GP de Australia

Todo por concretar en Phillip Island tras una extraña primera jornada

Marc Márquez, durante los entrenamientos de este viernes. /David Crosling (Efe)
Marc Márquez, durante los entrenamientos de este viernes. / David Crosling (Efe)

Iannone marca el mejor tiempo, con Viñales tercero como el mejor español y con Márquez séptimo en un día en el que sufrió una caída | Crutchlow, que también se fue al suelo, sufrió una grave lesión en su pierna derecha

BORJA GONZÁLEZPHILLIP ISLAND

La jornada inaugural de entrenamientos del Gran Premio de Australia comenzó con un gran retraso después de que la Moto3 del italiano Nepa regase de aceite la pista desde la salida de boxes hasta la curva siete, un incidente provocado por un error de sus mecánicos y que provocó la caída de Bezzecchi, segundo de la general a un punto de Jorge Martín. Un accidente que le dañó levemente la mano derecha ya tocada, en otro altercado que afecta a los primeros de la general de la clase pequeña, envueltos en un duelo de aciertos, fallos y golpes en el que también está el tercero, Di Giannantonio (Martín terminó segundo por detrás de Canet, con Marcos Ramírez tercero y Bezzecchi cuarto).

Y si el día empezó de esta manera, terminó de una peor. El británico Crutchlow, segundo en Japón, ganador en Phillip Island en 2016 y uno de los candidatos a hacer ruido este fin de semana en la isla, sufrió una tremenda caída en la rapidísima primera curva del trazado australiano de la que salió con tres fracturas en su tobillo (fractura bimaleolar y del pilón tibial, quedando para una posterior resonancia en Melbourne entender si había afectación de los ligamentos) que le obligarán a pasar por el quirófano y que le hace ser baja segura para el resto del fin de semana, a la espera de conocer cuál puede ser el periodo de recuperación, que se intuye largo. Esto para un piloto, además, implicado en la pelea por el ser mejor no oficial del campeonato y en la de dar el título de constructores a Honda.

«Cuando vi la caída de Cal allí frené un poco. Este es un circuito especial, y parece que nuestra puesta a punto básica no sirve aquí», comentó Marc Márquez al final de una jornada en la que Iannone terminó con el mejor tiempo, y con el ya campeón séptimo a medio segundo de la Suzuki. Un Márquez que tuvo varios sustos (sobre todo el de la curva 6, donde no fue el único en irse largo), alguna de sus clásicas salvadas y una caída de esas inesperadas, en la bajada de la curva 10.

«Honestamente esta mañana no me ha gustado nada la caída y en los segundos libres me ha costado coger nuevamente la confianza en esa curva porque cuando me he levantado del suelo no he entendido por qué me he caído ya que no iba empujando, no iba buscando ese límite, me he caído recto, algo que nunca pasa, me caí de una manera similar en 2014, pero ahora es importante entenderlo para el domingo», comentó Márquez.

Complicada meteorología

La jornada comenzó, además de con el incidente de Nepa, con lluvia y un frío viento que pueden marcar también los entrenamientos del sábado. El domingo los pilotos se enfrentarán a los riesgos de correr a partir de las cuatro de la tarde, un momento del día en el que suele entrar aire glacial sobre una zona relativamente cercana a la Antártida y un hecho que ya ha provocado carreras complicadas en el pasado.

El día fue también, como se esperaba, el de la igualdad, con dos Suzuki, tres Yamaha, dos Honda y tres Ducati entre los diez primeros. El que no pudo meterse en ese grupo fue Álvaro Bautista, en su estreno con la moto oficial de Ducati, en un día complicado, con un problema técnico en una de las motos por la mañana que arrastró por la tarde, y una caída que le dejó con un saldo de sólo cinco vueltas en la última sesión.

«No ha sido el mejor día. Necesito hacer muchos kilómetros para intentar adaptar mi pilotaje a esta moto. Creo que puedo mejorar mucho sin tocar nada», reconoció el de Talavera de la Reina, que tendrá que volver a subirse a la moto del Ángel Nieto Team en Sepang (Malasia) la semana que viene. Y es que en Ducati tienen programada la llegada de Jorge Lorenzo a Kuala Lumpur para el próximo martes, con la idea de que, como en Japón, se pruebe con su moto. De no poder competir, el sitio lo ocuparía Pirro, piloto de pruebas de la marca italiana.

Pedrosa, piloto de pruebas de KTM

En ese grupo delantero de diez entró con solvencia Viñales, el mejor de la mañana y tercero en el global, en otro fin de semana en el que empieza bien y el que de nuevo mantiene su escepticismo sobre lo que pueda pasar el domingo vistos los antecedentes. «Ha sido positivo, porque en la mañana me he concentrado en trabajar con una sola moto en una pista que es muy difícil, y tenía una buena combinación de neumáticos que me ha permitido rodar muchas vueltas seguidas», explicó el de Yamaha después del primer día de trabajo en un circuito que le va tradicionalmente bien tanto a él como a su moto.

Fuera de la competición pura la noticia fue el anuncio de que Dani Pedrosa no dejará de subirse a una moto el año que viene después de anunciar su retirada en Alemania. Pedrosa será el piloto de prueba de KTM en 2019 y 2020, un fichaje muy interesante para la marca austriaca, que se hace con los servicios de alguien con fama de ser muy técnico y que aportará otro punto de vista, el de su experiencia en Honda, a un equipo con mucho ex Yamaha (Pol Espargaró y Smith ahora, Zarco y Syahrin a partir del próximo curso). Pedrosa se estrenará con la moto austriaca ya el próximo año, en Sepang (Malasia).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos