Baloncesto | Liga Endesa

El UCAM escala puestos a base de triples

Askia Booker en una acción del encuentro./ACBPhoto
Askia Booker en una acción del encuentro. / ACBPhoto

El equipo murciano logra su segunda victoria consecutiva mostrando una buena imagen ante Estudiantes

EFE

El Movistar Estudiantes no pudo compensar el inicio arrollador del UCAM Murcia, con 4 triples sin fallo en los primeros 3.15 minutos, y no tuvo poder de reacción hasta el 86-110 final.

Cuatro triples sin fallo de Askia Doyle en los 3.15 minutos iniciales del partido noquearon al Movistar Estudiantes (5-16), que acusó el golpe y deambuló por la pista en busca de unas soluciones que no llegaron.

La defensa colegial volvió a ser, una vez más, el talón de aquiles de un equipo que después de cinco victorias consecutivas en casa no entendió lo que estaba sucediendo en la pista.

El 17-32 con el que finalizó el primer cuarto fue la consecuencia de un 8 de 13 en triples con los que el equipo universitario dejó sin respiración a los madrileños.

En el segundo acto, Estudiantes se apuntó al concurso de tiro exterior y dos triples de Brizuela y una defensa alternativa en zona parecieron dar algún resultado cuando en menos de tres minutos los capitalinos consiguieron un parcial de 13-3 para pasar de un 20-40 a un 33-43 (m.15.30).

Pero fue un espejismo, porque el rebote ofensivo del UCAM, la gran actuación bajo tableros de Luka Mitrovic, que anotó 15 puntos en este segundo cuarto, y de nuevo la inoperancia defensiva colegial hicieron que la brecha en el marcador volviera a agrandarse hasta el 44-60 con el que ambos equipos se fueron a vestuarios.

Estudiantes pasó de la frialdad inicial a la falta de ideas posterior, mientras que los jugadores de Sito Pons siempre encontraron la mejor solución. Sólo Shayne Whittington tuvo algún momento de inspiración.

El 23-14 en rebotes, (14 ofensivos de los murcianos), o el 15-7 en asistencias, o el 3-6 en pérdidas, siempre favorables al UCAM explican su superioridad en el partido.

86 Movistar Estudiantes

Gentile (7), Brizuela (14), Cook (12), Caner-Medley (2) y Whittington (17) -equipo inicial-, Sola, Clavell (9), Hakanson (17), Vicedo, Suton (8) y Lamprapoulos.

110 UCAM Murcia

Radoncic (7), Mitrovic (19), Booker (9), Doyle (20) y Soko (12) -equipo inicial-, Durán (2), Urtasun (3), Kloof (10), Rudez (7), Cate, Rojas (12) y Oleson (9).

Árbitros
Benjamín Jiménez, Juan de Dios Oyón y Jacobo Rial. Sin eliminados.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 8.359 espectadores.

Una mala caída de Alessandro Gentile, en el inicio de la reanudación, que le mantuvo algunos minutos aturdido en el parqué no ayudaron a la cada vez más difícil recuperación de los locales.

Dino Radoncic, Ovie Soko, Sardiel Rojas, Brad Oleson o Askia Booker siempre encontraron la forma de hacer daño al rival, mientras que los locales pusieron trabajo y empeño con unos pobres resultados.

Así las cosas la agonía estudiantil se alargó en exceso, por las continuas revisiones de las jugadas por parte de los árbitros, habida cuenta de que las opciones de recuperación siempre fueron escasas cuando no ínfimas.

Desde la llegada de Sito Alonso el UCAM ha salido de la UVI baloncestística, abandonando los puestos de descenso, y ha experimentado una gran mejoría, lo que confirmó en Madrid.

El 63-89 con el que finalizó el tercer cuarto dejaron ya el partido prácticamente visto para sentencia.

Los locales intentaron echarle vergüenza torera a los diez minutos que restaban de partido, pero el equipo murciano, ya lanzado, supo salir airoso hasta el 86-110 que le otorgó la victoria y que refuerza muy mucho sus aspiraciones.

Estudiantes, que tropezó tras cinco victorias consecutivas en casa, tendrá que seguir sufriendo y mirando por el retrovisor de la clasificación.