La fe de ElPozo lleva el delirio al Palacio

Andresito y Miguelín celebran el triunfo de este sábado./Javier Carrión / AGM
Andresito y Miguelín celebran el triunfo de este sábado. / Javier Carrión / AGM

Los de Giustozzi, que se vieron contra las cuerdas, no bajaron los brazos y ganaron al Barça en los penaltis para ponerse 2-1 en la serie y acariciar un título de Liga que puede caer mañana, en el mismo escenario

ANDRÉS CREMADESMurcia

No se puede pedir más. El partido de este sábado, el tercero de la final por el título de Liga, fue el encuentro perfecto. Lleno histórico en el Palacio y sufrimiento hasta el final, pero eso sí, un final feliz, felicísimo, con triunfo de ElPozo en los penaltis que hizo estallar el júbilo en un pabellón a reventar, que había contenido la respiración por momentos, pero donde ya se masca la gloria, se huele a título, el de una Liga que se le escapa a ElPozo desde la temporada 2009-10 y que está a un solo paso. Mañana podría caer y podría caer en el Palacio si ElPozo, que se puso 2-1 en la serie final, vuelve a ganar al Barça.

3 ElPozo Murcia

Fede, Matteus, Xuxa, Miguelín y Álex. También jugaron Pito, Fernan, Andresito, Alberto García y Dario.

3 Barça Lassa

Juanjo, Aicardo, Marcenio, Ferrao y Joselito. También jugaron Arthur, Esquerdinha, Sergio Lozano, Adolfo, Leo Santana y Boyis.

Árbitros:
Carrillo Arroyo y Cordero Gallardo (colegio andaluz). Bien en un partido en el que hubo de todo. Amarillas a Pito, Álex, Matteus, Ferrao, Leo Santana, Sergio Lozano (m. 32 y 35, expulsado), Aicardo, Juanjo y Esquerdinha.
Goles:
0-1, minuto 10, Leo Santana. 0-2, minuto 13, Ferrao. 1-2, minuto 24, Álex. 1-3, minuto 24, Esquerdinha. 2-3, minuto 28, Andresito. 3-3, minuto 36, Álex (penalti).
Penaltis:
1-0, Álex. 1-1, Ferrao. 2-1, Miguelín. 2-2, Esquerdinha. 3-2, Matteus. 3-3, Marcenio. 4-3, Pito. Falla Leo Santana.
Incidencias:
Tercer choque de la final de la Liga de fútbol sala, disputado en el Palacio de los Deportes. Lleno.

Y es que por fe, ganas y trabajo, logró ElPozo ganar por segunda vez de forma consecutiva al Barcelona. En un Palacio donde no cabía un alma, ElPozo planteó un partido con mucha tensión, esperando al equipo de Plaza, pero con intensidad, para no dejar que los Ferrao, Esquerdinha y compañía les pasasen por encima.

No lo hicieron, aunque hubo momentos muy difíciles, con el equipo abajo en el marcador, pero fue en esos momentos duros cuando Álex Yepes apareció y ejerció de líder provocando una tarjeta, marcando un buen gol, asistiendo al compañero, defendiendo sus colores como ninguno. El ciezano tiró del carro en un equipo que cabalga hacia el título, quizás con menos argumentos competitivos que su rival, pero con muchas ganas ante un Barça sorprendido por la garra de ElPozo. Plaza, que siempre culpa a otros de lo que le pasa a su equipo, tendrá que hacer autocrítica y preguntarse cómo puede ser que perdiese un partido que tenía ganado.

Con un Palacio de los Deportes con más de ocho mil espectadores, comenzó el partido con muchos nervios en ambos, tanto en el equipo de Giustozzi, que salió con su quinteto más previsible, como en el del Barça, superado por el ambiente. La afición había respondido como el club le había pedido, y el equipo, con todas las precauciones del mundo, competía ante su particular bestia negra, una bestia negra que era algo menos después del encuentro del pasado martes.

ElPozo intentaba contemporizar, no se fiaba para nada de un Barça que tiene una gran pegada. El equipo tenía un guion claro, pero para ejecutarlo bien necesitaba estar acertado y que su rival no lo estuviese tanto. El problema es que ElPozo no conseguía materializar las ocasiones que iba generando, un mal endémico que sufre el equipo que le obliga a llegar muchas veces para marcar un gol.

El que sí consiguió marcar y sin apenas ocasiones fue el Barcelona, que ayer vestía de amarillo fosforito. Primera llegada y primer tanto, cuando Leo Santana se adelantó a Miguelín y marcó el 0-1. El gol hizo mucho daño y ElPozo quedó tocado, perdiendo intensidad. Así, tres minuto después, Ferrao mandaba el balón al fondo de las mallas.

Ejercicio de consistencia

Era un mazazo, pero lo que sí demostró ElPozo este sábado es que aprendió a no bajar los brazos. Mantuvo su fe. Alberto García dispararía al palo, al igual que Miguelín, acciones que, aunque no sirvieron para reducir diferencias, sí para levantar al público, que vio que su equipo seguía vivo.

Los de Giustozzi se repusieron y dominaron en unos últimos cinco minutos de mucho mérito, teniendo el cuero y buscando a un Barça en el que Juanjo tuvo que intervenir para sacar dos balones a Álex y Pito. El equipo generaba en unos minutos tremendos ante un Barça que tuvo suerte de irse al descanso con la victoria momentánea.

No quedaba otra que morir en la pista azul de la Liga y el equipo de Giustozzi lo hizo saliendo a por todas, dominando, llegando, generando y buscando un gol que se le resistía, pero que cada vez estaba más cerca, con un Pito en plan estrella que acometía empresas casi imposibles, yéndose de uno, dos y hasta tres jugadores. El gol llegó en el minuto 24 y fue de Álex, que batió por bajo al ciezano Juanjo. Era una recompensa que tuvo poco recorrido, pues apenas veinte segundos después Esquerdinha recibía solo y el brasileño nacionalizado ruso batía a Fede. Tocaba levantarse de nuevo, pero el juego del equipo daba para pensar en que se podía competir y reducir la diferencia. Muy duro el Barça, comenzó a cargarse de tarjetas y ElPozo conseguía recortar diferencias con un gol de estrategia de Andresito.

Diego Giustozzi cambió todo el quinteto y buscó el empate. El Barça seguía en modo brusco y esto terminó echando de la pista a Sergio Lozano que veía la segunda amarilla en el 35. Marcenio tocó entonces el cuero con la mano dentro del área y cometió penalti, pena máxima que Álex no perdonó. Era el 3-3 y ElPozo dominó hasta el final al Barça, mereciendo incluso ganar sin necesidad de prórroga. No lo logró y el partido se fue a la prolongación, utilizando Plaza al portero-jugador con Marcenio para que ElPozo no le hiciese daño. No hubo goles y en los penaltis ElPozo logró marcar los cuatro primeros, fallando Leo Santana el cuarto para el Barça. El balón se fue fuera y el delirio llegó a la grada.

300 aficionados se quedan fuera sin entrada

Cuatro años después, el Palacio se ponía guapo para acoger el tercer partido y, aunque se preveía que iba a haber una buena entrada, la afluencia rompió todas las expectativas del inicio de la semana. Ya el viernes el club anunció en internet que no quedaban localidades a través de la red, pero la gente quería ver el partido. Dos horas antes del partido ElPozo decidió abrir la puerta y rápidamente se llenó el anillo inferior. Los aficionados saben que el club no tiene numerados los asientos y muchos seguidores acudieron pronto. Media hora antes del partido ya no había entradas y unos 300 aficionados se quedaron fuera, sin poder acceder al recinto que, por cierto, estaba tan lleno que había espectadores en los finales de escalinata e incluso en la zona de prensa.