Baloncesto | UCAM CB

Ovie Soko: «No creo que la pasada temporada jugara tan bien»

Ovie Soko, el pasado día 19, en el Palacio de los Deportes de Murcia. / nacho garcía / agm
Ovie Soko, el pasado día 19, en el Palacio de los Deportes de Murcia. / nacho garcía / agm

«Alejandro Gómez me mostró un respeto total cuando nadie en esta Liga lo había hecho», afirma el jugador del UCAM Murcia CB

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

Pies en la tierra. A pesar de ser incluido en el quinteto ideal de la temporada en la pasada Champions League y de ser uno de los jugadores más cotizados de la Liga Endesa, tras su despertar, Soko cree que «simplemente, no estuvo mal». No es falsa modestia, pues durante la entrevista, el inglés le quita importancia a una pasada campaña que hizo que nadie diera un duro por la continuidad en Murcia de este alero, portador de un cuerpo diseñado para la práctica del baloncesto, que está en el mejor momento de su carrera.

Aquí sigue. Fue el gran éxito del verano de un Alejandro Gómez a quien se siente muy próximo y agradecido por traerle a la mejor liga doméstica de Europa y renovarle cuando en su primera temporada apenas pudo jugar por culpa de unas lesiones que se vuelven a cebar con el UCAM. Soko será de los que darán un paso adelante. Empieza la temporada como ninguna de sus anteriores en Murcia: rebosante de confianza y con la determinación de demostrar a propios y extraños que su mejor versión está aún por llegar.

Un paso adelante: «Tenía toda la motivación por darlo y, tras la lesión de Todorovic, aún más»

Sadiel Rojas: «Tenemos un director deportivo en Alejandro Gómez y otro en él»

Brad Oleson: «Siempre sabe hacernos ver el lado positivo, nos mantiene a todos con una sonrisa»

Un verano en el gimnasio: «Echo un vistazo a mi última temporada y siento que puedo mejorar mucho»

-La pretemporada estaba teniendo muy buena pinta, pero algunas derrotas y, sobre todo, la lesión de Dejan Todorovic parecieron cambiar las sensaciones. ¿Cómo ve a su equipo ahora?

-Ahora es el momento en el que realmente hemos de ser conscientes de cuál es nuestra identidad, cómo queremos ganar los partidos este año. Por supuesto que Dejan es una gran pérdida para nosotros porque es un gran jugador, pero ahora tenemos que encontrar el modo de ganar sin él, con los jugadores que podemos tener en la cancha. Eso es lo principal en que hemos de centrarnos ahora, en demostrar que podemos hacerlo.

-Es el momento de que otros jugadores den un paso adelante, sobre todo usted.

-Durante toda la pretemporada he tenido la motivación de hacerlo, dar más de mí mismo para cumplir con las expectativas. Cuando haces una temporada que está bien la gente quiere más, y es normal, porque yo también me pido eso a mí mismo. Y por supuesto, con Todorovic fuera todos nosotros tenemos que dar un extra.

-La pasada temporada marcó un antes y un después en su carrera. la Liga Endesa es la más competitiva de Europa y ahora todos los rivales van a prestarle mucha más atención.

-Realmente no pienso que jugara tan bien la pasada temporada, para nada. Al principio tuve que adaptarme a cómo era volver a jugar después de tanto tiempo parado, así que no creo que hiciera una gran temporada, fue más bien una de ajuste para volver a confiar en mi cuerpo, hacer mi juego sin lesiones y cosas de ese tipo. No estuvo mal, pero en mi apartado personal no la calificaría con una nota mayor.

-El año pasado hubo un partido contra el Bilbao en casa en que jugó muy bien, a partir de ahí se fue hacia arriba. ¿Qué cambió?

-Antes de aquel partido no podía jugar peor (ríe). Creo que antes pensaba demasiado. Quiero decir, pensaba tanto que no jugaba al baloncesto. Cuando juegas al baloncesto no piensas cada movimiento, dejas que fluya, y si estás todo el rato pensando, tus emociones se bloquean. Si sales a correr, no piensas a cada paso que das que debes de dar ese paso antes de darlo, simplemente lo das.

-Sorprende oírle decir que no fue una gran temporada para usted, porque aquí todos pensaban que este verano daría el salto a un equipo de mayores aspiraciones.

-Jugar en el UCAM Murcia es muy bueno para mí. En Murcia he aprendido muchas cosas por los aficionados, sobre todo a cómo merecerme su respeto. Aparte de eso, creo que quedarme era la decisión más inteligente porque, insisto, yo no creo que jugara de ninguna manera especial la temporada pasada, debo seguir mejorando y este es un lugar perfecto para hacerlo, paso a paso.

-Al poco de terminar la temporada pasada subió una foto a su Instagram en la que daba las gracias al club por la oportunidad ofrecida. Aquello sonó a despedida.

-En aquel momento no sabía dónde jugaría la siguiente temporada, mi contrato terminaba y simplemente me sentía agradecido a todo el mundo. Tengo muchísimo respeto por Alejandro Gómez, fue muy grande la oportunidad que me dio en su día de jugar en este club y en esta ciudad. Me ofreció un respeto máximo cuando ningún otro gerente ni entrenador en esta Liga me lo había mostrado y eso es para mí algo muy importante, porque hay que respetar a todo el mundo, sin importar lo que hace ni lo que tiene.

-Parece que están muy unidos..

-Sí, creo que comparto con él la mentalidad de ir a por todo aquello que uno quiere, y él fue quien me dio la oportunidad de hacerlo.

-En Grecia publicaron este verano que ficharía por el AEK. ¿Era mentira o verdaderamente hubo un acercamiento?

-Era una de las opciones sobre la mesa, nada más, no sé por qué se dijo aquello en la prensa ni por qué la gente se lo creyó.

-¿Y no tuvo ninguna oferta de Euroliga?

-No, la verdad es que ningún equipo de Euroliga mostró un verdadero interés en mí, así que supongo que aún me queda mucho trabajo por hacer.

-Y por si acaso, ya estaba Sadiel Rojas diciéndole cada día que se quedara.

-(Ríe). Sadiel es el jefe del vestuario. Hay un director deportivo en el despacho y otro en el vestuario, ese es Sadiel. Es todo un gusto tenerle cerca, es el capitán del equipo, un tipo perfecto en lo personal, nada egoísta y que ama este club y esta ciudad. Es una buena opción a partir de la cual empezar un equipo y fue una de las razones de mi continuidad, cualquiera que venga al UCAM debe saber que él va a estar aquí.

-Alguien con quien también parece que tenía muchas ganas de seguir jugando es Brad Oleson.

-(A Soko se le ilumina la cara y esboza una sonrisa de oreja a oreja en cuanto oye el nombre de su compañero). Sí, sí, sí, sí. ¡Brad es el líder! ¡Brad es el líder! Es un tipo muy divertido en el vestuario y nos enseña un montón de cosas, tiene mucha experiencia al más alto nivel, ha actuado con grandes jugadores y eso le hace un hombre clave para nosotros. En los momentos malos sabe mantenernos a todos con una sonrisa. A veces, los jugadores de baloncesto nos obcecamos mucho con nuestro rendimiento y nos olvidamos de que también tenemos una vida, jugamos un par de malos partidos y estamos como si alguien de nuestra familia hubiese fallecido, pero Brad siempre sabe hacernos ver el lado positivo de todo.

-Sigamos con sus compañeros. Este verano su renovación fue uno de los grandes movimientos del UCAM, que también fichó en su posición a un exNBA como Damjan Rudez. ¿Cómo lo analiza? ¿Es un rival por el puesto?

-No, nunca he tenido miedo de compartir mi posición con un buen jugador. Si tienes miedo de un poco de competencia nunca vas a mejorar, y si el otro está jugando mejor, por supuesto que tendrá que tener más minutos, es como debe ser. Esto no va de 'yo, yo, yo'. Los jugadores que no quieren tener otros buenos jugadores a su alrededor solo pueden alcanzar cierto nivel, y si quieres alcanzar tu mejor baloncesto es bueno contar con tipos como Damjan a tu lado, porque es, además, alguien con mucha experiencia, tiene un estilo diferente al mío y, por tanto, puedo aprender mucho de él.

-Es su tercera temporada en el equipo, ¿va a desarrollar un rol de mayor importancia en el vestuario?

-Puede ser, pero creo que será más bien en la cancha, en el vestuario simplemente soy yo mismo, no diría que soy un capitán o algo así, ya tenemos a Sadiel y Brad cuidando del resto. Dejo al entrenador entrenar y a cada jugador ser él mismo.

-Este verano han sido muy comentados sus duros entrenamientos con la compañía Pure Sweat. ¿En qué ha centrado su trabajo?

-He trabajado mucho en algunos detalles del juego, pero son muchos los modos en que en Pure Sweat te pueden ayudar, porque primero analizan tu juego y después nos centramos en potenciar lo que hago bien y en pulir lo que podría mejorar. Era muy importante para mí entrenar muy duro este verano, porque echo un vistazo a mi última temporada y siento que son muchas las cosas que puedo mejorar.

-¿También el tiro de tres puntos?

-Por supuesto. Espero que me sigan defendiendo de la misma manera porque este año no voy a tener ninguna duda desde fuera, eso por descontado.

-Se le ve muy positivo para esta temporada, incluso después de la lesión de Todorovic.

-Sí, claro, una lesión así no es nada bueno, pero el 95% de los equipos de esta Liga va a tener diferentes problemas durante el año, son las cosas de este deporte que jugamos. En mi primer año yo no pude jugar, el pasado perdimos a nuestro capitán -Antelo-, Faverani tuvo problemas y más tarde perdimos a Alberto Martín. Es mala suerte, pero es parte del deporte, y como esto no es boxeo, sino baloncesto, tenemos a otros jugadores para ayudarnos entre todos.

Adaptado a Murcia y al 'Little Sea'

«Claro que conozco el Mar Menor, fue por el modo en que el tipo me hizo la pregunta», explica un Ovie Soko que fue protagonista involuntario del momento más comentado de la presentación de la Liga Endesa, cuando el popular cómico David Broncano le preguntó, micrófono en mano, si alguna vez había estado en el 'Little Sea', pillando desprevenido a un desconcertado Soko que solo acertó a sonreír incómodamente.

La realidad es que a Soko le gusta desplazarse hasta La Manga en algunos de sus días libres, pero también está totalmente adaptado a la vida en la ciudad, no en vano afronta su tercera temporada en el UCAM y, como a un murciano más, «para relajarme me gusta ir a La Fuensanta, pasear por la Catedral, juntarme con los amigos... Las cosas que le gustan a todo el mundo». Una mimetización con Murcia que, por supuesto, guardó espacio al final del verano para jugar a los dardos en la Feria. «Lo de tirar a canasta no lo probé», dice entre risas este londinense al que, cuando le apetece degustar la gastronomía local, «voy mucho a la plaza de Las Flores a comer verdura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos