Fútbol Sala | 'Playoff' Liga

El Barça enmudece un Palacio lleno y fuerza el quinto partido

Miguelín y Álex se retiran de la pista del Palacio de los Deportes tras caer ante el Barça./Vicente Vicéns / AGM
Miguelín y Álex se retiran de la pista del Palacio de los Deportes tras caer ante el Barça. / Vicente Vicéns / AGM

ElPozo desperdicia una ocasión de oro, pero sigue estando a un triunfo del título, que se decidirá en el Palau

ANDRÉS CREMADESMurcia

Mazazo para ElPozo y para una afición que llenó el Palacio para festejar la Liga y se quedó sin fiesta, a la espera de lo que suceda en Barcelona el sábado, en el quinto y definitivo encuentro de la final. Todo lo tenía a favor el equipo de Giustozzi para competir ante el Barça, pero con lo que no se contaba era con que individualmente el Barcelona te puede destrozar, porque tiene jugadores como Ferrao, Adolfo y Esquerdinha que, aunque no aparezcan durante todo el encuentro, hacen mucho daño en acciones individuales. Esto fue lo que pasó durante todo el choque. A los de Giustozzi les costaba un mundo hacer gol, mientras que el Barcelona solo tenía que ir dando balones a Ferrao y compañía para que los goles fueran cayendo. Además, al conjunto murciano le pasó factura tener menos fondo de armario que los azulgranas. Con el paso de los minutos perdió la chispa y acusó y de qué manera el esfuerzo del sábado. Así se llegó a un final que nadie quería y que solo Plaza había predicho que se iba a producir.

Como si no se hubiera terminado lo del sábado, ElPozo salió enchufado y Miguelín, cuando no se habían consumido ni quince segundos, aprovechó un fallo de Aicardo para disparar y hacer que Juanjo tuviese que comenzar haciendo de las suyas. Ferrao quiso marcar enseguida territorio con una patada a Matteus y una zancadilla a Álex, pero el brasileño no vio la amarilla, aunque su equipo sumó a dos faltas en apenas dos minutos.

3 ElPozo Murcia

Fede, Matteus, Miguelín, Xuxa y Álex (cinco inicial); Alberto García, Andresito, Fernando, Fernando Drasler, Pito y Darío.

7 Barça Lassa

Juanjo, Aicardo, Marcenio, Joselito y Ferrao (cinco inicial); Roger, Leo Santana, Boyis, Adolfo, Sergio Lozano, Arthur y Esquerdinha.

GOLES
0-1. Minuto 4: Ferrao. 1-1. Minuto 13: Pito. 1-2. Minuto 15: Esquerdinha. 1-3. Minuto 17: Leo Santana. 1-4. Minuto 22: Ferrao. 1-5. Minuto 25: Adolfo. 2-5. Minuto 30: Fernando. 3-5. Minuto 34: Andresito. 3-6. Minuto 37: Adolfo. 3-7. Minuto 38: Adolfo.
ÁRBITROS
Carlos Rodrigo Miguel y Fermín Sánchez Molina, de Ciudad Real. Mostraron la tarjeta amarilla a los locales Pito y Fede y a los visitantes Arthur, Juanjo y Joselito.
INCIDENCIAS
Cuarto partido de la final de la Liga de la Primera División de fútbol sala que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia, con un lleno de 7.500 espectadores. Un buen número de seguidores locales se quedaron sin entrada, por lo cual el club grana instaló una pantalla gigante en el exterior del pabellón para que vieran allí el encuentro.

Nada presagiaba lo que iba a suceder después, porque ElPozo pareció haber entrado mejor al partido, más sereno y menos precipitado. ¿Qué ocurrió entonces para que el partido se tornara negro en el Palacio? Pues que a ElPozo le faltan las estrellas que sí tiene el Barça. El equipo charcutero no tiene al mejor jugador del mundo y en el minuto cuatro, con Matteus pidiendo el cambio, Ferrao aprovechó un momento de debilidad de la zaga murciana para, a la media vuelta, hacer lo que mejor se le da: el gol. Otra vez tocaba remontada para ElPozo.

El encuentro estaba bonito y el Palacio de los Deportes enfervorizado. Álex luchaba por cada balón arriba. Guerra sin cuartel de Matteus y Ferrao, y Pito batallando con Sergio Lozano. Si el capitán azulgrana entraba en la pista, el brasileño hacía lo propio. Así se consumían minutos y la tensión se palpaba en el ambiente. Aicardo se encaró con Andréu Plaza por sustituirlo cuando había sido Marcenio el que había fallado; Álex también recriminó a Giustozzi la posición en una falta desde la frontal del área. Estaba claro: no era un partido ligero, había demasiado en juego y el choque estaba a flor de piel.

Empate y esperanza

Y ElPozo consiguió empatar en el minuto trece, en un saque de esquina desde la derecha en el que Pito, anticipándose a todos, remató al fondo de la red. El pabellón se venía abajo y los de Giustozzi lograban la recompensa al mejor juego en esos minutos finales del primer tiempo. Con el tanto las acciones se ralentizaron y en esas circunstancias el Barça es mejor, sobre todo porque tiene a jugadores como Esquerdinha que saben jugar muy bien de espaldas. El brasileño recibió el cuero en la frontal del área, Fer Drasler no lo supo parar y el carioca, que ahora tiene nacionalidad rusa, se revolvió y puso el cuero en la escuadra.

Giustozzi dudó, no supo qué hacer y los cambios, más conservadores de la cuenta, hicieron que en pista se quedasen jugadores bregadores pero poco decisivos. ElPozo, en pleno desconcierto, se lanzó a un ataque desmedido, sin controlar la zona de atrás y lo que le pasó es lo que Andréu Plaza había preconizado: salida a la contra rápida de Adolfo que se plantó ante Fede y se la dio a Leo Santana para que este marcase el 1-3.

Las individualidades de los azulgranas decidieron un choque en el que ElPozo notó la fatiga acumulada

Giustozzi pidió tiempo muerto e intentó descargar de minutos a los principales jugadores, pero el Barça era superior, sobre todo a la hora de contemporizar. Solo Pito mostraba galones y marcaba la diferencia en el uno contra uno, pero la marca de Sergio Lozano y las ayudas hacían que el de Chapeco apenas tuviera incidencia. ElPozo siguió presionando hasta el final, pero Juanjo y la defensa numantina de los blaugranas hicieron que al descanso el resultado fuera un complicado 1-3.

Tenían que salir muchas cosas bien para que el equipo charcutero se metiese en el partido, pero sobre todo tenía que dejar esa imagen de derrota en el vestuario. Y el equipo salió con ganas, pero esas ganas no se veían en el movimiento de la pelota ni a la hora de parar a Ferraro. En el minuto 22 el brasileño se inventó un gol. Recibió, protegió y, a la media vuelta, batió a Fede. Estaba tocado el equipo de Murcia, que con el 1-4 ya comenzaba a dejar de creer. Y todo se complicó aún más cuando Adolfo aprovechó un fallo de nuevo en la circulación para irse en velocidad y batir a un Fede desesperado.

Quedaban quince minutos pero algunos comenzaron a marcharse del Palacio de los Deportes. Miguelín salía como portero-jugador. Ya no quedaba otra, salvo irse con todo a por lo que saliera. No es que la estrategia de cinco en pista haya dado al equipo rojillo muchas alegrías, pero lo cierto es que los aficionados regresaron cuando Fernan recogió un balón escorado y batió a Juanjo por bajo.

ElPozo siguió y eso, al menos, dice mucho de este equipo, que volvería a marcar a falta de cuatro minutos por mediación de Andresito. Había que seguir, no quedaba otra, y había que arriesgar en busca del siguiente gol, pero el Barcelona era muy peligroso, pues te podía matar a la contra y eso fue lo que pasó y, además, en dos jugadas calcadas, en robos de balón de Adolfo a Pito, marcando dos goles a placer y dejando la reacción en nada. Ahora queda apelar a la heroica en el Palau. Aunque ElPozo desaprovechó una ocasión de oro, le queda un último tiro. La Liga sigue estando a un triunfo.

Más información