Baloncesto | UCAM Murcia

Madurez psicológica a los 21 años

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA Murcia

Por nadie ha pasado que Emi Cate no es un chaval de 21 años al uso. Lo desprende dentro de la cancha y lo confirma en las distancias cortas, donde confiesa una importante atracción por la Piscología. Desde que llegó al Real Madrid con 14 años ha tenido claro que quiere ser profesional del baloncesto y que no hay que saltarse ningún paso. «En estos años me di cuenta de que la parte psicológica del deportista es muy importante, la mentalidad influye muchísimo en los partidos». Una inquietud autodidacta que asalta en quien tiene claro su objetivo. «Me dediqué por mi cuenta a buscar los conceptos más importantes en la psicología del deporte y así estar preparado para afrontar todo lo que pasa antes, durante y después de los partidos, porque también influye mucho nuestra vida personal y siempre hay que buscar el equilibrio».

Ahí la ciudad también parece jugar un papel fundamental. «Me encanta Murcia. Es una ciudad tranquila que ayuda mucho a crecer al deportista y a mí personalmente me viene muy bien». Habla con toda la naturalidad del mundo, pero no deja de sorprender lo bien amueblada que tiene la cabeza. Eso sí, no todo es baloncesto. «Me gusta mucho ir al cine y el otro día conocí Terra Natura, que me encantó».

 

Fotos

Vídeos