Victoria, a la espera del buen juego

Los jugadores de ElPozo celebran un gol. /Edu Botella / AGM
Los jugadores de ElPozo celebran un gol. / Edu Botella / AGM

ElPozo toma aire con su primer triunfo ante un Jaén que le hizo sufrir

ANDRÉS CREMADESMurcia

Lo importante era ganar, vencer para sofocar nervios y despejar dudas. Y ElPozo lo hizo en un encuentro en el que se fue adecuando a las situaciones que le proponía el encuentro, y en el que se mostró algo atenazado y con falta de chispa. El resultado tan apretado y el hecho de que el equipo de Dani Rodríguez se volcara, llevó el desasosiego a la grada, pero Espíndola dejó claro que ElPozo ha acertado con su fichaje. Al final los de Giustozzi lograron sumar los tres puntos y ganan tranquilidad, a la espera de que el técnico termine de encajar las piezas y dé equilibrio a un equipo al que todavía le falta mucho para ir a toda máquina.

2 ElPozo

Espíndola, Matteus, Darío, Fernando y Paradynski -equipo inicial-, Alberto García, Andresito, Leo Santana, Marc Tolrà, Felipe Valerio y Álex.

1 Jaén Paraíso Interior

Fabio, Mauricio, Alan Brandi, Maico y Carlitos -equipo inicial-, Piqueras, Campoy, Fran Peña, Míchel, Chano y Dani Martín.

GOLES.
Paradynski. 2-0. Min 36: Alberto García. 2-1. Min 37: Carlitos.
ÁRBITROS.
Aitor Felipe Madorrán, del comité vasco; y David Urdanoz Apezteguía, del comité navarro. Mostraron la tarjeta amarilla a los locales Darío, Leo Santana, Fernando y Paradynski y a los visitantes Piqueras y Mauricio.
INCIDENCIAS.
Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga en la Primera División de fútbol sala que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante unos 2.000 espectadores.

Mejor no pudo comenzar ElPozo Murcia. Con apenas veinticinco segundos disputados, Paradinski marcó a placer. El encuentro se vestía de color rojo nada más comenzar y, además, se vislumbraba en los discípulos de Diego Giustozzi ganas de agradar a su parroquia. Un Giustozzi que sacó un quinteto inédito, apostando claramente por la fuerza de la cantera.

Al Jaén le costó entrar, mas frío de la cuenta y con una circulación muy lenta, lo que hizo que la zaga local no tuviese muchos problemas a la hora de defender. Las rotaciones de cuatro en cuatro en ambos equipos tardaron poco en sucederse. Es en los cambios cuando el equipo de Murcia nota más la diferencia respecto a la temporada anterior, por su mayor fondo de armario. Álex, Marc Tolrá, Andresito y Leo Santana daban equilibrio al equipo.

Lucha Piqueras-Álex

La primera parte comenzaba a consumir tiempo y el encuentro se metió en un paréntesis un tanto anodino, ya que apenas había ocasiones y todo eran transiciones rápidas, con muchos errores en las entregas. Piqueras y Álex se las tenían tiesas. El molinense no regalaba nada al de Cieza y, además, en una entrada fuerte del cierre del Jaén, el Diablo tuvo que ser retirado doliéndose del hombro. El ambiente en el Palacio estaba como el encuentro, frío y sin mordiente. Los dos equipos parecían jugar más un partido de pretemporada que el segundo encuentro de la Liga, los cambios eran muy seguidos. Tanto Dani Rodríguez como Giustozzi querían mantener la intensidad y se sacrificaba el espectáculo por la sobriedad táctica y física.

Ninguno de los dos cambió su forma de actuar en la segunda parte. Giustozzi fue fiel a su filosofía de disciplina espartana y sacó el mismo quinteto que al inicio del encuentro. ElPozo pudo matar el encuentro cuando primero Fernando y luego Álex mandaron el balón al poste. Dani Rodríguez cambió el sistema, llevando la presión a mitad de la pista, lo que le dio resultados. El Jaén avisaba y su juego era más rápido, encontrándose con Espíndola en varias ocasiones.

Giustozzi paró entonces el partido, corrigió cosas y pidió encarecidamente a los suyos que terminasen las jugadas. El Jaén estaba creando mucho peligro con robos en las salidas. Por eso ElPozo jugaba con dos cierres, Matteus y Marc Tolrá, buscando firmeza y que el Jaén no tuviese tanta facilidad para llegar. El Jaén estaba jugando al límite y eso le pasó factura cuando Alberto García golpeó el balón desde su campo marcando a puerta vacía.

Sin embargo, el Jaén no desistió, no le quedaba tampoco otra, y ElPozo bajó un tanto la intensidad. En los últimos minutos Espíndola hizo tres paradas antológicas. No pudo evitar el gol de Carlitos, pero sí el empate del Jaén. Al final, primer triunfo del año e inyección de tranquilidad en un Palacio con poca gente.