Masters 1.000 de Shanghái

Nadal será número uno el 4 de noviembre

Nadal celebra un punto durante la disputa de la Laver Cup. /Martial Trezzini (Efe)
Nadal celebra un punto durante la disputa de la Laver Cup. / Martial Trezzini (Efe)

El español subirá al primer cajón del tenis mundial cuando a Djokovic se le resten los puntos conseguidos el año pasado en el Masters 1.000 de París y en las Finales ATP

ENRIC GARDINERMADRID

Rafael Nadal será nuevo número uno del mundo el próximo 4 de noviembre. El español superará al serbio Novak Djokovic en la clasificación ATP gracias a la derrota del de Belgrado este viernes en los cuartos de final del Masters 1.000 de Shanghái. Djokovic defendía en tierras chinas el título conseguido el año pasado y el cetro mundial, pero su derrota ante el griego Stefanos Tsitsipas le hará dejar de ostentar este honor debido al peculiar sistema de restar los puntos que tiene el circuito.

La brecha entre ambos jugadores será este lunes de 220 puntos a favor de Djokovic. Sin embargo, el serbio defiende 600 puntos de la final el año pasado en el Masters 1.000 de París-Bercy y los 1.000 de la final en la Copa de Maestros. Estos 1.600 puntos los perderá el próximo 4 de noviembre, cuando los rankings se actualicen.

Aunque consiguiera el título en la capital parisina, sumaría solo 400 puntos más, insuficiente para mantenerse en lo más alto. Esto ocurre porque mientras que, normalmente, los puntos se restan el mismo lunes que comienza el torneo, para que los jugadores tengan la oportunidad de igualar el resultado conseguido el año pasado, en el caso de las Finales ATP (del 10 al 17 de noviembre), se quitan el primer lunes después de que acabe el último torneo, es decir, París (del 28 al 3 de noviembre). Por lo que Nadal el 4 de noviembre tendrá un mínimo de 9.225 puntos, mientras que Djokovic podría llegar a un máximo de 8.945.

Calendario favorable para el balear

La sangría de puntos apartará, pase lo que pase, a Djokovic del número uno y aupará a Nadal, que no defiende nada de aquí a final de año, ya que en 2018 no volvió a jugar después de su lesión de rodilla en el Abierto de los Estados Unidos.

El zurdo de Manacor retornará al número uno del mundo justo un año después de perderlo y podrá aumentar su cuenta de semanas en lo más alto hasta 198, como mínimo, lo que le situaría aún lejos de las 268 de Ivan Lendl, quinto en esta clasificación histórica.

Además, Nadal podría asegurarse permanecer en el número uno a final de año si consiguiera el título en París, algo que no ha logrado en seis participaciones (su mejor resultado es la final de 2007). Sería la quinta vez que finalizase el año como el mejor tenista del mundo, tras 2008, 2010, 2013 y 2017. De no sumar su primer entorchado en el último Masters 1.000 de la temporada, todo se decidiría en el pabellón O2 de Londres, un escenario parecido al de 2016, cuando Djokovic y Murray se disputaron el número uno en la final de la Copa de Maestros.

La única posibilidad para Djokovic de evitar que Nadal hubiera escalado al número uno hubiera sido participar en los ATP 500 de Basilea o Viena (del 21 al 27 de octubre), pero el serbio, que ya ganó hace una semana en Tokio, estará el 24 de octubre jugando una exhibición contra Nadal en Kazajistán.