Las estrellas, sin luz en Tudela

Fer Drasler presiona a Lucas en una jugada del encuentro de ayer. / elpozo
Fer Drasler presiona a Lucas en una jugada del encuentro de ayer. / elpozo

Los pesos pesados de ElPozo no aparecen y el equipo se la jugará en el Palacio

ANDRÉS CREMADES

ElPozo Murcia empezó ayer con mal pie, tras caer en el primer partido de los cuartos de final, lo que obliga a los de Diego Giustozzi a ganar los dos encuentros que se tienen que jugar en Murcia, siempre y cuando ElPozo venza en el primero, el sábado, porque si no, quedará fuera a las primeras de cambio. Ayer los de Murcia fueron inferiores en lo físico. Giustozzi no encontró la solución para dominar el choque y el Aspil se mostró superior y consiguió ponerse con un claro 3-1. Solo cuando el equipo murciano jugó con Miguelín con portero-jugador, se acercó. Al final, derrota en un encuentro que no resolvió las dudas que el equipo murciano había generado en el último mes de competición. Pito no apareció, Miguelín tendrá que mirarse las zapatillas pues se resbaló en varias ocasiones y no se entendió la poca presencia de jugadores como Fer Drasler y Xuxa, que llevan casi veinte días sin competir. Toca llamar a filas a todos y resolver en Murcia lo que han comenzado perdiendo en Tudela.

3 ASPIL VIDAL

2 ELPOZO

Aspil Vidal Ribera Navarra
Gus, David, Sepe, Javi Mínguez, Sergio González -cinco inicial-, Tripodi, David Pazos, Lemine, Ferran Plana y Lucas.
ElPozo Murcia:
Fede, Xuxa, Matteus, Miguelín, Álex Yepes -cinco inicial-, Fer Drasler, Fernando, Valerio, Álex García, Andresito y Pito.
Goles:
1-0, minuto 19: Sergio González.; 2-0, minuto 20: Lucas. 2-1, minuto 23: Miguelín, de penalti. 3-1, minuto 31: Ferran Plana. 3-2, minuto 40: Álex Yepes.
Árbitros:
Bustos Caparrós y Ramos Martín (comité andaluz). Amarilla a Matteus.
Incidencias:
Primer partido de los cuartos de final por el título de la Liga, disputado en el Polideportivo Ciudad de Tudela ante unos 1.000 espectadores.
Levante, 5 - Barcelona, 3
ElPozo
Aspil Vidal, 3 -
Jaén, 6 - CA Osasuna, 3
Palma Futsal, 2- Movistar, 1

Mucho miedo en el inicio del encuentro por parte de los dos equipos. El Aspil especulaba con el cuero, Pato no quería pérdidas absurdas y la misión era clara: terminar todas las jugadas. Como ElPozo no dejaba jugar al equipo local, el juego era impreciso en sus inicios.

PARTIDOS DE IDA

Cuartos de final (al mejor de tres)

El equipo murciano fue haciéndose con el control, comenzó a tener más el balón, aunque las ocasiones claras no llegaban, con tiros lejanos e intentos infructuosos de llegar a las inmediaciones de un Gus muy seguro. El juego era intenso, y primaba más no encajar que atacar. Los cambios de cuatro en cuatro de ambos equipos buscaban sobre todo que la intensidad y la viveza en el juego no decayesen. ElPozo tenía el balón, controlaba y disparaba, pero no fue hasta el minuto once cuando verdaderamente creó peligro. Sería el internacional brasileño Pito el que, solo ante Gus, disparase fuerte, pero desviado.

El encuentro no era vistoso, no se veían grandes alardes por partes de ninguno, y se buscaba más anular al rival que crear para el juego propio. Miguelín comenzó a probarse desde lejos, pero lejos de acertar más bien resbalaba. Esto también le pasaba a Pito, y optaron ambos por cambiar las zapatillas.

Los minutos se consumían y se llegó a los últimos dos de la primera entrega, que fue cuando el encuentro se convirtió en un auténtico correcalles. Un ir y venir en el que los de Pato estuvieron mas listos y más acertados. El 1-0 lo logró Sergio González en una perfecta asistencia de David. El murciano le filtró el pase entre dos contrarios, para que el primero marcase. ElPozo se fue a por el empate y puso el partido loco. Fernán disparó a bocajarro y se encontró con el larguero con Gus ya batido. En esa locura se llegó a los últimos trece segundos, en los que Sepe dio un pase al segundo palo y Lucas, libre de marca, mandó el balón al fondo de las mallas para terminar los primeros veinte minutos con un claro 2-0.

ElPozo quiso cambiar el signo del partido nada más iniciar el segundo capitulo y fue a buscar al Ribera Navarra a su campo. La presión no sentó nada bien a los de Tudela, que tenían problemas para sacar el cuero en condiciones y les costaba dar más de dos pases consecutivos. Esto hizo que los charcuteros tuviesen el control y más posesión. En el minuto 23 llegó el 2-1, tras un penalti claro de Gus a Fernán que aprovechó Miguelín.

Entran los jóvenes

Lejos de sentarle bien este gol al equipo murciano, fue el Aspil Vidal el que se hizo con el control y puso una velocidad más que los de Giustozzi. Un técnico, el argentino, que comenzó a dar minutos a los más jóvenes del equipo, como Darío y Álex García, ya que los Pito, Miguelín y Álex no estaban dando lo que se esperaba de ellos. Conforme pasaban los minutos era el tercero de los de Pato el tanto que se veía más cerca. David Pazos se encontró con el larguero en un disparo desde la frontal del área, después fue el canario Lucas el que se probó desde unos doce metros.

El tercer tanto del Aspil llegó en el minuto treinta y uno. Sepe presionó a Álex García y le robó el balón, y su pase a Ferran Planas lo convirtió el ala navarro en el 3-1. El encuentro se volvía loco. Pato lo había llevado donde quería, y de esto se dio cuenta el argentino Diego Giustozzi, que paró el choque y pidió a sus jugadores tranquilidad. No quería locuras ni intentos atolondrados de sus jugadores para resolver individualmente el duelo.

A falta de 4:30 para terminar el partido, ElPozo Murcia sacó a Miguelín como portero-jugador y Álex, cuarenta segundos después, envió un punterazo que batía a un Gus desesperado. Fue lo mejor del equipo murciano, que envió el cuero al palo a falta de cinco segundos para el final, pero no dio tiempo para más. ElPozo cae en el primer partido y se la jugará en el Palacio de los Deportes, donde no hay margen de error: solo vale ganar.