Conesa se cuelga la plata y Superlópez saca billete para Doha

Conesa celebra su medalla de plata en Alytus. / farmu
Conesa celebra su medalla de plata en Alytus. / farmu

Alytus, en Lituania, acogió ayer la 13ª Copa de Europa de marcha, en la que tomaron parte tres atletas murcianos: Miguel Ángel López, Pedro Conesa y Benjamín Sánchez, con resultados notables. Así, el alcantarillero Pedro Conesa logró la plata individual y por equipos en los 10km sub-20, con Benjamín Sánchez plata por equipos en 50km y Miguel Ángel López, oro por equipos en 20km. No hay que olvidar que también estaba el entrenador ciezano José Antonio Carrillo. La gran alegría la dio Pedro Conesa. El marchador del Nutribán Sociedad Atlética Alcantarilla se colgaba la plata en los 10km sub-20, cubriendo la distancia con un tiempo de 43:18, y proclamándose igualmente subcampeón continental por equipos.

El marchador del UCAM Athleo Cieza Benjamín Sánchez finalizaba 26º en los 50km en el apartado individual (4:13:54), subiendo al segundo cajón del podio por equipos.

Y en la cita con los 20km, el murciano Miguel Ángel López, en una competición de importancia particular para él puesto que decidía la tercera plaza de la selección española para el Mundial de Doha, arrancó con ganas de repetir por cuarta ocasión consecutiva posición de podio en la Copa de Europa, tras su oro en Murcia 2015, y las platas en Dudince 2013 y Podebrady 2017. Finalmente, el marchador del UCAM Murcia obtuvo la 6ª posición (1:21:00), colaborando en el triunfo español en 20km, junto a Diego García, Álvaro Martín y un Alberto Amezcua al que, en principio, arrebató esa plaza para Doha.

Ruta de las Iglesias

Rocío de Gea y Mario Molina ganan en Cehegín

El Noroeste fue protagonista el sábado con motivo de una cita nocturna de Cehegín y su 10K Ruta de las Iglesias. Por el lado masculino, el triunfo correspondió al atleta del CA Puertas Lorca Mario Molina. En el apartado femenino, la más rápida sería la atleta del CD Quípar Eva Rocío de Gea.

Giro de Italia

Rojas pasa del segundo al cuarto puesto tras la crono

El esloveno Primoz Roglic dio un golpe de autoridad en el Giro de Italia al ganar ayer la novena etapa, una cronoescalada de 34 kilómetros disputada entre Riccione y San Marino. Roglic, que invirtió un tiempo de 51:52 minutos en completar el recorrido, aventajó con holgura al resto de máximos favoritos, entre los que salieron especialmente perjudicados el español Mikel Landa, que perdió 3:03 minutos, y el colombiano Miguel Ángel Lopez, que cedió 3:45. Una sensacional actuación que, sin embargo, no sirvió al corredor esloveno para recuperar el jersey rosa que vistió las cinco primeras jornadas, que seguirá en posesión del italiano Valerio Conti con una ventaja de 1:50 sobre Roglic. Por su parte, el ciezano José Joaquín Rojas, que estaba en segunda posición, queda ahora cuarto, a 2:33.