Despedida del Mundial bañada en oro

Santiago Rodríguez vuela por encima de Silvia Arenas y Alba Montoro durante el ejercicio del sénior mixto del Rítmica Cartagena, que conquistó la medalla de oro en la jornada que cerró el Mundial, celebrada ayer en Cartagena. / j. m. rodríguez / agm
Santiago Rodríguez vuela por encima de Silvia Arenas y Alba Montoro durante el ejercicio del sénior mixto del Rítmica Cartagena, que conquistó la medalla de oro en la jornada que cerró el Mundial, celebrada ayer en Cartagena. / j. m. rodríguez / agm

El sénior mixto del Rítmica Cartagena logra su cuarto título seguido el día de la retirada de sus gimnastas, mientras que el sénior absoluto acaba duodécimo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Cuando empezaron a practicar gimnasia rítmica a los 4 o 5 años de edad jamás imaginaron que su despedida, pasada ya la veintena y trasvasadas todas a la modalidad de gimnasia estética de grupo, iba a ser tan emotiva y perfecta. Pero lo fue. Redonda. Alba Montoro, Silvia Arenas, Santiago Rodríguez, Marta Mula, Noelia Esparza, Mariam Lozano y Valeriya Rafalska, integrantes del sénior mixto del Rítmica Cartagena, que las últimas temporadas ha estado dirigido por Aida Mula, se retiraron ayer de la alta competición por la puerta grande: ganando su cuarto Mundial consecutivo. Y lo hicieron en casa, delante de un público que se volvió loco cuando estos siete gimnastas cartageneros (seis chicas y un chico) pisaron el tapiz.

Al final de un ejercicio brillantísimo, el Palacio de Deportes se caía. Había cánticos y gritos. La euforia y la emoción se desató. Y no solo se volvieron locos los aficionados locales. Las gimnastas del norte de Europa sienten especial devoción por Santiago Rodríguez, el niño cartagenero que se hizo mayor y fue derribando obstáculos en este deporte hasta convertirse en uno de los gimnastas de estética más conocidos y valorados en todo el mundo. También hubo lágrimas, con sabor a despedida. En la grada, de familiares y amigos que sabían que ayer se ponía punto final a la larga y exitosa trayectoria de este equipo, que ha dominado por completo este deporte en España durante la última década; en la pista, de las propias gimnastas fundidas en un eterno abrazo con sus entrenadoras.

Clasificaciones

-
Senior
1. Madonna (Rusia)
39.250
2. Minetit (Finlandia)
38.800
3. OVO Team (Finlandia)
38.550
4. Expressia (Rusia)
38.500
5. Team Japan (Japón)
37.000
12. Cartagena (España)
32.950
-
Júnior
1. OVO Team (Finlandia)
38.400
2. Victoria Strela (Rusia)
38.350
3. Victoria (Rusia)
38.300
4. National Team (Bulgaria)
37.950
5. Minetit Elite (Finlandia)
36.500
10. Cartagena (España)
32.950
-
Senior Mixto
1. Cartagena (España)
33.2002
2. Mixed Team (Finlandia)
28.800
3. Acordes (España)
27.600

Lo dejan en lo más alto. Ahora todas están terminando la carrera universitaria, ya son entrenadoras de equipos del club y entre las lesiones propias de un deporte muy exigente y las dificultades para poder compaginar horas de entrenamiento con el resto de obligaciones de la vida adulta, se ha llegado a este punto final.

El futuro de la gimnasia cartagenera, no obstante, queda ahora en muy buenas manos. Se demostró ayer mismo con el extraordinario papel desempeñado por el conjunto sénior, entrenado por Celia Armada, y el júnior, dirigido por Alba Montoro. Ambos estuvieron en una de las mejores finales de la historia de los Mundiales. Las primeras acabaron duodécimas, justo por detrás del Ciutat de Barcelona. El equipo está formado por Alba Blanco, Carlota Pascual, Belén García-Prefasi, Luna Tobal, Alba Sánchez, Itziar Pascual, Remedios Vélez, Andrea Montero, Candela García-Prefasi, Mari Carmen Agüera y María del Mar Ruiz. Todas son menores de 18 años, están acostumbradas a ser campeonas de España en todas las categorías desde muy pequeñas y el futuro es suyo.

Las júniores, décimas

En cuanto a las júniores del Gimnasia San Antón Cartagena, terminaron décimas tras realizar un gran ejercicio que fue puntuado por debajo de lo que merecieron Nadia Ponce, Sol Morales, Ada Díaz, Chunwei Alba Blaya, Sabina Ros, Paola Moreno, Elena García, Ainhoa Cavas, Gema Pérez y Clara Pérez. La próxima temporada tendrán la oportunidad de desquitarse. Son las actuales campeonas de España.

Las finales de esta vigésima edición del Mundial, que han traído a Cartagena a 1.700 gimnastas de 28 países, congregaron en la mañana de ayer a casi 2.500 personas en el Palacio de Deportes. Rusas y finlandesas coparon las primeras posiciones. En la categoría sénior la medalla de oro fue para las rusas del Madonna. En la júnior ganaron las finlandesas del OVO Team, con una coreografía preciosa y un ejercicio que dejó con la boca abierta al público.