617 golpes en 18 hoyos

El árbitro Juan Carlos Aguado sujeta la tarjeta con los 617 golpes. / Mª Jesús peñas
El árbitro Juan Carlos Aguado sujeta la tarjeta con los 617 golpes. / Mª Jesús peñas

El resultado quedó anotado por un jugador durante un torneo celebrado en los nueve hoyos de Torre Pacheco

Mª J. PEÑAS MURCIA

En el anecdotario de un jugador de golf hay de todo. Bolas aparecidas o desaparecidas en los lugares más insospechados de un recorrido; aplicaciones erróneas de una u otra regla de golf; confusiones en una salida de hoyo o alguna que otra mala anotación en la tarjeta, que ha llegado a suponer una descalificación. Y aunque la situación a la que vamos a prestar atención parece de lo más extraodinaria, es más probable de lo que se supone. Llegar a entregar una tarjeta de resultados a la Casa Club, con muchos más golpes de los debidos. Concretamente en este caso: 617 golpes para un recorrido de 18 hoyos.

La situación se dio recientemente en los 9 hoyos del campo municipal de Torre Pacheco, durante la celebración de un torneo oficial. Juan Carlos Aguado, el árbitro en la prueba y miembro del Comité de Competición relata lo sucedido: «Fue el pasado 28 de abril, y sí, en el campo de Torre Pacheco. Realmente el jugador no golpeó la bola 617 veces para terminar el recorrido de los 18 hoyos, pero sí firmo 617 golpes».

¿Cuál fue el motivo? Aguado refresca al jugador que «la regla 3.3b establece que el marcador anotará el resultado de cada hoyo en cada casilla de la tarjeta». Y, ¿qué resultados debe anotar?. Aguado responde: «Los golpes efectuados en ese hoyo incluyendo los de penalidad, y nada más. En el caso de la tarjeta que nos ocupa, el marcador anotó los golpes y los puntos obtenidos, costumbre por cierto muy extendida entre los jugadores 'amateurs', pero sin diferenciarlos. Anotó: 5 golpes para 1 punto, y en la casilla figuraba 51; 4 golpes para 2 puntos, y en la casilla figura 42. Y así sucesivamente. Resultado total de la suma: 617 golpes». Imagínense la cara que se les quedó en el pro-shop al ir a contabilizar la tarjeta y la del jugador al comunicarle el resultado oficial de la misma.

Juan Carlos Aguado Árbitro territorial «Revisen las tarjetas antes de firmarlas y entregarlas, y no se preocupen por los puntos»

Para evitar situaciones como esta, Aguado recuerda que «no debemos olvidar que una vez firmada y entregada la puntuación, el resultado es responsabilidad del jugador por la misma regla 3.3b. Así que revisen las tarjetas antes de firmarlas y entregarlas, y no se preocupen por los puntos obtenidos en 'stableford'. Eso es tarea del comité, y si lo hace, anótelos en una tarjeta aparte para evitar problemas derivados de ese error».

Temas

Golf