Álex Yepes: «Este equipo ya no es el tercero, puede ser el primero sin problemas»

Álex Yepes, en el Palacio de los Deportes, el pasado miércoles. / nacho garcía / agm
Álex Yepes, en el Palacio de los Deportes, el pasado miércoles. / nacho garcía / agm

«Mi ilusión, lo digo claro, es retirarme en este club, que es mi vida», asegura el ciezano, convertido en el alma de la plantilla

ANDRÉS CREMADESMURCIA

Álex Yepes Balsalobre, conocido como El Diablo de Cieza, ya tiene treinta años, pero parece que fue ayer cuando llegó a ElPozo Ciudad de Murcia, por el año 2009, para comenzar a escribir la leyenda del mejor jugador murciano que ha habido en el fútbol sala. No es el epílogo de una carrera que se termina, sino todo lo contrario. Álex comienza ahora otra etapa, quizás la más importante de su carrera, convertido en el líder natural de su equipo, siendo ya capitán cuando Miguelín, «mi hermano», como a él le gusta llamarlo, no está en pista. Es un jugador diferente en un equipo que este año es candidato a todo. Llega el momento de Álex y eso quiere decir que llega el momento de ElPozo.

-¿Dónde ha estado este verano?

-Me he perdido unos días por Ibiza con mi novia y después me operé de la rodilla para estar preparado para la pretemporada. Un veranito suave, muy suave.

«No me siento a la mesa de Ricardinho y Ferrao, pero cuando salgo con esta camiseta intento dejarlos sin comida»

-¿Cómo ha ido la operación?

-Muy bien, ya estamos haciendo trabajo para ir poco a poco potenciando la rodilla. Estoy contento porque necesitaba tenerla al cien por cien para esta temporada.

-Comienzan muy pronto este año.

-Este año es especial, disputamos muchas competiciones y de aquí a poco ya tenemos la Intercontinental y la final de la Supercopa. Necesitábamos empezar lo antes posible.

-El equipo ha cambiado y mucho.

-Ha cambiado en todos los aspectos, cogemos veteranía y adquirimos cosas importantes para el juego con los recién llegados. No es que no las tuviéramos antes, pero es verdad que vamos a tener rotaciones fuertes y garantizamos una rutina alta en el juego de presión, al haber un grupo más compacto.

-¿Le quedó un mal sabor de boca de la temporada pasada al no conseguir nada?

-Estáis muy confundidos. Hemos conseguido autoestima, que es importante, y hemos puesto al club en la Champions, que también es importante. Y lo más importante es que ElPozo ya no es el tercero, puede ser el primero sin problemas. En la final fuimos mejores que el Barça, que solo tuvo más finalización.

«Mi madre siempre me dice: 'Hijo, no te preocupes por lo que hablen de ti, lo que importa es que hablen'; no voy a cambiar mi carácter»

-Fue increíble lo de la grada.

-Lo comentábamos entre los compañeros. Cuando nos dijeron que había gente que no había podido entrar, nos dimos cuenta de lo que había generado el equipo. Todavía se me pone la piel de gallina.

-¿Qué competición de las seis supone el sueño de Álex?

-Quizás por tener la Liga, para mí ser campeones de Europa sería lo máximo.

-Se ha convertido en el jugador franquicia del equipo, ¿se sienta Álex a la misma mesa que Ricardinho y Ferrao?

-No me puedo comparar con ellos, Ricardinho ha sido nominado seis veces a mejor jugador del mundo y Ferrao es un monstruo. Eso sí, yo cuando salgo a la pista con la camiseta de ElPozo, no es que me siente a comer en su mesa, es que intento dejarlos sin comida. En la pista me da igual al que tenga enfrente.

-Es un jugador que no pasa desapercibido, ni fuera ni dentro.

-Mi madre siempre me dice: 'Hijo, no te preocupes por lo que hablen de ti, lo importante es que hablen y digan cosas', y la verdad es que lo noto cuando jugamos fuera. La afición la toma conmigo, pero yo no voy a cambiar mi carácter, me vale que mi gente en el Palacio me quiera y eso sí lo tengo.

-Le hemos visto cambiar a lo largo de estos años. Antes era más huraño, menos comunicativo, y ahora se le ve de otra manera.

-La edad te va dando diferentes visiones de la realidad. Cuando eres joven aguantas menos, comprendes menos las cosas. Ahora es verdad que con la capitanía del equipo, me siento más importante. Además, me gusta más el trato con los míos, me gusta darle más visibilidad al Álex jugador y al Álex persona.

-Al final de la temporada se le acaba el contrato, ¿qué va a pasar?

-Es verdad que esta temporada es la de la finalización del contrato, aunque ElPozo tiene la opción de poder renovarme otra. De todas formas yo estoy abierto a lo que me diga el club, no quiero irme a otro lado, estoy ya once temporadas aquí y me siento importante. Mi familia está a gusto y seguro que llegaremos a un acuerdo porque ElPozo es mi vida.

-Pero, si no renueva, ¿saldría al extranjero o se quedaría en la Liga?

-Siempre me han llegado ofertas y eso me agrada, pero cuando estás tanto tiempo en un club que te ha tratado bien y eres de aquí y la gente te muestra un cariño especial, digo y mantengo que yo no me veo jugando para otro club que no sea ElPozo. Mi ilusión, lo digo claro y sin cortapisas, es retirarme en este club.

Sobre Giustozzi

-Han comenzado esta semana los entrenamientos, ¿qué le ha prometido Álex a Giustozzi?

-Lo que le prometí a Duda o lo que le dije al míster el año pasado cuando llegó: dejarme el alma por el equipo. Él sabe que yo no voy con medias tintas. Somos muy parecidos y por eso tenemos nuestros encuentros, pero siempre por el bien del equipo. Diego es algo que necesitaba el equipo y estoy al cien por cien con él.

-También el Jimbee Cartagena está armando un buen equipo, ¿veremos derbis fuertes este año?

-Es verdad que están haciendo una gran plantilla, es lo que se ve desde fuera. Tengo muchos amigos allí y será especial y bonito volver a disfrutar de esos partidos que son tan importantes para la afición, aunque al final valen los mismos puntos que si te enfrentas al Levante, pero sí que se viven unas semanas muy interesantes antes de jugarlos.

-Y de los demás, ¿qué me dice?

-La Liga cada vez es más fuerte, con menos diferencias, y es verdad que los presupuestos importantes los tienen unos, pero la gente está trabajando muy bien. El Palma, Osasuna y Jaén se han hecho con buenos jugadores; además, cada vez los equipos están todos más igualados en lo físico, lo que hace que las diferencias sean más individuales que de colectivo.

-Once años en Murcia, ¿pero Álex sigue viviendo en Cieza?

-Es mi ciudad, donde nací y donde tengo a mi familia. Cieza es mi vida y, además, venir a Murcia es un paseo. Lo cierto es que en eso también tengo mucha suerte.

-Aunque no lo digan con claridad, ¿al Barça le tienen especiales ganas?

-Como he comentado, al Barça le hemos ganado este año, hemos sido superiores en muchos momentos, aunque ellos también son un gran equipo. Este año lucharemos por volver a competir contra ellos y, por supuesto, vamos a querer ganarles siempre. Ya tenemos a Leo aquí con nosotros, que nos dirá las claves [risas]. Esa espinita que tenemos con ellos vamos a ver si la sacamos.