'Oikos', el último gran escándalo en una lista cada vez más amplia

La operación llevada a cabo a finales de mayo es la más llamativa por la envergadura de los partidos bajo sospecha

C.G.G.MURCIA.

A medida que ha aumentado el sector, han crecido los grupos que buscan aprovecharse del mismo de forma fraudulenta. La lista policial está bien nutrida y el último escándalo relacionado con los amaños y las apuestas deportivas es quizás también el más importante. Se produjo a finales de mayo, cuando la Policía detuvo a nueve jugadores y directivos de Primera, Segunda y Tercera, en un plan que llamó 'operación Oikos', una palabra griega que hace referencia al paso de Raúl Bravo, considerado uno de los presuntos cabecillas de la trama, por el fútbol griego. Dicho de una forma sencilla, la trama sobornaba a diferentes jugadores y directivos con el fin de amañar partidos en los que había apostado.

En la operación quedaron arrestados el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo y el ex del Murcia Carlos Aranda, a los que se consideró cabecillas de la trama, según las investigaciones. Supuestamente, Bravo y Aranda echaban las redes entre jugadores profesionales para que les ayudaran a amañar partidos.

Según las investigaciones, el Huesca-Nástic que se jugó en mayo de 2018 y acabó 0-1, estando el Huesca ya ascendido a Primera, fue uno de los que podría haber sido amañado. A los investigadores les llamó la atención el volumen de apuestas movido durante este encuentro, hecho denunciado por La Liga y FederBet, el organismo internacional que reúne a los empresarios del sector y que lucha contra las apuestas ilegales. Además, en la lista de partidos bajo sospecha está también el Valladolid-Valencia del pasado mayo (0-2).

Desde febrero de 2017

La 'operación Oikos' es solo el último gran escándalo de una lista en la que ya figuraban actuaciones policiales como la de febrero de 2017, la del 'caso Eldense'. Entonces se produjeron hasta cinco detenciones en el propio club, incluidas las de algunos directivos, tras una sospechosa derrota 12-0 del Eldense contra el Barça B (Segunda B). El hecho fue denunciado por uno de los jugadores, Cheikh Saad.

Vayamos al año pasado y la 'operación Pizarro'. Entonces se llegó a detener a más de 30 personas implicadas en una red de amaños que operaba en Segunda B y Tercera. En esta ocasión los supuestos cabecillas eran presuntamente los exfutbolistas Jonan García (ex del Ciudad) e Iván Moreno (ex del Murcia). El beneficio total de la trama, que se dedicaba a amañar partidos para ganar dinero de forma fraudulenta apostando en mercados preferentemente asiáticos, ascendió a 840.000 euros.

Llegamos así a la 'operación Cortés', relacionada con la anterior, ya que pertenece a la segunda fase de la 'operación Pizarro'. Durante la misma la Policía detuvo a 21 personas, entre ellos futbolistas de Tercera División, tres jugadoras de la Primera femenina y un árbitro. La investigación, desarrollada principalmente en Extremadura y Andalucía, situó el centro de la trama en China, donde se organizaban apuestas ilegales por internet vinculadas con el amaño de partidos.