BALONMANO

España, a por su tercera estrella

Jordi Ribera, seleccionador español. / EFE
Jordi Ribera, seleccionador español. / EFE

MIGUEL A. PINDADO

La suerte está echada. El seleccionador nacional Jordi Ribera debuta esta tarde con sus Hispanos en el Mundial de Alemania y Dinamarca con la intención de alcanzar, como mínimo, las semifinales. Y es que el cálculo de la selección española va mucho más allá del podio mundialista y mira con especial atención a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para lo cual un camino asequible de clasificación sería conquistar el cetro mundial o bien organizar alguno de los torneos preolímpicos a los que se accede desde las siguientes plazas mundialistas.

Y no es baladí la propuesta. Al conjunto nacional, después de dos Mundiales y un Europeo, le falta el entorchado olímpico para completar su palmarés y de todos es sabido que, salvo el acceso, un torneo olímpico suele ser menos exigente que un Mundial o uno continental.

Pero tampoco los Hispanos quieren caer en el cuento de la lechera. Y para ello, lo primero y principal se verá hoy, a partir de las 20.30 horas, cuando los hombres de Jordi Ribera salten al parqué del Olympiahalle de Munich para medirse a Bahrein. Será el partido del debut, sin duda un encuentro siempre complicado en el que los equipos deben confirmar sus esquemas, sus convicciones, dejar atrás los nervios y consolidar un estilo determinado de juego. Y en este sentido el equipo de Jordi Ribera es un auténtico pozo de sorpresas. Porque el técnico catalán ha dotado al conjunto español de una variedad táctica y combinativa exquisitas y sobre todo muy necesarias para compensar la ausencia de grandes lanzadores exteriores.

España juega en el Grupo B y tendrá como rivales a Bahrein, Islandia, Japón, Macedonia y Croacia. Es de esperar que los Hispanos se jueguen el liderato del grupo en el último encuentro ante la poderosa selección croata. La selección de Bahrein, a diferencia de la de otros países del Golfo Pérsico, cuenta exclusivamente con jugadores locales, es decir que militan en las ligas de su país o en la de Arabia Saudita, lo que coarta en cierta medida el nivel del combinado árabe, aunque conviene seguirle de cerca.

 

Fotos

Vídeos