Fútbol sala

Un partido duro, una jornada redonda

Los jugadores de ElPozo celebran el gol del empate logrado por Paradynski. / elpozo
Los jugadores de ElPozo celebran el gol del empate logrado por Paradynski. / elpozo

ElPozo supera al difícil Kairat kazajo y logra el pase a la segunda ronda de la Champions

ANDRÉS CREMADES

ElPozo Murcia ganó ayer y logró la clasificación para la siguiente ronda de la Champions, para la que ya ha solicitado ser sede. Así, fue un día redondo en esta primera fase que aún no ha concluido, ya que se cierra mañana en una jornada en la que ElPozo se medirá a los rusos del KRPF por el liderato del grupo. De ganar, el equipo murciano lograría que no acudiese a Murcia ningún primero, en caso de organizar esa segunda fase.

3 ELPOZO MURCIA

Espíndola, Matteus, Andresito, Felipe Valerio y Paradynski -equipo inicial-, Marc Tolrà, Alberto García, Pol Pacheco, Álex, Fernando y Darío.

2 KAIRAT ALMATY

Higuita, Edson, Diego Favero, Akbalikov y Douglas Nunes -equipo inicial-, Souza dos Santos, Nurgozhin, Rangel, Lennon, Tayebi y Orazov.

Árbitros:
Veljko Boškovic, de Montenegro; y Nicola Manzione, de Italia. Mostraron la tarjeta amarilla a Fernando y Marc Tolrà, de ElPozo; y a Souza dos Santos, Higuita, Edson y Tayebi, del Kairat.
Goles:
0-1. Minu 14: Douglas Nunes. 1-1. Min 14: Paradynski. 2-1. Min 22: Álex. 2-2. Min 30: Higuita. 3-2. Min 36: Felipe Valerio.
Incidencias:
Partido de la 2ª jornada de la fase inicial de la Liga de Campeones de fútbol sala en el grupo 4, que se disputó en el pabellón Pálffy István Rendezvenýcsarnok de la ciudad húngara de Berettyóujfalu, ante unos 500 espectadores.

Fue un encuentro muy igualado ante un equipo competitivo y muy duro. El choque lo había previsto Diego Giustozzi tal como fue, pero no había contado con un Higuita que fue el mejor de su equipo, al igual que Espíndola fue el mejor de los murcianos. Le tocó a ElPozo vestir completamente de rojo en la segunda jornada en un pabellón con la mitad del aforo ocupado. Desde el inicio se vio que el encuentro iba a ser muy igualado, a cara de perro ante un Kairat en el que se deja notar la influencia que ejercen todos sus brasileños. Giustozzi cambió el sistema respecto a la primera jornada y no adelantó tanto las líneas de presión. Esta vez no quería riesgos y sí control, por lo que su equipo dejaba al kazajo llegar hasta la mitad de la pista.

El Kairat buscaba que alguna de sus estrellas, como el iraní Tayebi o el brasileño Douglas Junior, pudiesen abrir la lata en una jugada de uno contra uno, pero ElPozo se mostró muy sensible a esta acción y las ayudas y solidaridad de los charcuteros se dejaron ver en cada jugada. Giustozzi, en su búsqueda de frescura y equilibrio, se fue a la tercera rotación a los siete minutos, y ElPozo empezó a gozar de sus primeras oportunidades a través de Andresito y Felipe Valerio.

El conjunto murciano se jugará mañana el liderato del grupo contra el campeón ruso

El encuentro era muy táctico, además de físico. El ciezano Álex ponía la intensidad, pero el ritmo era trepidante y el encuentro no estaba yendo bien para las condiciones de un Andresito con funciones muy diferentes a las habituales, ni para las de Matteus ante un equipo kazajo que apostó claramente por el desgaste de su rival.

El Kairat se adelantó en el marcador en el minuto catorce, cuando Douglas Junior soltó una 'bomba' con su derecha y batió a media altura a un sorprendido Espíndola, pero ElPozo reaccionó tan bien que solo trece segundos más tarde empató por medio de Paradynski.

Todo comenzaba de nuevo, pero el panorama no cambió. El choque era una partida de ajedrez entre dos equipos muy parecidos. El entrenador de los kazajos, Kaka, intentó castigar los fallos en las transiciones de ElPozo y buscó aprovechar el paso de los minutos, para que su juego físico le diera la posibilidad de ponerse por delante, algo que no se produjo, de tal forma que el encuentro llegó al descanso con el empate a uno en el marcador.

La segunda mitad era una incógnita con dos equipos que habían dado todo lo que tenían, ya que ambos se jugaban mucho: ElPozo necesitaba ganar para organizar la próxima fase en las mejores condiciones, mientras que el Kairat no quería perder, lo que lo obligaría a jugarse el todo por el todo con el equipo anfitrión en la última jornada.

Marca Álex

El Kairat Almaty cambió y buscó el triunfo con más decisión tras el descanso, pero fue ElPozo el que se puso por delante. Solo se llevaban dos minutos cuando Darío Gil sacó desde una banda, Fernan intentó cabecear y el balón llegó a Álex, quien engañó al portero con su disparo cercano. Con ElPozo por delante todo cambiaba. Kaka solicitó un tiempo muerto y comenzó a hacer incursiones en estático con Higuita. El meta las pedía todas y tenía permiso de su entrenador para jugársela en cada acción de ataque.

El club ha solicitado ser sede en la segunda fase, en la que espera evitar a los primeros clasificados

Los de Giustozzi, sin quererlo, dieron un paso atrás ante el empuje del rival, lo que provocó que el Kairat dominase. Además, los kazajos endurecieron su juego. Pronto llegaron a las cuatro tarjetas y no se cortaban a la hora de emplearse al límite de la legalidad para parar a los de ElPozo. Higuita, la estrella, capitán y mejor jugador kazajo, logró el gol del empate en el minuto treinta. Su peligro, que había quedado patente durante todo el encuentro, se plasmó en gol en el minuto treinta.

Era el 2-2, un resultado que hacía que todo comenzase de nuevo, aunque el encuentro ya no iba a ser igual, porque los dos equipos empezaban a notar el cansancio. Así, el choque bajó su ritmo en un duelo en el que ninguno quería perder, aunque los dos necesitaban ganar para cumplir sus objetivos, y el que se vio otra vez por delante fue ElPozo tras una pared en el treinta y seis en la que Felipe Valerio dio la pelota a Paradynski, quien se la devolvió en carrera a su compatriota para que este, por bajo, marcase ante un desesperado Higuita.

ElPozo respiraba aliviado, aunque con el gol volvió a meterse atrás. Ya hasta el final el duelo fue un monólogo del equipo kazajo, con Higuita como portero-jugador. El Almaty buscó el disparo de media distancia de Douglas Junior, que cada vez que armaba su pierna izquierda creaba mucho peligro, pero la defensa y un Espíndola de sobresaliente hicieron que los rojillos sumasen su segunda victoria y se asegurasen el pase a la segunda fase.