Duda: «Me siento un privilegiado»

Duda en la rueda de prensa de su despedida./Alfonso Durán / AGM
Duda en la rueda de prensa de su despedida. / Alfonso Durán / AGM

El técnico se despide del club tras 17 temporadas asegurando que se siente «muy querido» en Murcia

ANDRÉS CREMADESMurcia

Tras diecisiete años al frente del banquillo de ElPozo, Duda puso ayer punto final a su trayectoria como entrenador en el club murciano. En una emotiva rueda de prensa, el técnico repasó su trayectoria en Murcia, tanto de jugador como de entrenador, donde reconoció que ha pasado sus mejores momentos.

La de ayer fue su comparecencia pública más larga y multitudinaria. Las camisetas con los números 13 y 4, las dos que ha vestido, ocupaban un sitio principal en la sala de prensa del Palacio de los Deportes de Murcia. Fue un Duda sin cicatrices, un técnico sin presión, sin ganas de venganzas ni de guerras. El brasileño, porque él dice que es como se siente, brasileño, estaba conciliador y, con su guion muy trabajado, comenzó a relatar su llegada y su paso al banquillo, tras convencer a Franco de que era la persona idónea.

Se emocionó más de una vez y tuvo que parar de hablar porque no le salían las palabras, cuando se refirió a Mónica, su mujer, la que siempre lo ha apoyado. También recordó con cariño a Miguel Sánchez, fundamental en la cantera de ElPozo; y a los alcaldes Cámara y Ballesta, quienes, según él, lo han tratado genial. No quiso olvidar a nadie, después de tantos años eran muchos los agradecimientos.

Del pasado, más emotivo, pasó al presente. Duda se puso más serio: «Me siento muy orgulloso de haber hecho debutar a 50 jugadores en Primera División, me siento feliz del reconocimiento, me siento súper feliz de los mensajes que me han enviado, porque los he recibido cuando ya no soy entrenador. Pero también me siento triste por no poder seguir, por no poder ver a esos jugadores que pueden llegar y que tenemos en las bases, pero me siento muy útil en una tierra que quiero mucho. Me siento muy murciano».

Trato correcto

Duda quiso dejar claro que no tiene deudas pendientes con el club. «Se ha portado correctamente conmigo. Siempre se me ha respetado y no tengo queja alguna. A Fran Serrejón lo busqué al final de mi último partido y le di un abrazo, como persona y profesional lo respeto al máximo». Pasó uno a uno por todos los estamentos del club hasta que llegó a Tomás Fuertes. «Estoy muy agradecido, es una persona triunfadora, que confió en mí y ahora asumo su decisión. Dije bien claro que el día que ElPozo dejase de contar conmigo, yo me iría sin hacer ruido. Él ha creído que el cambio es necesario y yo lo comprendo».

A continuación, pasó a abordar su futuro y temas más triviales. Asegura que no sabe a qué club irá y que echará de menos llevar a su hijo todos los días al colegio. También quiso dejar claro que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, han sido cosas que han pasado, las buenas y las malas, y como tal las acepta.

Pasaban los minutos y el ambiente se fue distendiendo. Tras decir que la hostelería es una de sus espinitas clavadas, lo que sí tiene claro es que la música no va a ser su ocupación, dijo con una sonrisa en la boca. Al referirse a qué jugador de los que ha traído destacaría, dijo que a a ninguno. «No puedo destacar a ningún jugador de los que he traído, hay muchos, como Mauricio, Esquerdinha, Matteus, o el mismo Álex. Hay muchos jugadores y es difícil destacar a uno».

Duda escuchó un fuerte aplauso en su despedida que lo emocionó. Agradeció a todos los presentes su interés por estar a su lado el día de su despedida de ElPozo.

 

Fotos

Vídeos