BICICLETA DE MONTAÑA

«He sufrido mucho por una deshidratación y un golpe de calor»

El aguileño Isaac Buendía, que corre su cuarta Titan Desert, confía en terminar hoy esta dura prueba que se disputa en el Sahara

P. L. MURCIA.

La Titan Desert no es cosa de niños. El aguileño Isaac Buendía lo sabe bien. Está viviendo su cuarta Titan Desert consecutiva y en las dos primeras etapas, de 109 y 105 kilómetros, respectivamente, no lo pasó bien. «El domingo y el lunes sufrí bastante. Tuve problemas de deshidratación, aunque nada graves, y un golpe de calor».

Isaac, agotado y afectado por la muerte, el lunes, del zaragozano Fernando Civera, quien sufrió un paro cardíaco, se benefició de la suspensión de la etapa del martes, «ya que pude recuperar fuerzas y me sirvió para volver a encontrar las buenas sensaciones encima de la bicicleta». El objetivo de Isaac es terminar bien la Titan de este año. La jornada de hoy, de 64 kilómetros, une las localidades de El Jorf y Maadid. Los ciclistas se desplazarán por un recorrido blando y arenosos antes de alcanzar una zona con pistas algo pedregosas. Conforme se acerquen a la meta, las pistas mejorarán considerablemente.

Por otro lado, el francés Sylvain Chavanel (Viorcam), plusmarquista de participaciones en el Tour de Francia con 18 ediciones, demostró su adaptación al desierto en su estreno en la Titan Desert imponiéndose ayer en la quinta etapa en duelo directo con el español Julen Zubero, mientras que Josep Betalú conservó el liderato a falta de una jornada para la conclusión de la prueba. Zubero se mostró indignado con el galo, quien a su entender se aprovechó de su esfuerzo en los últimos kilómetros.