Villaitana se puebla de 'sabios'

Última jornada. En la calle del 18, Miguel Ángel Jiménez ejecutando su golpe de aproximación al 'green', arropado por más de medio millar de personas y con la montaña Puig Campana, de fondo, como testigo. /
Última jornada. En la calle del 18, Miguel Ángel Jiménez ejecutando su golpe de aproximación al 'green', arropado por más de medio millar de personas y con la montaña Puig Campana, de fondo, como testigo.

El recorrido Levante fue el escenario del Costa Blanca Benidorm Senior Masters, prueba a la que acudieron 54 de los mejores jugadores de las últimas décadas

MARÍA JESÚS PEÑAS ALICANTE

Son los mayores del golf. Los séniores. Los profesionales de más edad y por lo tanto, de mayor experiencia y sabiduría. Deportistas que ejercen el uso de sus herramientas de trabajo desde el poder que les da la madurez y la sapiencia, sin perder por ello las ganas de competir. «El día que no tengas ganas de salir de mi casa (para jugar), se acabará la competición», declaraba uno de los participantes del pasado Costa Blanca Benidorm Senior Masters, recién aterrizado de Hong Kong para disputar la única prueba del Staysure Tour (el Circuito Sénior Europeo) en suelo español. Se trataba del carismático jugador español Miguel Ángel Jiménez, que atesora solo él en su palmares alrededor de 700 torneos disputados, 30 victorias y cuatro intervenciones en Ryder Cup. Las cifras de los 54 jugadores que se presentaron a la competición marean. Juntos sumaban 277 títulos; y entre ellos, 11 jugadores Ryder Cup, cuatro campeones del mundo y tres ganadores 'majors', entre los que destacaba José María Olazábal (con dos Masters de Augusta, 1994 y 1999). Un histórico plantel de profesionales, para una novel prueba, que pobló durante tres días consecutivos de competición (del 29 al 1 de diciembre) el par 72 de estilo americano -un Nicklaus Design-, para ofrecer su mejor golf.

No solo grandes jugadores salpicaron el campo. La mayor presencia de pino, festucas, esparto y acebuche -todas plantas autóctonas- fueron las mejoras paisajísticas que desde el departamento de mantenimiento del recorrido alicantino se realizaron para optimizar unos 18 hoyos sobre los que durante los últimos meses se han venido trabajando para conseguir un campo a la altura de una prueba de 'tour'. Resiembra de invierno en calles y 'tees', revisión de todos los drenajes, más arena en los 104 búnkeres existentes y, como última hora, trabajar bajo presión tras caer 80 litros por metro cuadrado de lluvia, diez días antes de la competición.

Alfredo Pérez, el superintendente del recorrido, no pudo estar más satisfecho del trabajo de su equipo (22 personas en total, más seis de apoyo para la prueba): «El esfuerzo ha sido brutal por parte del personal con el que cuento, porque se trata de un campo comercial, cuyo tráfico de jugadores es muy alto -los dos recorridos del Meliá Villaitana han llegado a tener 408 salidas en un solo día-; y no lo hemos cerrado mientras lo preparábamos para las condiciones que nos exigía el European Tour (ET)». Para Pérez, el que el ET «no permitiera colocar bola», y las muchas menciones de los jugadores al excelente estado del campo, fue la prueba irrefutable de un trabajo bien hecho. Tras 13 años cuidando este Nicklaus, este ingeniero agrónomo alicantino que trabajó durante tres años en la Región de Murcia y que lleva a sus espaldas varios 'opens' y la última Ryder Cup vivida en suelo francés, no puede esconder su satisfacción. Emocionado en la última jornada, escuchó del propio ganador de la prueba, el inglés Paul Streeter, cómo este alababa las magníficas condiciones del campo, mientras sujetaba su trofeo de campeón y el cheque de 45.000 euros, como premio en metálico -la prueba repartía un total de 250.000 euros-.

«Es muy bueno el diseño y tiene unos búnkeres muy bien colados» José María Olazábal. Golfista español

150 millones de hogares

Tanto Olazábal como Jiménez, días antes del inicio del Costa Blanca Benidorm Senior Masters, pusieron de manifiesto las gratas sensaciones que habían recibido a la hora de jugar el recorrido. El vasco lo hacía por primera vez con motivo de este sénior -encontrándose con «un muy buen diseño y unos búnkeres muy bien colocados»-, y el malagueño, por segunda. Convenció el campo y, dejó gratamente encantados a los participantes, las agradabilísimas temperaturas -entre 17 y 22 grados- y un cielo azul raso, en pleno mes de diciembre. Una gran tarjeta de visita para los millones de aficionados de este deporte en todo el mundo, que a través de la televisión pudieron seguir la prueba. La productora del European Tour cuantificó que el evento llegaría a unos 150 millones de hogares. En concreto y a través de la señal de Sky Sports, la prueba se coló en 6,5 millones de hogares de abonados en el Reino Unido.

Entre los encantados jugadores con la prueba, el clima, el campo y el hotel, el argentino Rafael Gómez, que quedó en 3ª posición en la última jornada (-11 en el total), tras ser líder y colíder en las dos anteriores. Su balance no pudo ser más positivo, a pesar de no haber ganado: «Han sido unos días lindos en un lugar espléndido; un lugar para descansar, para jugar, para disfrutar. Así que son todos elogios. (...) La verdad que el lugar, la cancha, la gente... me han tratado de primera. Lástima que no puede ganar, pero el golf es eso. Solo espero volver el próximo año y que me vaya mejor. Muy lindo todo».

«Es un lugar espléndido. Un sitio para descansar, para jugar y disfrutar. Aquí me han tratado de primera» Rafael Gómez. Golfista argentino

Jiménez llegó al 18 con un -14 que le supuso minutos después poder disputar un 'playoff' con el inglés Paul Streeter quien, a pesar de ir -15, hizo 'bogey' en el último hoyo. Un tirazo del inglés a 'green' dejó sentenciado el hoyo de desempate a su favor. Jiménez quedó segundo y Santi Luna (-9), séptimo como el segundo mejor español en la tabla.

A la prueba se acercaron algunos murcianos 'amateurs', caso de Antonio Arques o Salvador López. Ambos encontraron en el Costa Blanca Benidorm Senior Masters una ocasión magnífica para ver de cerca golf de verdad. En la cancha de prácticas se quedaron ensimismados con el suave toque de bola de Miguel Ángel Martín. Un jugador conocido en la comunidad murciana, ya que en esta tierra tiene buenos amigos -caso del profesional Álvaro Herrero-, y casa de veraneo en Águilas. El onubense aseguró, a preguntas de 'La Verdad', que no se siente sénior de edad, «ahora juego mejor que con 18 años», y sobre el campo destacó que se nota «la mano de Nicklaus. (...) Además es un recorrido que no se hace largo». En Meliá Villaitana Golf Club tuvo buenas sensaciones; «no he jugado mal», pero finalmente el resultado no terminó cuajando, porque «hay que meter los 'putts'». Alguno se escapó por algún ruido a destiempo del público. Martín agradece que vayan los 'amateur', siempre y cuando «no se hagan notar». Si las previsiones se cumplen, la prueba se celebrará de nuevo en 2019, para volver a poner a Meliá Villaitana, Benidorm, Alicante y la Comunidad Valenciana en el mapa mundial de la competición sénior. Un 'ruido' este sí, que le viene muy bien al producto turístico de golf español.

Temas

Golf