La Torre Golf ya tiene su hoyo en uno en el circuito

El primero. Natalia suma su primer hoyo en uno como golfista. /
El primero. Natalia suma su primer hoyo en uno como golfista.

MARÍA JESÚS PEÑAS MURCIA .

Su compañero de partida Alfonso Costa se lo confirmó. «Tienes 82 metros». Natalia Bernal dudó qué palo coger. Finalmente se decantó por sacar de la bolsa el hierro 9, para hacer frente a este par 3 de La Torre Golf Resort. Hacía calor. Normal para un 14 de julio, en Murcia. Se jugaba la cuarta prueba del Circuito GNK Golf Tour 2018. La bola salió en dirección a bandera. Picó en la entrada de 'green', rodó segura hacia el hoyo y ¡entró! Su primer hoyo en uno, en 13 años de golf. «Desde que ha hecho el 'hole one' no se le ha borrado la sonrisa», atestiguaría Costa al hablar del hoyo de su compañera. Solo hubo una pega. Que la proeza se realizó en el hoyo 15 y no en el hoyo 9; el elegido por la organización para regalar un Jaguar E-Pace 2.0D, gentileza del concesionario Premiercar Jaguar-Land Rover. Era la segunda ocasión que durante el Circuito GNK Golf Tour de este año -la primera vez fue en Hacienda Riquelme- se tentaba a los jugadores con un premio de esta magnitud. En ediciones anteriores no hubo un premio de estas características ni tampoco se consiguió, caso de La Torre, un hoyo en uno durante la competición.

En casa y no hacía mucho, el hijo de Natalia -Ginés-, que juega al golf en la 'play', le había preguntado a su madre: '¿Tú has hecho un hoyo en uno alguna vez?' A lo que Natalia le había respondido: 'No, hijo. Eso es muy difícil'. A partir de ahora, la respuesta será otra.

Buenos resultados

No es la primera vez que gana una competición, pero casi. Alberto Sánchez recogía en la entrega de premios la copa que le significaba como el ganador de la 2ª categoría de la prueba. Toda una satisfacción personal para un árbitro implicado con la competición GNK desde su inicio, y el encargado de marcar cada uno de los seis campos del evento anual. «Me ha salido un día redondo. De esos en los que te sale todo», declaraba sin dejar de sonreír. Sus 44 puntos conseguidos le supondrán una bajada de hándicap de 17,4 a 14,2. No fue el único que tuvo un buen día. En general los resultados estuvieron muy ajustados y con inmejorables dígitos, a pesar de que La Torre no es un campo que lo ponga fácil. Sus cinco hectáreas y media de arena de sílice -la recomendada por la USGA- distribuidas en 20 búnkeres de 'green', 28 de calle y 9 'waste bunker', son algunos de los obstáculos que encuentra el jugador, además de la singularidad de sus 'greens', «en forma de caparazón, que hacen muy factible que la bola termine escapándose hacia fuera», explica Belén Mosquera, la responsable máxima de los 'greenkeepers' de GNK. Pero esta vez no fueron ningún tropiezo para Jerome Guillem y John Seaton, que en 1ª categoría, consiguieron 41 y 40 puntos, respectivamente; ni para Juan Francisco García (2º en 2ª, con 41 puntos) o Antonio Saez (46) y José Luis Llamas (42), en 3ª. El 'putter' a la bola más cercana recayó en Enrique Pérez de los Cobos.

Hasta septiembre

Dentro del anecdotario del circuito quedará que este estuvo a punto de estrenar la penalización prevista de 2 golpes, sobre una jugadora, por no entregar la tarjeta de resultados junto a los compañeros de partida. Finalmente apareció en el 'pro-shop' y ninguno de los 96 participantes sufrió esta circunstancia que la organización contempla y piensa aplicar sin temblarle el pulso.

Arropados por PremierCar Jaguar Land Rover, Yamaha, GFA Real Estate o Estrella Levante entre otros patrocinadores y colaboradores, y en esta 4ª prueba, por los quesos de la marca local Pedro Díaz, los jugadores fueron conminados por Antonio Solano, el director de los seis campos GNK, a reencontrarse con el circuito el próximo 15 de septiembre, en El Valle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos