Fútbol Sala

Dos latigazos de ElPozo acaban con el Jimbee

Miguelín defiende a Juanpi, exjugador de ElPozo, en una acción del derbi disputado ayer en el Palacio. / javier carrión / agm
Miguelín defiende a Juanpi, exjugador de ElPozo, en una acción del derbi disputado ayer en el Palacio. / javier carrión / agm

Los cartageneros no vieron recompensado su mejor juego en el Palacio, donde los de Giustozzi mostraron más pegada y brío para decantar el encuentro y seguir pegados a la cima

ANDRÉS CREMADES

ElPozo ganó el derbi más igualado de los últimos años y no por mostrar un mejor juego, sino por exhibir más oficio. El encuentro fue intenso y el Jimbee llegó a mostrarse superior en algunas fases, pero el conjunto de Giustozzi sabe nadar y guardar la ropa. Ganó, pero sigue teniendo asignaturas pendientes, con lagunas en la finalización y en defensa. Si ayer no hubiera estado en la portería el internacional Fabio es muy posible que el partido hubiese terminado de otra manera. Sobre todo por lo ocurrido en la segunda mitad, cuando el Jimbee perdió el miedo a ElPozo y se olvidó de las posiciones que ocupan ambos en la tabla. Puso todo para empatar, con más ambición, ganas y ocasiones. Solo Fabio y la falta de definición de Eka y Mellado posibilitaron que el equipo de Murcia terminase con los tres puntos.

2 ELPOZO

Fabio, Fer Drasler, Fernan, Andresito y Álex. También jugaron Matteus, Pito, Xuxa, Miguelín, Darío y Álex García.

1 JIMBEE

Marcao, Jesús, Raúl Canto, Juanpi e Ique. También jugaron Eka, Bateria, Fernández, Mellado y Rahali.

Árbitros:
Carrillo Arroyo y Cordero Gallardo (Colegio Andaluz). Bien en un partido muy complicado.
Goles:
1-0, minuto 5, Xuxa. 2-0, minuto 32, Fernan. 2-1, minuto 40, Bateria.
Incidencias:
Partido correspondiente a la jornada 13ª de Primera División de fútbol sala, disputado en el Palacio de los Deportes ante 4.000 espectadores.

El Jimbee Cartagena demostró que tiene fútbol sala para salir de su posición tan precaria, aunque mandan los goles y en esa faceta es donde el Jimbee tiene su asignatura pendiente. ElPozo, además, sacó en este encuentro el carácter que le faltó en Jaén y, mostrando garra en los momentos importantes, fue como pudo superar la presión.

Giustozzi sorprendió con su quinteto inicial al dejar a tres titulares en el banquillo; Brocanelo decidió hacer lo mismo y Batería y Eka arrancaron sentados. ElPozo salió a mandar, tenía el cuero y veía enfrente a un Jimbee que, de inicio, estaba a la espera en lugar de intentar sorprender. Los primeros minutos mostraron el nerviosismo de Marcao y, sobre todo, el problema del Jimbee a la hora de finalizar jugadas.

A los cuatro minutos de partido comenzaron las rotaciones, con tres de golpe del Jimbee, en el que entraron Fernández, Batería y Eka; ElPozo respondió con todo, pues Matteus, Pito, Miguelín y Xuxa debutaban en el partido. De esta forma, los de Giustozzi metieron una marcha más. Así, los amagos de Pito, la contundencia de Matteus y la defensa un tanto floja de Eka y Batería dieron lugar al primer tanto. El cuero llegó a Pito, quien amagó con irse, dejándoselo a Xuxa que, libre de marca, anotó por la escuadra.

Un paso adelante

El gol cambió el guion, obligando a Brocanelo a variar su sistema, pues, si seguía aguantando, el partido se le iba a escapar. ElPozo comenzó a ser solidario en las marcas, pero el choque se igualó, ya que el Jimbee dio un paso adelante y la presión se le empezó a atragantar a un equipo local que no conseguía desarticular la telaraña que los visitantes habían trazado.

ElPozo podía matar al Jimbee en alguna contra, pero los de Cartagena lo habían parado en seco. Así, los últimos minutos de la primera entrega fueron del conjunto de Brocanelo. Giustozzi paró el partido, pero no logró imponer su juego, demasiado impreciso en el pase y sin desborde arriba. En los últimos minutos del primer capítulo ElPozo defendió el resultado ante un Jimbee con un problema notable en la materialización.

El Jimbee Cartagena comenzó la segunda entrega dejando el miedo, la timidez y el respeto en el vestuario. Así, un equipo mas orgulloso se fue a buscar a ElPozo, jugándole de tú a tú y atreviéndose por momentos a presionarle en toda la pista. Los de Giustozzi pudieron aniquilar el partido, pues primero Fernan disparó solo ante Marcao y después Xuxa remató hasta en dos ocasiones y no consiguió llevar el tanto al marcador. Batería se erigió entonces en el actor principal, pero a la hora del remate no estaba acertado. Después hubo ocasiones para Fernández y Raúl Canto. A esas alturas ElPozo solo se sostenía por el marcador, que increíblemente seguía reflejando ese 1-0 en lugar de un empate.

El Jimbee se merecía el tanto. Lo estaba persiguiendo e Ique mostraba buenas maneras pero muy mala finalización, y es que el pívot que en su momento fue jugador de ElPozo estaba poniendo contra las cuerdas tanto a Matteus como a Fer Drasler, que no conseguían pararlo cuando recibía de espaldas. El que si lo conseguía era Fabio, que le paró hasta dos disparos dentro del área. El encuentro avanzaba con la incertidumbre del resultado. El Jimbee presionaba y rozaba la falta en todas las acciones, mientras que Giustozzi pedía intensidad a sus jugadores, porque quería tener más el cuero y esto no sucedía.

Pero el fútbol sala tiene una máxima y es que, cuando perdonas tanto, cuando no eres capaz de materializar ninguna ocasión de veinte, te puede pasar que el rival te marque y esto sucedió en el minuto treinta y dos. Matteus combinó con Xuxa, el cierre internacional brasileño amagó el disparo y asistió al granadino Fernan que, por bajo, logró el 2-0.

Tensión Giustozzi-Andresito

No le quedaba otra al Jimbee Cartagena que sacar el portero-jugador y esto lo hizo con Jesús ocupando esa posición. La tensión, pese al resultado, se palpaba, de hecho Giustozzi y el cordobés Andresito se las tuvieron tiesas por una decisión que el técnico argentino entendió que el ala andaluz había hecho mal. Y es que el partido fue un monólogo del Jimbee en los últimos minutos, pero Eka, Batería y Mellado se toparon con Fabio. El madrileño mostró el por qué de su llamada con la selección. A falta de 1:38 Fabio paró un doble penalti a Batería, convirtiéndose con mucha diferencia en el mejor jugador del partido.

Giustozzi siguió reclamando intensidad, no veía a sus jugadores muy metidos y, además, desaprovechaban todos los balones que robaban. Tanto fue el cántaro a la fuente que Bateria, cuando solo faltaban ocho segundos para el final, batió a Fabio con un disparo sutil a media altura, pero el partido ya no dio para más y el derbi acabó con triunfo de ElPozo.

Palco a tope; gradas, no tanto

Faltaba más de una hora para que el partido comenzase y en los aledaños del Palacio ya se palpaba que no era un choque cualquiera, con aficionados llegados desde Cartagena y los primeros incondicionales de ElPozo, que también se dejaban ver por las inmediaciones y las taquillas que, en esta ocasión, se habían abierto cuarenta minutos antes de lo habitual.

En el palco del Palacio también se notó que el derbi no era un choque más, pues la segunda fila, que normalmente ocupan invitados y cargos políticos, se trasladaba a la tercera, pues las dos primeras estaban ocupadas por los presidentes de ambos equipos, los dueños de ElPozo y el Jimbee, que había viajado con la directiva al completo.

Los aficionados seguían entrando, aunque las previsiones de llegar hasta los seis mil aficionados no se cumplieron. Los 4.000 finales suponen la segunda entrada más importante de la temporada, con unos 400 llegados desde la ciudad de Cartagena.

 

Fotos

Vídeos