GOLF | TORNEO LA VERDAD-LA MANGA CLUB

«Volveremos para jugarlo»

La jugadora Vega Arranz se hace un selfi durante la celebración del Torneo La Verdad-La Manga Club. /
La jugadora Vega Arranz se hace un selfi durante la celebración del Torneo La Verdad-La Manga Club.

Tras la suspensión de la prueba por tormenta y lluvia, el Torneo La Verdad-La Manga Club se celebrará el próximo 9 de diciembre

MARÍA JESÚS PEÑAS CARTAGENA

La pareja de jugadores Joaquín Santa Elena y Vega Arranz viajó expresamente desde Madrid para jugar esta prueba, la undécima edición del Torneo La Verdad-La Manga Club (LV-LMC). Para ambos 'amateur' no es una competición desconocida -han disputado anteriores ediciones- ni tampoco lo es la excelencia del complejo murciano, que pisaron por primera vez en 2013. Desde aquella fecha son unos enamorados de esta tierra levantina, a la que han vuelto en numerosas ocasiones y en la que les encantaría residir, a pesar de que Santa Elena sigue sintiendo como debilidad golfística el campo de la PGA Catalunya. Aun así, en la foto de portada de este madrileño, en una conocida red social, aparece la estampa del hoyo 4, del Campo Norte. No es de extrañar. Las tonalidades de los verdes, el corte y mantenimiento de las calles y 'green', y la belleza de su paisajismo, son dignos de mostrar al mundo. Una instantánea precisamente tomada en el escenario de la competición anual 'amateur' organizada por 'La Verdad', en sintonía con La Manga Club, el pasado 27 de octubre.

CALENDARIO DE COMPETICIÓN:

3 de noviembre
Open de Golf Asido, en Golf La Serena (968 575 576). Benéfico.
4 de noviembre
Ligas PGA Golf, en Hacienda del Álamo (968 157 236). Final juvenil y 'amateur' del circuito anual. /// Ligas PGA Golf, en Hacienda del Álamo (968 157 236). Final juvenil y 'amateur' del circuito anual.
10 de noviembre
6º prueba del Circuito Lorca Golf Course, en Lorca Resort (968 113 535).
17 y18 de noviembre
Torneo Comedor Cáritas, en Torre Pacheco (968 585 111). Benéfico.
24 de noviembre
Circuito GNK Golf Tour (final), en Mar Menor (968 041 765). Última prueba del cirucito anual. Entrega final de premios.

La suspensión

Por primera vez en una edición de la prueba LV-LMC, la previsión meteorológica hizo de las suyas. Aparentemente la inestabilidad atmosférica prevista no suponía un gran riesgo, al menos, a priori. Pero finalmente, sí lo fue. Lo que comenzó con una leve llovizna a primera hora de la mañana y que se disipó sin mayores consecuencias, volvió a aparecer de nuevo alrededor de las nueve, la hora prevista del tiro. Treinta dos minutos después, la prueba comenzó a rodar con normalidad tras el afanoso trabajo de Clara Ponce y Luis León, dos de los 'marshall' de LMC, por reubicar con la mayor celeridad posible a algunos jugadores en otros 'tee' de salida, debido al desajuste provocado en las partidas por las ausencias injustificadas de los no presentados.

Cuando suena la sirena de aviso de tormenta, el golfista debe dejar de jugar y dirigirse hacia la Casa Club, a ser posible

A partir de las 9.35 horas, alrededor de un centenar de participantes pudieron por fin hacer rodar con normalidad su bola, y jugar buena parte del recorrido con una agradable temperatura y sin mayores interferencias. Pero solo hasta las 13.30. A esa hora sonó la sirena de tormenta. Una alerta que siempre se produce ante la posibilidad de aparato eléctrico. Los avisos suelen darse con la suficiente anticipación para que el golfista deje de jugar y se dirija a la Casa Club. De no poder hacerlo, no debe refugiarse en el 'buggy', debajo de un paraguas o acercarse a zonas con agua. Tampoco mantenerse cerca de la bolsa de palos o refugiarse debajo de un árbol aislado; en cambio un búnker es un buen sitio para esperar.

El reglamento prevé la imposibilidad de volver a disputar la prueba para las incomparecencias sin previo aviso

Dinero caído del cielo

El juego ya no se reanudó. Tras la sirena una prieta lluvia apareció de repente. «Dinero caído del cielo», afirmaría el jugador Pedro Bajo Maroto, apenado por la suspensión de la prueba, aunque a su vez entendía que ese agua de lluvia «es un gran beneficio para la agricultura». Hasta 15 litros por metro cuadrado cayeron durante la jornada del sábado sobre el complejo. Un agua que también beneficia a los campos de golf de la Región. Porque el césped no deja de ser otro cultivo más, cuyo 'fruto' es el jugador de golf.

A la vista del parón definitivo, la organización decidió resolver la situación, ofreciendo a los participantes una nueva fecha para disputar el Torneo de LV-LMC 2018: el próximo 9 de diciembre. Para aquellos jugadores para los que el día no les resulte factible, el Real Golf de La Manga Club les ofreció, en palabras del propio Eduardo Ruiz, el director general de Deportes del complejo, «la posibilidad de un 'green fee' en cualquiera de los tres campos» con los que cuenta La Manga Club. «Un lujo de solución que agradecemos enormemente», manifestaría Joaquín Santa Elena. De la misma opinión es Vega Arranz, que destaca: «Todo un detalle que se nos permitan volver a disfrutar de otro gran torneo en diciembre». Un sentimiento compartido por el resto de jugadores. Arranz concluyó diciendo al despedirse: «Volveremos para jugarlo».

La prueba contará de nuevo con el respaldo de las marcas patrocinadoras, colaboradoras y amigas del torneo como son: Premiercar Jaguar&Land Rover, Econatura y Terra Training; Blasco Joyeros, Beefeater -que animó los espíritus tras el cóctel de la prueba que sí se celebró (con caldero incluido)-, y de patatas Pijo que estuvo presente tanto en el avituallamiento como en el 'welcome' de los jugadores, al igual que la nueva bebida de avena con zumo de frutas, Ades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos