Fútbol sala | 'Playoff' título

ElPozo se deja la piel, gana y fuerza el tercer partido

Los jugadores de ElPozo tras el final del partido./Alfonso Durán / AGM
Los jugadores de ElPozo tras el final del partido. / Alfonso Durán / AGM

El conjunto de Giustozzi, que no dio opción desde el inicio al Aspil Vidal de Pato, deberá sentenciar hoy la eliminatoria para estar en las semifinales de la Liga

ANDRÉS CREMADESMurcia

Habrá tercer partido y se jugará hoy en el Palacio. La cancha murciana tendrá que rugir como antes, como cuando el equipo ganaba títulos, para que el conjunto de la familia Fuertes selle el pase a las semifinales de la Liga, una obligación para uno de los grandes de la competición. ElPozo jugó mejor que un Aspil Vidal Ribera Navarra que no se esperaba lo que encontró en la cancha murciana, un conjunto aguerrido y firme que ganó y convenció a sus aficionados.

3 ElPozo Murcia Fútbol Sala

Fede, Darío, Miguelín, Alberto García y Álex -cinco inicial-, Matteus, Andresito, Fernan, Pito, Álex García, Fernando Drasler, Xuxa y Felipe Valério.

0 Aspil Vidal Ribera Navarra

Gus, David García, Sepe, Javi Mínguez y Sergio González -cinco inicial-, David Pazos, Lucas Trípodi, Lemine, Ferrán Plana y Lucas.

Goles:
1-0. Minuto 7: Álex. 2-0. Minuto 18: Pito. 3-0. Minuto 25: Pito.
Árbitros:
Iván Cordero Gallardo y Pedro Antonio Carrillo Arroyo, de Cádiz. Mostraron la tarjeta amarilla al local Matteus y a los visitantes Lucas Trípodi, David García y Sepe.
Incidencias:
Segundo partido de los cuartos de final de la Liga en la Primera División de fútbol sala que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante unos 3.000 espectadores.

Giustozzi sacó de inicio a dos canteranos de la nueva hornada, como son Alberto García y Darío Gil, y mostró desde el pitido inicial en lo que iba a convertir el encuentro: presión en toda la pista, solidaridad en en el trabajo colectivo en toda la cancha y perfección en la ejecución, intentando que esa presión diera sus frutos en forma de goles. Estos fueron cayendo, y todos con un guion parecido: robo y gol. Así fue como Álex inauguró el electrónico. El jugador ciezano, muy motivado, fue el jugador franquicia del equipo más obligado en la cita de ayer.

Pito, que está jugando sus últimos partidos como jugador de ElPozo, demostró en la pista azul de la Liga que es un jugador incombustible. Suyos fueron dos tantos, ambos muy parecidos, marcados con el tesón, la confianza y la buena finalización que tiene el astro brasileño. Giustozzi ganó una partida de ajedrez, esa en la que Pato solo quería que el reloj jugase a su favor y en donde el argentino dibujó una presión a la que contribuyó Fede, que poco a poco se ha convertido en indispensable en la portería del conjunto murciano.

Pito, con dos goles, volvió a ser el jugador decisivo de antes, cuando aún no sabía si se iba a ir del equipo

Ganas de agradar

Con muchas ganas de agradar y, sobre todo, de ganar, se plantó ElPozo en el segundo partido de la serie de cuartos de final ante el Ribera Navarra, un equipo que ayer tenía poco que perder y mucho que ganar. Giustozzi tiró de partida de un quinteto inédito. El técnico argentino mandó un mensaje claro: el partido iba a ser muy físico y de inicio quería desgastar a su rival con la segunda línea. Pato mandó esperar; el alicantino no quería recibir ningún gol a las primeras de cambio para no cambiar el guion que traía preparado. Pero ElPozo en el Palacio es otro. Es más vertical, menos especulativo y, sobre todo, muy disciplinado. Las directrices del técnico argentino eran claras: morir presionando. Nadie se podía mantener en pista sin estar al cien por cien. Miguelín daba el primer aviso a los dos minutos. El capitán recogía un balón de Álex en la frontal y, a bote pronto, empalmaba la pelota, encontrándose con el poste.

El equipo murciano asfixiaba a un Ribera Navarra que apenas podía proyectarse en ataque. Esa presión tan grande hizo que en apenas cinco minutos el equipo murciano hubiera rotado dos veces. La exigencia era máxima y los navarros tenían que utilizar la opción de Gus como apoyo para intentar salir de su campo. Es verdad que el empate beneficiaba a los tudelanos, pero ElPozo les iba hacer pagar cara la tacañería en su juego. En el minuto siete llegó el 1-0, en un balón que controló Lemine, su intento de pase fue interceptado por Álex, que batió ajustado al palo a un desesperado Gus.

El encuentro ya lo tenía Giustozzi donde quería, jugando mejor, con más intensidad y, sobre todo, dejando a un Aspil Vidal Ribera Navarra que pasara inadvertido. El gol también hizo que Pato solicitase tiempo muerto, que cambiase la presión y que siguiese buscando con Gus un apoyo para crear superioridad. Ante esto Giustozzi introdujo a Darío Gil y Fer Drasler, para contrarrestar las embestidas del equipo visitante después de la entrada a pista de Fernán Plana y Tripodi.

ElPozo pasó unos minutos malos, justo cuando la presión de su rival sobre Alberto García daba al Aspil sus frutos con dos ocasiones para Tripodi y Sergio González. Al robar el balón al 6 de ElPozo, los jugadores navarros generaron peligro, aunque primero paró Fede con una mano milagrosa y después el disparo de Sergio González se fue fuera, lo que hizo que el electrónico no se moviese.

El encuentro consumía minutos y el Aspil Ribera no hacía daño. ElPozo creía cada vez más en la presión que ejercía. Los cambios eran más continuos, pero el equipo no bajaba un ápice en su presión. Y esa presión volvió a darle la oportunidad para hacer el segundo tanto gracias a Pito en el minuto dieciocho, cuando el brasileño se aprovechó de una indecisión de David García para robar el cuero y batir a Gus con un disparo fuerte y por alto que hizo inútil su estirada. Los murcianos sacaban un rédito notable de su agresividad, pero era un riesgo grande el que estaba corriendo Giustozzi, pues el desgaste de su equipo era notable, más aún cuando jugadores como Felipe Valerio, Xuxa y Álex García no estaban siendo utilizados. El encuentro, no obstante, llegaba con el 2-0 al descanso.

Fede se hizo grande

ElPozo, en la reanudación, siguió igual con la presión en toda la pista. Una artimaña que Pato no sabía resolver. Su equipo se hacía con el cuero, pero no daba más de dos pases seguidos y no hacía daño a un ElPozo muy serio, que en nada se parecía al del primer envite en Tudela. El partido era vistoso por lo que unos proponían y lo que los otros intentaban hacer para salir del cerco al que los tenían sometidos. El Aspil, por mediación de Mínguez, tuvo ocasión de recortar diferencias a los cuatro minutos de la reanudación, pero la figura de Fede apareció para seguir agrandando su actuación, parando con solvencia también por bajo.

Pito volvía a marcar dos minutos más tarde. Presión fuerte y balón que de nuevo le llegó al pívot brasileño, que se acomodó el cuerpo para disparar colocado y duro, un misil que batió a Gus. El partido se le había puesto franco al equipo de Murcia. Giustozzi era consciente de que con el 3-0 no podía seguir ejerciendo una presión tan alta y, ya pensando en el tercer partido, hizo que su equipo comenzara a defender mas atrás. Además, Pato, con el tanteador tan claro, quemó las naves y sacó a Sepe como portero-jugador. La parsimonia del Ribera Navarra para ejecutar la superioridad le daba opciones al equipo de la camiseta del jamón para defender bien las acciones de ataque de los navarros.

Y además tenía a Fede, que comenzó a convertirse en la figura del encuentro al sacar dos ocasiones muy claras a Lemine y a Ferrán Plana. El rival de ElPozo dominaba el partido, tenía el control y atacaba más, pero todo era artificial pues ElPozo estaba propiciando ese ficticio control del equipo visitante. El Aspil Vidal Ribera Navarra tiró a la puerta murciana hasta en siete ocasiones en la recta final del encuentro, también un doble penalti ejecutado por Mínguez, pero el portero valenciano de ElPozo estuvo por la labor de ayudar a su equipo, que logró empatar a una serie que se decide esta tarde en el Palacio (20.00 horas). Una cita en la que ElPozo debe volver a ser el de ayer y no el de hace una semana.

Obligado a rematar hoy la faena ante su público

No habrá más oportunidades. Esta noche habrá un ganador de la serie que pasará a las semifinales de la Liga. Los dos equipos se tienen más que estudiados y varias son las incógnitas para el partido de hoy. Primero habrá que ver el desgaste que ElPozo arrastra de ayer, aunque todo hace indicar que Giustozzi no cambiará el esquema y volverá a meter presión desde el inicio del partido.

Pero Pato avisó ayer de que también harán lo mismo que en el segundo partido y que su derrota solo tiene un culpable: Fede. La plantilla se concentró ayer y esta mañana entrenará para desentumecer músculos y escuchar a Giustozzi.