BALONCESTO

La bandana que marca el camino

Askia Booker inicia un ataque en el Nou Congost de Manresa, el domingo. / efe
Askia Booker inicia un ataque en el Nou Congost de Manresa, el domingo. / efe

En las reacciones que provoca Booker en cada partido hay de todo menos indiferencia

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

Cuando Askia Booker anotó 38 puntos en la victoria del UCAM ante el Tecnyconta Zaragoza (116-94) hace poco más de un mes, sus 48 créditos de valoración revelaban la más espectacular actuación individual de la temporada en la Liga Endesa y de un jugador del UCAM en su historia, superando los 47 de Michael Anderson en 1994. El domingo, en Manresa, sus 40 puntos igualan la máxima anotación de la temporada en curso -Laprovittola anotó la misma cifra en la jornada 18-, y en lo que respecta al club es la segunda mayor de siempre, a solo un punto de los 41 de Duane Washington en 1996. Lo que se llevaba sin ver en Murcia desde hacía 25 y 23 años Booker lo ha logrado por partida doble en algo más de treinta días. Y, las dos veces, haciendo ganar a su equipo y ganando él el galardón de jugador de la jornada.

Sus 40 puntos en Manresa son la segunda máxima anotación histórica del UCAM, solo un mes después de los 38 que metió ante el Zaragoza

Pero si cobra un valor especial la actuación de Booker en Manresa es la vital importancia que tuvo la victoria para su equipo. El UCAM llegó como último clasificado al Nou Congost -aunque con dos partidos menos que Breogán y Gipuzkoa por el aplazado y porque ellos jugaron el sábado-, donde solo había ganado en una de dieciocho visitas, justo antes de recibir esta semana al Real Madrid y tres días después al Gipuzkoa. Un tropiezo del UCAM en Manresa, seguido de una posible derrota ante el Real Madrid, habría hecho llegar a los de Sito al dramático partido del domingo con una dinámica opuesta a la de un equipo que ha ganado cinco de sus últimos siete partidos y al borde del abismo.

Datos

25 y 23 años de espera
Cuando Booker batió el récord de valoración del club con 48 créditos el 17 de marzo, superaba los 47 logrados por Anderson en 1994. El domingo fue el primer jugador murciano en sumar 40 puntos en un partido desde Washington en 1996. Dos hitos en un mes.
13 puntos seguidos para ganar
Booker se vistió de superhéroe el domingo. Cuando el Manresa remontó al UCAM en el último cuarto, el base respondió con trece puntos seguidos que dieron la vuelta primero y sentenciaron el choque después.

Exhibición trascendental

La exhibición de Booker fue trascendental para sumar una de esas victorias que se salen de las cábalas por contexto, pero también por desarrollo del partido. A diferencia de cuando tocara el cielo con sus 48 de valoración frente al Tecnyconta, el partido de Manresa no estuvo decidido hasta su último minuto. Literalmente. Porque fue cuando quedaban 1.01 de partido cuando anotó el 2+1 que puso cinco puntos arriba a los suyos, una diferencia convertida en insalvable cuando se aumentó a siete tras robar el balón y anotar 16 segundos después. Otro parpadeo más tarde, el tiro libre de la técnica a Peñarroya cerraba una racha de trece puntos seguidos de Askia Booker, justo cuando el Manresa se había puesto por delante en el último cuarto.

El estilo de juego de Askia Booker rompe cánones. Es un jugador diferente, se sabe así y parece querer exteriorizarlo con un estilismo que recuerda a Jimi Hendrix, con su media melena afro y la bandana tan de moda ahora en la NBA recién incorporada. Irreverente, como su baloncesto. Aunque los roles participativos en el baloncesto hayan cambiado mucho en los últimos años, sigue levantando ampollas ver al base siendo el máximo lanzador. Pero hay algo que no parece admitir debate: es el jugador del UCAM que rebosa mayor talento y anotación.

Booker anotó nueve triples en Manresa, a solo uno del récord del club -los diez de Dean en 2009-, pero también a uno del récord de triples intentados en un partido de la Liga Endesa -19-. Quien acuse de individualista al prestidigitador californiano encontró 'carnaza' el domingo. Pero si de 18 triples la mitad encontraron su destino, en la acusación está la excusa. Booker ha lanzado cuatro veces diez o más triples esta temporada, y solo en una no anotó al menos el 50%. Aquel día, igualmente, fue el máximo anotador del equipo con 18 puntos y lideró la victoria de los suyos ante el Barça (71-70).

Pero el talento siempre está bajo sospecha. Es curioso cómo cuesta habitualmente definir como jugadores de equipo a los máximos anotadores de los mismos. Pero Booker es el quinto máximo anotador de la Liga Endesa y el mejor de un equipo al que le han fallado muchas de las que deberían ser sus referencias ofensivas.

Sito Alonso lo tiene claro y le pide que sea agresivo. La bajada de prestaciones de unos y la falta de talento anotador de otros solo agudiza un sistema que se vuelve previsible en un jugador difícil de prever, valga la redundancia. El actual entrenador ha sido el cambio que tanto necesitaba Booker y así lo resumen los números: encesta 20,9 puntos por partido con Sito -Laprovittola, máximo anotador, promedia 16,9- frente a los 10,9 con Juárez. Pero también asiste más, con 4 asistencias frente a 1,6.

Urtasun abandona el club

Sorpresa a medias ayer por la tarde cuando el UCAM oficializó la salida de Álex Urtasun del club. El escolta, que hoy cumple 35 años, no estaba entrando en los planes de Sito Alonso y su salida de convocatoria para Manresa en favor de Edu Durán fue el detonante final para que ambas partes buscaran una solución para un jugador que se siente útil pero no quiere ser una distracción en este tramo final de temporada si no va a jugar. Muy respetado en el vestuario, su salida se ha dado de manera amistosa con la entidad.