MotoGP

Jorge Lorenzo: «Marc es un fenómeno y tiene ventaja porque soy el novato»

JOrge Lorenzo, con su nueva Honda. /Afp
JOrge Lorenzo, con su nueva Honda. / Afp

El piloto mallorquín estrena «unos colores que representan victorias y campeonatos» y cree que tener a Marc Márquez de compañero lejos de perjudicarles «nos hará ser mejores»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Jorge Lorenzo es un veterano en el Mundial pero este año se sentirá como un «novato» porque estrena equipo, moto y compañero. «Estoy encantado porque me sientan bien los colores del equipo que representan muchas victorias y campeonatos. Es otro nivel» decía con una sonrisa de oreja a oreja a pesar del dolor de su reciente operación del escafoides de su muñeca izquierda. «He tenido la suerte de estar en otros equipos muy ganadores, pero llegar Repsol Honda es otro nivel en todos los sentidos. Es uno de los sueños de cualquier piloto y lo he cumplido un poco tarde, con 31 años, pero puede ser una ventaja por la experiencia», reconocía.

Más información

Y si un nuevo equipo significa una motivación extra, lo mismo ocurre con su nuevo compañero de equipo, el actual campeón del mundo y el rival a batir. «Ya he compartido box con Valentino Rossi, Ben Spies, Andrea Dovizioso y ahora con Marc, pero la situación es parecida» a cuando empezó en 2008 en MotoGP, «con un Valentino que quería volver a ganar tras no hacerlo en 2006 y 2007». «Ahora llego al 'box' del campeón, que conoce muy bien la moto y es fuerte y seguro que la adaptación no será fácil, pero arrancamos bien en Valencia y en Jerez», señaló Lorenzo de la única toma de contacto que ha podido tener con la nueva Honda RC213V. «Marc es un fenómeno y tiene ventaja en este sentido, pero paso a paso espero conseguir los resultados que quiero», recalcó Lorenzo.

«Ahora llego al 'box' del campeón, que conoce muy bien la moto y es fuerte y seguro que la adaptación no será fácil»

Y es que la lesión en el escafoides de la muñeca izquierda que le obligó a pasar por el quirófano el pasado lunes ha sido un contratiempo inesperado que le impedirá adaptarse a la nueva moto como él pretendía. «Fue en moto, en mi primer día montando, haciendo 'dirt track' en Italia, iba muy rápido y cometí el error de no chequear el circuito y había algo de barro sin que se viera», comentó. «Parecía seco, pero al entrar en esa zona se me cerró de delante y tuve una caída estúpida, que unida a la lesión de Tailandia, metió presión en el escafoides, que no aguantó y ha obligado a la operación», continuó Lorenzo con gesto contrariado.

Sin embargo sí guarda buenas sensaciones de sus pruebas con la Honda al finalizar la pasada temporada. «La Honda no es una moto más física», como la Ducati porque «la primera vez que me subí a la moto, me pareció más pequeña que la anterior, llegaba más fácil al asfalto, y eso te da confianza. Y encontré estabilidad a la entrada en las curvas, lo que me pareció su punto fuerte», destacó Lorenzo. Pero el de Palma de Mallorca tendrá que esperar hasta el test de Catar para volver a subirse a la moto que «sería lo perfecto poder llegar al de Sepang, pero entendemos la situación y es mejor no ir allí y sí al test de Catar, al que llegaré al ochenta por ciento, con la esperanza de llegar a la carrera al noventa por ciento, pero tuvimos muy mala suerte al sufrir esta caída, aunque paso a paso me recuperaré», afirmó.

«Tener dos pilotos fuertes y campeones hace crecer al equipo, hace evolucionar, que el otro piloto no se relaje y de más de sí en pista y fuera»

Por último, Lorenzo volvió a hablar sobre la rivalidad con su nuevo compañero, de la que «no hay que hacer mucho drama de esta situación». «Somos personas diferentes y es lógico que pensemos diferente, y tengamos nuestros roces, pero no hay que darle importancia», señaló. «En 2013 no teníamos ninguna relación, pero luego sí, y hemos coincidido en fiestas celebrando resultados y nos hemos llevado bien, si bien es normal que haya roces, y más llevando la misma moto, pero son muchas más cosas positivas las que este dúo puede aportar y el equipo está por encima de los pilotos, por lo que intentaremos que haya los menos problemas posibles», sentenció.

El piloto mallorquín insistió en que hablar de «dos gallos en un gallinero saca más lo negativo que lo positivo», porque tener «dos pilotos fuertes y campeones hace crecer al equipo, hace evolucionar, que el otro piloto no se relaje y de más de sí en pista y fuera. El pique que podemos tener es algo natural. Esta rivalidad nos hará ser mejores», finalizó.