ya era de 16-2 tras una jugada de canasta y adicional de Booker, muy destacado en la reacción universitaria por su superioridad ante la pareja de bases del Breogán, que firmó un día para olvidar (-12 de valoración entre Cvetkovic y Díaz).

El UCAM era ya otro, pero no es el mejor equipo de la competición gestionando ventajas y era demasiado pronto como para dar por muerto al Breogán, que se aferraba a la vida con unos minutos en que Jordan y, sobre todo Gerun, eran demasiado para el joven Cate, ayer sin premio a su voluntad. El 56-55 con el que se abría el último cuarto obligaba a Juárez a apostar por un Delía que en la pasada jornada no pasó ni tres minutos en la cancha.

Con la defensa del pívot, que dio coherencia al ataque, y los puntos de Booker, el marcador de la segunda parte fue 40-27

El argentino tenía la oportunidad de reivindicarse. Y vaya si lo hizo. En defensa era más rápido que nadie para recuperar su posición después de una ayuda, sus manos parecían tocar todos los balones divididos y, sobre todo, su presencia vertical sin cometer falta era un muro inquebrantable para los pívots rivales, responsables de meter de nuevo a su equipo en el partido.

El ataque universitario no brillaba en estos primeros minutos del último cuarto tanto como la defensa, pero los tiros libres valían para ir tomando una cierta ventaja ante el Breogán, con la excepción de alguna serie y de una canasta algo circense de Booker, que comenzaba a gustarse (64-57, minuto 35).

Después de sumar un triple, Löfberg tendría la oportunidad de aportar una nueva acción de tres puntos con un 2+1, pero su adicional lo escupía el aro y, de poder verse a tres puntos, dos tiros libres de Delía hacían que la diferencia estuviera en tres posesiones (68-62, minuto 37) cuando las fuerzas flaqueaban y mucho para el Breogán, que perdía varios balones clave para entregar definitivamente la cuchara.

El Palacio, feliz

Ovie Soko, muy serio durante todo el partido, aprovechaba la débil resistencia de los de Lugo para seguir sumando. La máxima ventaja del UCAM Murcia no haría sino estirarse en estos últimos minutos del encuentro, en los que el Palacio disfrutaba del triple de Doyle que daba dos dígitos a la ventaja y se rendía para corear, alternativamente, los nombres de Booker y sobre todo Delía. Su presencia en la pista supuso un espectacular +28 para los de Juárez -16 más que el siguiente, Booker-. Merecidos gritos de 'MVP' para el argentino, el más valorado del choque con 21 créditos.

Kevin Tumba se retiró en el primer cuarto para no volver por problemas en su maltrecho hombro

Los doce puntos de diferencia final fueron la máxima de un UCAM que necesitaba terminar un partido así, despejando las dudas de su primera parte y las ocasiones en que el Breogán volvió a meterse en el partido. Un triunfo de vital importancia que le saca de los puestos de descenso en los que entró la pasada jornada, un lugar que no corresponde con el nivel de esta plantilla, justo antes de visitar la semana que viene el Palau Blaugrana. El triunfo, además, da aire al discutido Juárez, que dio con la tecla para el partido más sólido de su equipo en lo que va de temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos