Boxeo

Mari Carmen Romero: «Me veo aspirando a grandes cosas»

La boxeadora Mari Carmen Romero, este lunes, en la Consejería de Educación. / Vicente Vicéns / AGM

La boxeadora lumbrerense exhibe en su recepción institucional el cinturón y la medalla que la acreditan como campeona del mundo de muay thai

FERNANDO PERALSMurcia

La campeona del mundo de muay thai, Mari Carmen Romero, fue recibida este lunes 25 de marzo por la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá. La boxeadora, que lleva desde los cinco años subida a un ring, ha pasado por las modalidades de k1, boxeo, kick boxing y muay thai. El pasado 18 de marzo, la lumbrerense logró el cinturón de campeona del mundo en Bangkok tras derrotar a la peruana Fiorella en tres asaltos.

La de Puerto Lumbreras vivió 15 días de auténtico desgaste en la capital de Tailandia. Separada de sus dos hijos y entrenando bajo un calor sofocante, Romero logró cumplir un sueño cuando consiguió el cinturón de campeona del mundo de muay thai: «Ha sido un triunfo de mucho esfuerzo por el trabajo allí y el camino que hay detrás. Teniendo dos hijos, he tenido que sacar horas de donde fuera. Ir a Tailandia, pelear, llegar a la final y vencer es un sueño hecho realidad. El clima era horrible. Entrenar allí resultaba muy difícil por el calor y tienes que adaptarte en poco tiempo. Ha sido un trabajo de mucha técnica, correr y sudar». Para la luchadora, esta competición, que ganó gracias a los puños porque «en muay thai no están acostumbrados a que les boxeen», fue «como montar en bicicleta, porque ya había practicado antes esta modalidad y eso no se olvida».

La consejera se deshizo en elogios con la boxeadora murciana y ensalzó su valor como deportista y como mujer: «Mari Carmen nos ha dado una alegría a toda la Región y es una satisfacción. Hace muy pocos días se le premiaba en la gala de la Región. Es una referente como deportista y como mujer, una auténtica luchadora que lleva en esto desde pequeña. Siempre luchando y conciliando su vida deportiva y familiar. Es un espejo donde mirarnos las mujeres de la Región de Murcia y de toda España».

Desde hace un tiempo es boxeadora profesional y eso le permite competir en otras modalidades con el objetivo de disfrutar del deporte que ama y, secundariamente, sacar la mayor remuneración posible. Ingresos que siempre son pocos, según explica resignada la campeona del Mundo: «El boxeo es un deporte que debería tener un poco más de ayudas, sobre todo para una deportista que llega a lo más alto. Debería ser más reconocida. España debería cambiar un poco en este sentido». A pesar de esto, la lumbrerense recibió con satisfacción todas las muestras de apoyo que le llegaron tanto en la ciudad tailandesa como a su llegada a Madrid. «Este deporte en Bangkok es como una religión, es su deporte base. Me paraban para hacerme fotos y todo el mundo me conocía. Cuando llegué a España la gente también me dio su ánimo. En Puerto Lumbreras y Murcia he notado esto aún más si cabe, y mis hijos ni te cuento, no me los puedo despegar».

Romero se encuentra «en el momento más fuerte de mi carrera y en el que me veo aspirando a grandes cosas». Tras aterrizar de Tailandia con el título bajo el brazo, la boxeadora ya fija su objetivo en los próximos retos: «Voy a ir a un Europeo en Italia y estoy a la espera de que me llamen de México para pelear en boxeo. Estoy en la edad perfecta y en el momento de coger todo lo que me salga». La de Puerto Lumbreras tiene una fecha marcada en rojo en su calendario. Murcia acoge el Nacional de boxeo el 15 de junio y no se lo va a perder por nada del mundo: «Aún están viendo el lugar donde se celebrará pero estaré aquí. Pienso entrenar al máximo, no despistarme en nada, y darlo todo para poder ganar».

Más