Fútbol sala | ElPozo Murcia

Cuatro pasos hasta la corona mundial

Giustozzi da una charla a sus jugadores sobre la pista del pabellón de Bangkok donde se juega el torneo desde hoy. / elpozo
Giustozzi da una charla a sus jugadores sobre la pista del pabellón de Bangkok donde se juega el torneo desde hoy. / elpozo

ElPozo llega a Bangkok, donde desde mañana intentará levantar un trofeo que falta en sus vitrinas

José Otón
JOSÉ OTÓN

ElPozo tiene una oportunidad histórica de engalanar sus vitrinas con una Copa Intercontinental, en un campeonato en el que solo ha participado en una ocasión y que está destinado solo a los campeones continentales. Fue en 2013, una edición que se disputó en Carolina del Norte (EE UU). Allí no pasó de la primera fase, terminó decepcionado y dejó en sí mismo y en sus aficionados un mal sabor de boca. Hasta esta semana era su única participación en el evento más internacional del fútbol sala a nivel de clubes.

Por eso, para la marca que soporta el proyecto y pone cada temporada más de dos millones de euros, levantar el domingo la copa con más repercusión en el mundo sería un sueño hecho realidad. Para el club, a nivel deportivo, ganar en Bangkok sería un espaldarazo al modelo de cantera y jugadores contrastados, y una ocasión histórica de llevar uno de los grandes trofeos a nivel mundial a sus vitrinas, en las que ya hay Ligas, Copas de España, del Rey y también Supercopas, pero ninguno de tan alto calado como el que arranca hoy en Tailandia.

La Copa Intercontinental es una competición que ha sido, históricamente, territorio de los equipos brasileños, que siempre apuestan todo por levantar este título antes que otros. De las 18 temporadas disputadas, 9 Intercontinentales han sido para los equipos sudamericanos, repartidos entre el Ulbra, que se adjudicó tres; el Carlos Barbosa y el Magnus Futsal, que ganaron en dos ocasiones; el Atlético Mineiro y el Erechim, que la levantaron en una ocasión. En tres de las últimas cinco ediciones el título ha sido para representantes de aquel país, una tendencia que quiere romper ElPozo en Bangkok y que marca el apego de Brasil al torneo.

El torneo

Participantes:
Magnus y Corinthians (Brasil), ElPozo y Barcelona (España), Boca Juniors (Argentina), Varzaghan (Irán), Fath Sportif (Marruecos), Shenzhen (China) y Chonburi (Tailandia).
Duración:
Desde hoy y hasta el 1 de septiembre en Bangkok (Tailandia).
Sistema:
Tres grupos de tres equipos cada uno en el que juegan todos contra todos. Los tres primeros de cada grupo y el mejor segundo se clasifican para semifinales.
Partidos de ElPozo:
Martes 27, ElPozo-Mes Sugun Varzaghan (9.00 en España, Gol TV); miércoles 28, Magnus Futsal-ElPozo (9.00 en España, Gol TV).

Los dos representantes brasileños esta campaña son el Magnus Futsal, rival de ElPozo en la fase de grupos y actual campeón, y el Corinthias, histórico equipo brasileño que no ha llevado la Intercontinental aún a sus vitrinas y tiene las mismas ganas que ElPozo. Eso sí, ambas escuadras cuentan con puntos débiles. La primera ha perdido esta campaña a Falcao, el considerado mejor jugador de fútbol sala del mundo, que ha decidido colgar las botas. Además, el Magnus tiene una plantilla renovada, mientras que el problema del otro representante brasileño es otro. Y es que el Corinthians llega a esta competición de prestigio mundial aún conmocionado por la pérdida hace apenas 15 días de Douglas Nunes, de 27 años, que fue asesinado en un tiroteo en la localidad de Erechin (Brasil), donde jugaba una competición. Una circunstancia que hace que el rendimiento de esta escuadra histórica, fundada en 1910 en Sao Paulo, sea una incógnita.

La gran duda es saber cómo llega ElPozo a este torneo, tras solo cinco semanas de trabajo completadas después del verano. Una puesta a punto a toda velocidad que tiene sus riesgos, ya que la temporada se hará muy larga para los de Giustozzi, que tienen seis títulos en juego. Aun así, la apuesta del club es decidida, como la de Miguelín, que podría estar ante su última oportunidad de levantar este trofeo.

La incógnita de Miguelín

El balear, tras operarse el pasado verano de la rodilla, no ha podido hacer una preparación normal y llega a Bangkok con unas molestias que le han obligado a infiltrarse para soportar el dolor. Está pendiente de saber qué va a pasar con su futuro, si vuelve al quirófano para recuperarse del todo o apuesta por un tratamiento conservador.

De momento, ayer trabajó en el gimnasio por la mañana y estuvo en el parqué junto a sus compañeros por la tarde, lo que indica que podrá participar en la fase inicial de la Intercontinental. La segunda clave en el plano deportivo es saber cómo encajarán los cinco nuevos fichajes de ElPozo en el esquema de un Giustozzi que esta campaña, tras conseguir dos segundos puestos el pasado curso, tiene más fondo de armario, jugadores experimentados como Leo Santana, que sabe lo que es levantar títulos con el Barça y armas para dar relevos a los pesos pesados.

Otra de las claves de la Intercontinental de Bangkok es el sistema de competición. En total participan nueve equipos que se dividen en tres grupos de tres. Se clasificarán para semifinales los tres primeros de cada grupo y el mejor segundo. Debido a lo corto de la fase inicial, será clave la cantidad de goles que ElPozo endose al Varzaghan iraní en su estreno, mañana, igual que el segundo duelo ante el Magnus.

Las posibilidades de triunfo aumentarán para los equipos que se adapten mejor al calor, aunque en esa faceta el favorito será el Chonburi, equipo tailandés creado en 2006 que juega en casa y ha logrado 8 Ligas de su país. Y es que las fuertes temperaturas, superiores a los 30 grados durante las 24 horas y aderezadas por una humedad que está entre el 85 y el 90%, y el 'jet lag', que multiplica el cansancio de los deportistas, también serán factores a los que sobreponerse. ElPozo pisó ayer por la tarde la pista principal del Bangkok Arena, una cancha para 12.000 personas donde piensa pasar a la historia con otro título.