El adiós más amargo para Duda

Drasler intenta evitar una entrada de Ferrao./V. Vicéns / AGM
Drasler intenta evitar una entrada de Ferrao. / V. Vicéns / AGM

El conjunto charcutero cae eliminado en semifinales de la Liga después de ser superado contundentemente por el cuadro blaugrana

ANDRÉS CREMADESMadrid

No hubo para más. El Barça pasó por encima de ElPozo, eliminado en semifinales en la noche de Duda, que estuvo en el banquillo por última vez después de 17 años y tras la decisión del club de no renovarlo. Con esta derrota se pone fin a un ciclo glorioso. Duda llevó a ElPozo a lo más alto y conquistó 4 Ligas de las 5 que tiene el club, 3 de las 4 Copas de España y 5 de las 6 Supercopas; además de la Recopa, las 2 Copas del Rey y la Copa Ibérica, entre otros títulos. Con él, ElPozo se convirtió en un equipo que podía luchar por cualquier título; sin él aún no se sabe, habrá que esperar.

El Barcelona demostró ser mejor ante un ElPozo con un quinteto muy básico, mermado sobremanera por las lesiones. A ello se unieron los fallos de concentración. Ya el primer tanto a los quince segundos fue un mal presagio ante un Palacio lleno. La grada respondió, pero no el equipo, que necesita una reconversión total, pues hoy por hoy no está para disputar una semifinal al Barcelona. La afición no desfalleció nunca, como no lo hizo el entrenador, y el equipo lo siguió intentando hasta el final, pero todo estaba visto para sentencia desde el 0-3 de los primeros quince minutos. Adiós a Duda y adiós a la final, que jugarán el Inter y el Barça.

Ante un ambiente de gala, el de los mejores partidos, el inicio no pudo ser peor para el equipo murciano, ya que no habían pasado ni quince segundos cuando un fallo en la salida del equipo de Murcia fue aprovechado por Aicardo para batir a Fabio. Todo estaba cuesta arriba, no solo el resultado, sino también la necesidad de remontar de un equipo plagado de lesionados con las molestias de Xuxa, el proceso febril de Matteus y la falta de ritmo de Miguelín ante un Barça que llegaba con todo.

Un inicio para olvidar

ElPozo había entrado en el encuentro sin carga alguna de electricidad, excesivamente contemplativo y falto de explosividad. Lo que le pudo pasar en los primeros minutos fue una masacre. Aicardo, de nuevo, y Esquerdinha ponían a prueba a un Fabio que iba a tono con el equipo, con mucha estridencia y poca serenidad, lo que hacía que el equipo de la camiseta del jamón apenas tuviera llegadas, ni control ni remates a puerta.

Duda comenzó a rotar rápido y quiso despistar a un Barcelona seguro, tan metido en el encuentro que no protestaba nada. Sin entrar en provocaciones, los de Andreu Plaza se sentían mejor.

2 ElPozo Murcia

Fabio, Fer Drasler, Fernando, Álex y Pito. También jugaron Miguelín, Xuxa, Marinovic, Piqueras, Matteus, Paniagua y Darío.

4 Barcelona Lassa

Paco Sedano, Aicardo, Joselito y Dyego. También jugaron Rivillos, Esquerdinha, Adolfo, Joao Batista, Sergio Lozano, Leo Santana.

Árbitros:
Delgado Sastre y Rabadán Sainz (Colegio Valenciano). Bien en un partido donde tuvieron mucho trabajo. Amonestaron a Piqueras y Fer Drasler; y a Dyego.,
Goles:
0-1, minuto 1, Aicardo. 0-2, minuto 8, Esquerdinha. 0-3, minuto 15, Rivillos. 1-3, minuto 19, Piqueras. 1-4, minuto 31, Lozano. 2-4, minuto 40, Pito.
Incidencias:
Partido correspondiente al segundo de semifinales del 'playoff' por el titulo, jugado en el Palacio de los Deportes ante 6.500 espectadores, y al que el Barça llegaba con ventaja de 1-0.
El detalle
Duda tuvo que lidiar anoche con una plantilla corta y bajo mínimos. Con las bajas de Andresito y Elías tuvo que echar mano de Xuxa, Matteus, Miguelín y Drasler, que no estaban en perfecto estado.
la final
Con este triunfo el Barça pasa a la final que jugará, como en las dos últimas temporadas, contra el Movistar Inter.

Miguelín, Álex y Pito dieron más contundencia arriba, pero el problema era la defensa. Sergio Lozano se fue en velocidad y dio la asistencia a Esquerdinha para que este marcase a placer. ElPozo iba de mal en peor, además con el tanteador tan en contra, el juego derivó hacia la precipitación y el individualismo mal entendido. Y la brecha siguió creciendo cuando Rivillos disparó y el cuero se alojó en las redes de la portería de Fabio.

Duda paró el partido, pidió tiempo muerto y dijo todo lo que no había dicho en toda la temporada. Le llamó la atención a Álex porque el de Cieza, como es habitual, ya iba picado con algún jugador del Barcelona, después corrigió a Marinovic y al canterano Paniagua y el equipo se armó. Las recomendaciones surtieron efecto y Piqueras hizo el 1-3, llevando la esperanza al Palacio. ElPozo quería más y Miguelín lanzó un tremendo disparo que se estrelló violentamente en la cruceta de la portería de Paco Sedano. ElPozo no estaba muerto y con esa sensación se llegó al descanso.

Revitalizado, intenso y sobre todo con la intención de remontar salió ElPozo. Parecía posible y el Palacio empujaba, pero el Barcelona jugó un partido muy serio, dejó que los minutos fueran pasando y eso le dio más posibilidades de rematar a ElPozo. El partido transcurría y los minutos caían como losas sobre los rojillos ante un Barcelona con la situación bajo control. El Barça avisó y empezó a gozar de llegadas claras. ElPozo se fue arriba sin mucha convicción y siguió cometiendo fallos atrás, como el de Fernando, que perdió el balón en su campo y Sergio Lozano marcó la sentencia.

El Barcelona demostró su mayor presupuesto, su mejor juego y sobre todo el gran fondo de armario que luce. Pito marcó en el último minuto, pero ya no servía para nada en la última noche de ElPozo en la Liga esta temporada y en la última noche de Duda en el Palacio. El técnico se va y deja un vacío enorme en un club que necesita otra estrategia.

Más información

 

Fotos

Vídeos