Selección Española Femenina

Ni récord ni victoria en Cartagena

Ni récord ni victoria en Cartagena

Andrea Falcón fue la mejor de un encuentro que se animó en el segundo tiempo y en el que las españolas merecieron la victoria

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

No hubo récord de público ni tampoco victoria de la selección española en el estreno del combinado de Jorge Vilda en este 2019. Lo primero estuvo muy lejos y lo segundo, cerquísima. Pero el caso es que la fiesta no pudo ser completa, tal y como manda la tradición en un estadio como el Cartagonova, maldito durante sus casi 31 años de vida. Se cuentan con los dedos de una mano las noches importantes que han acabado de la mejor manera en el recinto de Benipila, con alegría, sonrisas y alborozo. Casi todas han terminado mal, de hecho. Y la de ayer no fue una excepción.

Querían los rectores de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia (FFRM) sacar músculo y lograr el récord histórico de afluencia de público a un partido de la selección femenina de fútbol. Había que superar los 7.727 espectadores que acudieron a Las Gaunas (Logroño) a ver el España-Serbia del pasado mes de septiembre. Muy cerca de esa cifra estaban los 7.593 aficionados que se congregaron el último día de agosto de 2018 en El Sardinero (Santander) para animar a las chicas de Jorge Vilda ante Finlandia. Y el objetivo de la murciana -y también de la española- era moverse en estos números ayer en el Cartagonova. No fue así.

1 España

Lola Gallardo; Marta Corredera (Celia Jiménez, m.69), Irene Paredes (Marta Carro, m.58), Leila Ouahabi, Ivana Andrés; Virginia Torrecilla (Andrea Pereira, m.58), Vicky Losada (Alba Redondo, m.58), Ángela Sosa (Mariona Caldentey, m.69); Aitana Bonmatí, Andrea Falcón (Lucía García, m.78) y Nahikari García.

1 Bélgica

Nicky Evrard; Laura Deloose, Heleen Jaques, Laura De Neve, Shari Van Belle; Kassandra Missipo, Lenie Onzia (Janice Cayman, m.76), Julie Biesmans; Chloe Van de Velde (Davina Philtjens, m.79), Elena Dhont y Tine De Caigny.

Goles
1-0, m.64: Alba Redondo. 1-1, m.88: Cayman.
ÁrbitrA
Sandra Braz Bastos, de Portugal.
Incidencias
Partido amistoso disputado en el estadio Cartagonova de Cartagena ante unos 3.000 espectadores.

Poco más de 3.000 espectadores se acercaron a la casa del Efesé (3.600 fueron a La Condomina el año pasado a ver un encuentro ante Israel), con lo que el Cartagonova mostró un aspecto ciertamente desangelado. En sus recientes visitas a Pinatar Arena, la selección femenina siempre metió a unas 1.500 personas en el campo principal del complejo de fútbol pinatarense. Y la idea de llevar el amistoso contra Bélgica al Cartagonova vino con la esperanza de multiplicar por tres o por cuatro esa cifra. Solo se dobló.

Llega el momento de reflexionar. Falló la promoción y faltó trabajo de campo, especialmente por parte de una concejalía de Deportes que fue prácticamente invisible esta semana. Tampoco fue capaz la FFRM de movilizar a los niños del fútbol base. Sí se dejaron ver niñas de diferentes clubes de la comarca, pero faltó mucho público infantil en un horario (siete de la tarde) que precisamente estaba puesto para estimular la asistencia de menores de edad con sus padres. No hubo tele. Pero ni siquiera se animó el personal con el reparto gratuito de 7.500 entradas.

España, de menos a más

El partido fue entretenido y las chicas de Jorge Vilda, que reservó a titularísimas como Marta Torrejón, Mapi León, Jennifer Hermoso, Alexia Putellas, Silvia Meseguer y Mariona Caldentey para el choque del martes que viene en Alicante contra Estados Unidos, merecieron llevarse la victoria. Con claridad, además. Llevaron el peso del partido, lo dominaron de cabo a rabo y desperdiciaron buenas oportunidades. Las belgas, quitando el primer cuarto de hora del segundo tiempo, apenas pisaron el campo español. Fueron de menos a más las españolas, con la canaria Andrea Sánchez Falcón en plan estelar.

Ya en el primer minuto protagonizó una internada espectacular por el costado izquierdo, donde destrozó a la lateral belga Laura De Loose, pero Nahikari García, la ariete de España, no fue capaz de empujar la pelota a la red. También se animó Ángela Sosa, quien estuvo a punto de celebrar por todo lo alto su 26° cumpleaños. La jugadora del Atlético de Madrid se sacó de la chistera un soberbio derechazo, tras otra estupenda jugada de Falcón, y la meta Nicky Evrard hizo la parada de la noche.

El segundo periodo fue mejor. Es cierto que las belgas, chatas en ataque hasta el descanso, entraron mejor y dispusieron de una clara ocasión. Lideradas por la extremo derecha Elena Dhont, las jugadores dirigidas por Ives Serneels empezaron a generar algo de peligro. Y casi hacen el 0-1. Salió Lola Gallardo de su portería para despejar de puños tras un envío al área de las belgas. Y el remate a portería vacía de Lenie Onzia no entró de milagro. Rozó el poste, con Gallardo mirando.

Volvió a desequilibrar por su banda Falcón, extremo del Atlético de Madrid. Y se inventó un maravilloso pase a la espalda de la defensa belga que Alba Redondo, al poco de entrar en el campo, resolvió de maravilla. Con un toque certero y sutil batió por bajo a Evrard y adelantó a las españolas. La entrada de Mariona Caldentey, del Barça, dio un plus más de peligrosidad al ataque de La Roja. Y el 2-0 estuvo cerca en varias ocasiones, de la propia Caldentey, de Bonmatí y de Nahikari García. Esta última, delantera de la Real Sociedad, le puso corazón y entrega pero le faltó acierto de cara a portería.

Con todo, el triunfo parecía garantizado y la grada, en silencio hasta ese momento, pareció animarse. Sin embargo, a dos minutos del final llegó el jarro de agua fría. Leila ila Ouahabi se confió tras un saque de banda mal ejecutado por las belgas y concedió metros a Dhont, la futbolista de mayor talento del combinado de Serneels. Esta sacó un centro medido al primer palo y allí apareció, libre de marca, la centrocampista Janice Cayman, quien remató de cabeza y superó a Lola Gallardo, quien llegó a tocar la pelota pero no pudo evitar el tanto. El 1-1, injusto, ya no se movió. No hubo tiempo.