Natación | Mundiales

España cae derrotada ante EE UU en la final de waterpolo playa

La selección española de waterpolo playa. /RFEN
La selección española de waterpolo playa. / RFEN

El equipo femenino perdió por 14-12 en la lucha por el título del deporte de exhibición

EFESeúl

El equipo español femenino de waterpolo playa cayó derrotado este jueves frente al de Estados Unidos, por 14-12, en la final del Mundial que se disputa en Corea del Sur, en un campeonato en el que participa como deporte de exhibición.

En este mundial, el waterpolo playa cuenta con la participación de las selecciones femeninas de Estados Unidos, China, Australia y España, y las masculinas de Francia, Argentina, China y Canadá.

En los anteriores encuentros, las jugadoras españolas derrotaron a China y Australia, pero el martes perdieron frente a Estados Unidos, y en la final cayeron de nuevo ante las norteamericanas.

El partido de hoy estuvo muy disputado desde el inicio. El primer tiempo acabó con victoria de Estados Unidos frente a España por 8-7.

Estos juegos de exhibición se están desarrollando no frente a la playa, como es habitual en este deporte, sino en una piscina de la Universidad de Nambu, con las normas y reglamentos particulares para este deporte.

Bea Ortiz lanza a portería.
Bea Ortiz lanza a portería. / Efe

Triunfo ante Cuba y a pensar en los cuartos

La selección española femenina de waterpolo derrotó hoy a la de Cuba por 6-19 en un triunfo con el que confirmó su liderazgo en el grupo y en el que quedó con una holgada diferencia respecto a las demás selecciones.

Con este resultado en el mundial de natación de Gwangju (Corea del Sur), España pasa a cuartos de final, tras haber acumulado 6 puntos, frente a los dos de Grecia y Kazajistán y los 0 que tuvieron las jugadoras cubanas.

Sólo el tercer parcial Cuba lo cerró por delante, con un marcador de 4-3, pero en el resto hubo una clara victoria de las españolas.

El seleccionador del equipo, Miki Oca, declaró que España había cerrado una primera fase «bastante buena», aunque ahora toca descansar y prepararse para la siguiente fase.

Con el primer lugar en el grupo, España pasa directamente a cuartos de final. Su próximo rival dependerá del ganador en el partido de octavos de final que jugarán Holanda y Canadá.

Cualquiera de los dos equipos «será un rival muy complicado», agregó Oca en declaraciones ofrecidas por la Real Federación Española de Natación (RFEN).

«Ahora empieza un nuevo torneo, en los cruces. Todos los rivales aquí son muy complicados», agregó el seleccionador, que también anotó que desde hoy y hasta el lunes, cuando la selección disputará su próximo encuentro, se intentará «no perder el tono de la competición».

Por su parte, una de las integrantes del equipo, Marta Bach, también se declaró muy satisfecha con la participación de España en la primera fase. «Ahora con la cabeza en cuartos, que es un partido de vida o muerte», añadió.

Ona Carbonell y Paula Ramírez, quintas en el dúo libre

El dúo libre español, formado por Ona Carbonell y Paula Ramírez, finalizó este jueves quinto en el dúo libre, la misma posición y la misma puntuación que en los últimos Mundiales, en una prueba del programa olímpico y en la que Rusia, China y Ucrania se subieron al podio.

Las españolas se quedaron a 1,3 puntos de Japón, que fue cuarta, y a 2,4 puntos del último escalón de las medallas, que ocupó Ucrania, con lo que las diferencias aumentan en este sentido.

Vestidas con un elegante bañador de pedrería blanca, las españolas consiguieron una décima más que en el preliminar. Interpretaron una energética rutina flamenca, titulada 'Pasión de malagueña', en la que han estado trabajando desde hace meses. La composición, acompañada de acordes de guitarra de Juan Manuel Cañizares y la voz de Plácido Domingo, precisó la ayuda del director del ballet nacional, Antonio Najarro, que asesoró a las nadadoras en algunas sesiones en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés.

El ejercicio, vistoso y muy físico, no permitió a España escalar más en la clasificación, y necesitará mejoras para aspirar a algo más el próximo verano en Tokio.

La medalla de oro fue para las Svetlanas -Romashina y Kolesnichenko-, la vigésima primera de este metal en un mundial de Romashina. Las chinas Sun Wenyan y Huang Xuechen, con 94,5 puntos, se quedaron a más de dos de las todopoderosas rusas, mientras que Ucrania, con Anastasiya Savchuk y Marta Fiedina, no tuvo problemas para mantener la tercera plaza, ya que aventajó en siete décimas a las japonesas. La única variación en la clasificación respecto al preliminar fue la mejora de Francia, que pasó del décimo lugar al octavo, superando a las parejas de Grecia y de Austria.