Árbitras murcianas en el partido del récord

Martínez Madrona, en el centro, junto a Miriam Morales y María Planes, antes del inicio del Atlético de Madrid-Barça de la Liga Iberdrola. / FFRM

Martínez Madrona, asistida por Miriam Morales y María Planes, dirigió el Atlético-Barça femenino que reunió a 60.700 espectadores

LA VERDADMurcia

Tres árbitras murcianas dirigieron el domingo el Atlético de Madrid-FC Barcelona (0-2), un partido de la Liga Iberdrola que se ha convertido en histórico tras registrar un récord de asistencia a un partido entre equipos de fútbol femenino. El Wanda Metropolitano se dieron cita 60.700 espectadores.

La colegiada internacional María Dolores Martínez Madrona, árbitra principal del duelo, estuvo acompañada en las bandas por la asistente lorquina Miriam Morales y la murciana María Planes. El partido se desarrolló sin incidentes reseñables y Martínez Madrona solo tuvo que mostrar una tarjeta amarilla. La vio la jugadora del Atlético de Madrid Aleixandri.

La carrera de María Dolores Martínez Madrona, nacida en Murcia el 21 de mayo de 1986 e internacional desde el pasado año, está siendo meteórica. Así, a finales del pasado año fue una de las 18 colegiadas seleccionadas para participar en la ciudad suiza de Nyon en el último programa de formación del Centro de la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) para la Excelencia en el Arbitraje.

Durante los cinco días que duró la referida concentración, las elegidas realizaron pruebas físicas y teóricas y análisis de jugadas. También trabajaron en la unificación de criterios.

Una mirada desde dentro

En homenaje a la labor de las tres colegiadas murcianas, la Real Federación Española de Fútbol publicó este lunes un vídeo que documenta cómo vivieron esta jornada para el recuerdo, desde su llegada a un estadio que calificaron de «impresionante», visiblemente emocionadas por sus dimensiones y equipamiento, hasta que lo abandonan. «Qué bonito que un partido femenino se dispute en este escenario y con un ambiente lleno», confesó María Dolores Martínez Madrona, para quien fue «un honor representar al comité técnico de árbitros».

El resultado, una victoria con dos puntos a favor del FC Barcelona, quedó en un segundo plano ante el carácter histórico de una cita destinada a marcar un nuevo hito para el deporte femenino. «Vamos a disfrutar, que hay muchos niños y niñas viéndonos», rogó Martínez a las jugadores del Atlético, consciente de la importancia de un partido destinado a servir de ejemplo.

En un grupo de élite

El objetivo de esta formación organizada por la UEFA era mejorar la posición dentro del arbitraje internacional hasta llegar al grupo de élite que da opción a dirigir los encuentros de las competiciones internacionales más importantes, como una final de la Liga de Campeones, una Eurocopa o un Mundial. Su debut internacional fue en el partido que enfrentó a las selecciones absolutas de Rumanía y Holanda en las instalaciones de Pinatar Arena, el 22 de enero de 2017. El año pasado también fue designada para dirigir dos partidos amistosos: el España-Polonia que se disputó en el campo del Leganés, y el Francia-Suiza, que se jugó en la localidad francesa de Niza.

Martínez Madrona, además, pasó el año pasado a formar parte de la Junta Directiva de la Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales, siendo la primera árbitra, y primer miembro del colectivo arbitral en activo, que ocupa el cargo de vocal.