Llega el duelo «más importante»

Xuxa, en primer término, durante el entrenamiento de ayer en el Palacio. / javier carrión / agm
Xuxa, en primer término, durante el entrenamiento de ayer en el Palacio. / javier carrión / agm

ElPozo recibe al Aspil navarro con la necesidad acuciante de ganar para forzar el tercer encuentro

ANDRÉS CREMADESMURCIA

ElPozo Murcia afronta este fin de semana una situación límite. Con el primer partido perdido en Tudela 3-2, a los de Diego Giustozzi solo les vale ganar hoy al Aspil y volver a citarse con los navarros mañana en el Palacio. La presión es máxima, porque a nadie se le pasa por la cabeza caer eliminado en cuartos. No hay tiempo para recuperar, ni margen de error. Solo vale vencer en una eliminatoria que es al mejor de tres encuentros, por lo que ElPozo espera que el Palacio viva una de esas grandes jornadas, con un ambiente especial que empuje al equipo y lo lleve a semifinales entre hoy y mañana.

Los de Giustozzi cayeron en el primer partido de cuartos y estarán fuera si pierden; si vencen, jugarán el choque decisivo mañana en Murcia

Es una semana especial y por eso ElPozo se concentró ayer a media tarde. No hay percances de última hora y los catorce jugadores podrán estar a las órdenes de Diego Giustozzi, al que la presión le gusta, pero no le obsesiona. «Vinimos para esto, tener presión la tienen todos los equipos que se juegan algo; si no tienes presión, malo, es que no te juegas nada». El técnico argentino quiso dejar claro que «es el partido más importante, porque si perdemos no tendremos revancha. Es un momento límite y tengo ganas de ver cómo responderemos», para terminar diciendo que «espero que esto no termine ni el sábado ni el domingo».

La eliminatoria de cuartos

Primer partido
Aspil, 3-ElPozo, 2.
Segundo
Hoy.
Tercero
Mañana (20.00h) en el Palacio, siempre que ElPozo gane hoy.
Entradas
Precio único de 5 euros a partir de 8 años, tanto hoy como mañana, si hubiera partido. Abonados y niños no pagan.

Llamada a la afición

Todos los jugadores tienen marcado este choque como el más importante. Andresito, que poco a poco se está convirtiendo en ídolo de la afición rojilla, es clarísimo: «Se avecina la batalla, una batalla que no vamos a perder», ha dicho, mostrándose seguro de pasar: «Vamos todos juntos y esperamos a nuestra afición, que es esencial para nosotros». Miguelín también ha sido claro: «Toca ganar e ilusionar y volver el domingo de nuevo con toda la ilusión». El capitán sabe lo importante que es el partido y también piensa que «no podemos terminar la liga en cuartos. Nos esperan grandes momentos». Otro de los capitanes y figura de los murcianos es el ciezano Álex, que solo piensa en ganar y congraciarse con una afición un tanto decepcionada: «Vamos a dejarnos todo en la pista», ha dicho. El ala murciano, que es la imagen del cartel que el club ha sacado para el partido con la frase 'Contigo a semifinales', ha añadido: «Este año queremos más y hemos luchado para ello, para estar con nuestra afición en los momentos importantes».

Por su parte, el Aspil Vidal Ribera llega al Palacio con el objetivo de cerrar la eliminatoria por la vía rápida y hacer historia. Nunca antes el equipo tudelano ha conseguido la clasificación para las semifinales del 'playoff' por el título. De ganar uno de los dos posibles duelos en Murcia, los de Pato certificarían su presencia en la siguiente ronda. El equipo viajó ayer hasta Murcia para poder descansar anoche en la capital del Segura y estar en plenas condiciones para este encuentro.

Álex: «Vamos a dejarnos todo en la pista, hemos luchado para estar con nuestra afición en los momentos importantes»

Desde Tudela viven el choque como una final. «Lo más difícil lo hicimos al ganar el primer partido, la presión ahora la tienen ellos», ha asegurado Pato, que sabe que el encuentro se juega dentro y fuera de la pista: «Si conseguimos que avancen los minutos sin que se coloquen por delante, se pondrán nerviosos y eso a nosotros nos vendrá de fábula». Los navarros hacen cábalas y piensan que todo puede pasar. David García, uno de sus jugadores principales, murciano y con pasado en ElPozo, también sabe que «nos tienen muchas ganas, pero nosotros tenemos personalidad y vamos a Murcia a pasar la eliminatoria». El cierre y capitán del Ribera Navarra ha dicho que «siempre es bonito volver a tu tierra, pero quiero a toda costa el pase a semifinales».

Este será el segundo encuentro entre ambas escuadras en 'playoff', ya que ElPozo Murcia y el Aspil Vidal Ribera Navarra se han enfrentado en 16 ocasiones, pero siempre en la liga regular. De estos choques, ocho se han disputado en Murcia con 7 victorias para el conjunto murciano y 1 empate. En la actual campaña, en el partido de la primera vuelta ElPozo ganó 5-0 en el Palacio, mientras que en Tudela el choque concluyó en tablas (3-3). Y en el primer encuentro de la actual serie de cuartos los de Pato ganaron 3-2.

«Es bonito volver a tu tierra, pero quiero pasar a toda costa», dice David García, el jugador murciano del Aspil

ElPozo se ha movilizado en todo. El club ha vivido una semana de locura. La Liga ha puesto tantas medidas al club que apenas le ha dejado margen para hacer muchos movimientos en los aledaños de cara a animar el choque, como la entidad ha hecho en otras ocasiones antes de los partidos importantes. Sí que ha podido preparar cerca de ocho mil banderines con su escudo, para dar colorido a las gradas. Todas las bases están invitadas a el encuentro, además de los equipos que tienen vinculación directa con el club.

Un guiño a la grada

Desde ElPozo se ha querido hacer un guiño a los incondicionales del club y la entrada única será de cinco euros, mientras que los abonados no pagan y los niños tampoco, haciendo un esfuerzo para que el ambiente sea lo más cálido posible. Además, está la llamada entrada universitaria, que costará 3 euros para los estudiantes de la Universidad de Murcia y de la UCAM que presenten el carné. ElPozo entregará en los prolegómenos del encuentro una placa conmemorativa y una camiseta a Antonio Saura, presidente del Murcia Club de Tenis, por su centenario recién cumplido.