«Buscamos capacidad de gasto, no número de visitantes»

Joaquín Medina. / mª j. p
Joaquín Medina. / mª j. p

Joaquín Medina, presidente de Aegolf-RM, dice que el golf ya ha hecho buena parte del trabajo para conseguir atraer a un cliente de nivel

Mª JESÚS PEÑAS MURCIA

Se han cumplido un buen número de los objetivos que se mercaron en el plan de trabajo de 2017/2018, pero sigue quedando mucho por hacer. Así que este año desde el sector del golf y a través de la Aegolf-RM (Asociación Profesional de Empresarios de Golf de la Región de Murcia) se sigue trabajando en las mismas líneas de actuación. Su presidente, Joaquín Medina -gerente del campo de Golf Altorreal- así lo asegura. Sobre la mesa de trabajo «el convenio del sector», una de sus prioridades, pero sin perder de vista la necesaria promoción de este deporte como herramienta turística. En este apartado se trabaja codo con codo con el Itrem (Instituto de Turismo), con el que hay desde hace años muy buena sintonía, gracias en buena parte a la figura de Manuel Fernández Delgado, su director, que entiende perfectamente «el potencial y las necesidades de este producto turístico para toda la Comunidad».

«Región, Región, Región»

Aún así Medina advierte que las próximas cifras que destile el producto de golf «probablemente no sean tan altas como las que hemos manejado hasta ahora», en clara referencia a que destinos como Marruecos y Turquía vuelven a estar en los catálogos de la touroperación internacional, captando clientes. Pero en todo caso, asegura, «lo interesante para nosotros ahora no es tanto el número de visitantes, sino su capacidad de gasto». Ser un destino atractivo para esos turistas con dinero en el bolsillo; y «que piensen en nosotros y que quieran visitarnos» pasa para la asociación por una promoción directa en sus lugares de origen. «Sí. Nos falta vender la palabra Región de Murcia en Gran Bretaña, Bélgica, Francia, Suecia... Estos turistas identifican y saben nombrar destinos como Ibiza, Barcelona, Marbella, Tenerife (...), debemos ser capaces de que pronuncien también Región de Murcia». De ahí que se esté pensando en una importante campaña de medios en países estratégicos para el sector.

«Para ser un destino real necesitamos que el entorno sea igualmente atractivo para el turista»

Pero para ser un «destino real» y realmente apetecible, no hay que olvidar otros aspectos. Porque como indica Medina: «Creo que el golf puede hacer muy poco más para atraer a este cliente final; ahora lo que necesitamos es que el entorno sea igualmente atractivo. Debemos dotar al destino de los servicios de hotelería -hoteles realmente turísticos-, de restauración y de ocio, necesarios». De todo esos accesorios que hacen que la estancia de un visitante sea satisfactoria. Medina es consciente de que «aún nos falta mucho para llegar a ese escenario (...). No creo que Marbella tengo mejores campos de golf que nosotros, pero sí una vida de servicios que nosotros no tenemos». Así que desde Aegolf-RM se pide «valentía empresarial». Que más empresarios se percaten de lo interesante que es este tipo de cliente y «mejoren sus personal. Una plantilla que hable correctamente inglés», y que se adapten horarios de servicios (desayunos, comidas y cenas) a las necesidades de los europeos. Dentro de la Región, Medina pone como ejemplo a «un municipio que se ha percatado de esta circunstancia. Y Los Narejos, gracias al golf, no es el de hace 10 años».

«Los Narejos es un ejemplo, de ello. Este municipio hoy no tiene nada que ver con el de hace diez años»

El extranjero pide terraza

Para el presidente de Aegolf-RM la palabra mágica es: marketing. «Márketing, marketing, marketing», recalca Medina. De este primer objetivo se pasa directamente al segundo paso; «que cuando el cliente entre en internet buscando un destino o cuando trate con su touroperador, lo que encuentre o busque sea Región. Claro que para ello, es importante que pueda venir. Así que las conexiones con Helsinki, Estocolmo o Londres deben ser las adecuadas y ahora, en clara referencia a Corvera, «tenemos el coche, pero le falta gasolina». A esta camino se suma finalmente la posibilidad de «degustar un buen destino, para que el turista diga: 'Me apetece repetir'».

«Necesitamos valentía empresarial, personal que hable inglés y horarios acordes a los europeos»

La climatología murciana avala que el turista de golf pueda venir en cualquier época del año, jugar y disfrutar del sol. Porque no nos engañemos, «el extranjero se llama 'terraza'», asegura Medina. «Nuestro visitante no es de 'interior', quiere estar fuera». Sentado en esa terraza, en un entorno agradable y con una temperatura envidiable mientras come o bebe y, pensando cuándo podrá volver aquí, con su bolsa de palos.

Temas

Golf