«Quien corre esta prueba asume un reto que marca su vida»

El aguileño Isaac Buendía, a la izquierda, en la prueba del año pasado. / titan
El aguileño Isaac Buendía, a la izquierda, en la prueba del año pasado. / titan

El ciclista aguileño Isaac Buendía correrá la Titan Desert

Paco Lastra
PACO LASTRA

De los diez murcianos que tomarán la salida este domingo en la que probablemente es la competición ciclista más dura del mundo, destaca la presencia de Isaac Buendía (44 años). Este año, ocupado como está con la próxima apertura de una nueva tienda de bicicletas, se planteó no participar en la Titan Desert, pero lo hará, y por cuarta vez. Su experiencia en esta prueba no ha pasado por alto y el equipo de La Caixa lo ha reclutado. Este año se conforma con terminar después de haber acabado en el puesto 160, 59 y 69, respectivamente.

-¿Qué le lleva a correr esta dura prueba?

-Desde hace mucho tiempo el ciclismo ha sido mi pasión y modo de vida. En busca de nuevas aventuras, conocí esta prueba por circunstancias particulares y al final ha hecho que me enganche año tras año.

-¿Cómo definiría el reto de la Titan Desert?

-El reto para mí consiste en la finalización de esta prueba deportiva, que por su dureza extrema, clima y terreno hace que sea todo un desafío poder acabar cada una de las etapas que la componen.

-¿Cómo se prepara? ¿Cuántos días a la semana y horas entrena?

-Para mí, la preparación de esta prueba es un poco complicada porque soy el dueño de la tienda de bicicletas Bicis Burú, en Águilas, y nuestro horario comercial me impide entrenar todo lo que necesitaría para prepara esta prueba. Este año desde Navidad he entrenado todos los días, de las 14.00 a las 16.00 horas, horario en el que la tienda está cerrada.

-¿Qué tipo de bicicleta utiliza para competir en la Titan Desert?

-Los tres años anteriores utilicé una de 29 pulgadas con neumáticos normales. El año pasado pudimos comprobar que muchos participantes iban con ruedas con una anchura extra. Este año he apostado por llevar una bicicleta sin suspensión delantera ni trasera, de 9 kilos y medio, con un diámetro de 29 pulgadas y neumático plus 3.0, que sinceramente va muy rápida.

-¿Con qué se queda de la Titan?

-Sin lugar a dudas, con la satisfacción por la superación del reto y, por supuesto, con la cantidad de amigos que se hacen allí, ya que la convivencia es muy buena. También destaca la gran acogida del pueblo marroquí a los ciclistas a su paso por los distintos poblados y los impresionantes paisajes que se pueden ver a lo largo de los más de 100 kilómetros de cada etapa.

-¿Qué consejo daría a los ciclistas que se plantean disputar una carrera por etapas como la Titan?

-Lo principal en una prueba de este tipo es pensar que vas a una carrera por etapas, con lo cual hay que vivir el día a día. Uno tiene que pensar, no en el final, sino en acabar cada etapa. Se viven momentos muy duros que, gracias a que se está siempre acompañado, uno logra superar mentalmente. Hay que tener en cuenta que en esta carrera el descanso se hace todos los días en el suelo. Al contrario que en otras carreras de este tipo, no hay comodidades, a pesar de que cada año la organización nos lo pone más fácil. El consejo más práctico que daría a quien afronta la Titan Desert por primera vez es que asuma la prueba como un reto que va a marcar su vida deportiva.

Cuarta vez en una carrera en la que ya ha subido al podio

Isaac Buendía afronta a partir del próximo domingo su cuarta Titan Desert. En la primera acabó en el puesto 160º. En la siguiente en el 59º, y en la tercera, la del año pasado, terminó la prueba en el puesto 69º. No obstante, subió al podio. Lo hizo en la categoría 'ambassador', en la que los corredores representan, en un equipo de dos, a su localidad de procedencia. Ambos deben rodar juntos hasta la llegada a meta. Isaac, formando pareja con José García Sánchez, fue tercero en esta modalidad.