Las 'cuentas de la lechera' del UCAM

Sito Alonso da instrucciones, el pasado domingo. / vicente vicéns / agm
Sito Alonso da instrucciones, el pasado domingo. / vicente vicéns / agm

Los empates simples a final de temporada favorecen al equipo de Sito, pero los que tienen tres implicados lo pueden condenar

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

Quedan cuatro partidos y no hay margen de error. Es el panorama que tiene por delante el UCAM para seguir en la Liga Endesa después de una temporada que pasará al museo de los horrores del club universitario, que solo un año después de verse en el OAKA de Atenas peleando por un título europeo se encuentra con el agua al cuello en la mejor competición doméstica del Viejo Continente.

Ya no vale solo con ganar lo máximo de lo que queda, es prioritario que el equipo de Sito Alonso gane más partidos que sus rivales de la zona baja. Porque con un empate contra cualquiera de los tres rivales más directos -Estudiantes y Guipúzcoa con diez victorias, y Breogán, en último lugar, igualado al UCAM con nueve- puede bastar, pues le favorece con todos los rivales, pero un triple empate no.

Una empate simple también favorece mirando más arriba, al pelotón de las once victorias, con Obradoiro y Fuenlabrada, y está por decidir con el Gran Canaria, que visitará en la última jornada el Palacio.

Sin embargo, y centrándonos en los enemigos más próximos al UCAM, los triples empates pueden jugar una mala pasada a los de Sito Alonso, que suman las mismas nueve victorias que tiene el último clasificado, el Breogán, y una menos que el Estudiantes y el Gipúzkoa. En el caso de empates entre tres o más equipos, se suman los puntos a favor y en contra de los implicados en sus enfrentamientos directos y el orden se dirime por la diferencia más ventajosa.

Las cábalas

Aquí, las cábalas se disparan. Por el momento, el único triple empate que beneficiaría al UCAM en los tres últimos puestos sería el que compartiera con el Estudiantes y el Breogán. Murcianos y madrileños empatarían a un +17 mejor que el -34 lucense en estos enfrentamientos directos, por lo que se pasaría a mirar la diferencia de puntos global: ahí, el UCAM tiene un -128 mejor que el -138 estudiantil, pero claro, es una incógnita sin resolución hasta la última jornada.

Pasamos a los que condenan. Un triple empate del UCAM con el Guipúzcoa -actualmente por delante con un triunfo más- y el Breogán -por debajo con los mismos- dejaría mal parado al UCAM, que tiene un +9 superior al -31 del Breogán, pero inferior al +22 del Guipúzcoa. Esta situación desciende al UCAM.

La misma situación se daría si el UCAM empata con el Guipúzcoa y el Estudiantes. En este caso, los del Ramiro de Maeztu liderarían esta 'liguilla' con un +24, seguidos del +10 del UCAM y, en último lugar, el -24 del Gipuzkoa. Dejando al Breogán por detrás, esto salvaría al UCAM, pero si el Breogán superara a estos tres implicados, le descendería. Es decir, que en estos últimos triples empates, el UCAM es segundo, por lo que se salva si esta igualdad se da del 15º al 17º, y le condena si se da del 16º al 18º.

Rizando el rizo, el escenario más favorable para el UCAM es un cuádruple empate. En ese caso, quedaría primero de esta liguilla con un +30, seguido del Estudiantes con un +10 y, en descenso, el Guipúzcoa con -1 y el Breogán con -57.

Entradas a cinco euros

Por otro lado, el UCAM quiere llenar el Palacio el próximo sábado, a partir de las 18 horas, contra el Unicaja en el que será el antepenúltimo partido de la temporada en Murcia. Cada partido es vital para los de Sito y los universitarios necesitan más de 7.000 almas a su lado. Para lograrlo, el club ha puesto a la venta en su página web todas las entradas, independientemente de la zona, a 5 euros. Además de este choque, al UCAM se tiene que enfrentar el Joventut [mañana], Burgos y Gran Canaria.