Juan Moreno Boluda: «Hemos resurgido y reavivado la llama»

Juan Moreno Boluda, esta semana, en la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer. / pablo sánchez / agm
Juan Moreno Boluda, esta semana, en la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer. / pablo sánchez / agm

El club, que coqueteó con Autonómica hace un año, es líder destacado en Preferente, lleva seis victorias seguidas y apunta a Tercera

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

Tarda menos de dos minutos en dar el rodeo, desde la cafetería hasta el banquillo del campo principal de la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer, donde le esperan el fotógrafo y el periodista de 'La Verdad'. Empleados, directivos y jugadores de las bases le dan una palmadita en la espalda. Y él, firme, responde agradecido con una sonrisa. Es Juan Moreno Boluda (Mula, 1969), exportero del Efesé, exresponsable de las bases, exentrenador de La Unión, de la selección murciana juvenil y dueño de una empresa especializada en la venta de acumuladores eléctricos. Es el técnico del Cartagena FC y uno de los responsables de que los brotes verdes vuelvan a crecer en el polígono Cabezo Beaza: el equipo es líder destacado en Preferente, acumula una racha de seis victorias consecutivas, ha sumado 25 de los últimos 30 puntos en juego, es el menos goleado de la categoría (14) y va camino de regresar a Tercera División. Suben los dos primeros y el tercero, el Abarán, está a 9 puntos. En la ciudad portuaria, el Efesé de Gustavo Munúa no es el único que bate récords.

-En 2015, el club descendió a Preferente. Y la temporada pasada, cuando usted llegó al cargo, estaba en descenso a Primera Autonómica. Ya tocaba resurgir, y encima en la temporada del centenario. El Juvenil también está cerca de subir a Liga Nacional.

-No hubo mucha suerte en la confección de las plantillas de los últimos años. La temporada pasada, a pesar de que el club estaba en descenso a Autonómica, la directiva confió en mí, hicimos un esfuerzo importante en el mercado de invierno y en la segunda vuelta logramos la salvación, en las dos últimas jornadas. Éramos colistas, con tan solo cinco puntos. No nos podíamos permitir jugar en Primera Autonómica el año del centenario. Conocía a la entidad, por mi carrera futbolística y cuando trabajé en las bases. Nos arriesgamos y ahora, con Paco López (segundo entrenador y uno de los héroes del ascenso en Torrejón) nos están saliendo las cosas.

Es el menos goleado (14), batió el récord de puntos en la primera vuelta (41) y le saca 9 al tercero

-¿Qué ha cambiado para pasar del descenso a ser el claro favorito al ascenso?

-En verano, Leo Gómez (el director deportivo) y yo nos sentamos con tiempo para construir el proyecto. Planificamos la plantilla con tranquilidad y con el único objetivo de ascender. También para darle un empujón a las bases. Renovamos a jugadores y rastreamos el mercado. Hay un grupo muy variado, con futbolistas muy jóvenes y veteranos. Hay chicos que han apostado fuerte por el Cartagena FC. Chema tenía ofertas de Tercera, Richard vino del Águilas, Bullo del Torrevieja... Son de otra categoría, como Saura (máximo goleador con 9 tantos) y Pitu, del Cartagena B. También sigue el incombustible Requena (45 años).

-¿Qué parte de culpa tienen Requena, Saura y Bauti, los tres 'abuelos'?

-Hay un cúmulo de circunstancias. Nuestra plantilla es de 19 jugadores. La mayoría ni siquiera cobran, tienen sus empleos o estudian y vienen aquí a entrenar después de una jornada de trabajo. La clave es que todos han sabido encajar su rol y no bajar el nivel de exigencia nunca, a pesar de que en todos los campos nos esperan con muchas ganas. Mantener esa intensidad, convivir con esa presión, y más en esta categoría, es de admirar. En los tres casos que mencionas, vienen con la ilusión de unos niños y tienen cualidades muy buenas. No falta nadie a los entrenamientos. Hay calidad humana y sacrificio.

«La relación con el FC Cartagena nunca debió romperse; es cuestión de hablar y olvidar el pasado»

-Seis victorias consecutivas, ante Ceutí, Racing Murcia, Montecasillas, Bullense, Alhama y Jumilla. Van 14 victorias en 18 jornadas, y fueron campeones de invierno batiendo el récord de puntos en la categoría, con 41.

-No es fácil, desde luego. Pero ya me pasó en La Unión: estuvimos 15 partidos consecutivos sin perder y nos quedamos muy cerca de entrar en la fase de ascenso, hace tres años, y con un presupuesto limitado. Las rachas salen solas. Hay que trabajar día a día. No hay más secretos. Somos conscientes de que lo estamos consiguiendo, pero el domingo (a las 16 horas, en Llano de Brujas) nos espera el Plus Ultra motivado para ganarnos. Nuestros jugadores han captado ese mensaje: les sacamos 15 puntos, pero no vale relajarse. Nos esperan con ganas todos los equipos.

-También han sumado 25 de los últimos 30 puntos en juego. Los mismos que el Cartagena de Munúa. ¿Ha bajado el nivel de la Preferente?

-Sí. Pero lo que ha hecho Munúa tiene más mérito, en un categoría mucho más competitiva. El FC Cartagena es el equipo referencia de la ciudad y deseo que logren el ascenso a Segunda. Esta temporada, la Preferente es muy fuerte. Racing Murcia se ha reforzado bien, el Abarán lleva un buen equipo, estamos nosotros, El Palmar que nos pisa los talones, Los Garres... Muchos se han reforzado con gente de Tercera. Es igualada, pero hemos cogido esa racha y por eso nos hemos distanciado. En Tercera han bajado los sueldos, y eso también influye a que esos futbolistas busquen otros destinos cercanos en otras categorías.

-El club tocó fondo en las últimas temporadas. ¿Qué papel ha jugado la UCAM en este resurgir?

-Convivimos con el FC Cartagena, que es el primer equipo de la ciudad. Pero este club tiene mucha historia, han pasado grandes jugadores y nunca ha afectado que cada uno fuera por su camino. La directiva siempre ha creído, aunque hubo altibajos, ciclos, y ahora hemos vuelto a 'resurgir', a reavivar la llama. La UCAM es un patrocinador muy importante. Gracias al convenio que tenemos con ellos han venido futbolistas cedidos como Keko y Sergio. En una categoría así, los ingresos son pocos y también colaboran.

-¿Ve posible que vuelvan a establecerse lazos de colaboración con el FC Cartagena?

-Pasó algo similar en la época de Paco Gómez. La relación se ha roto, se rompió en su momento, por falta de diálogo entre otras cosas, y nunca debió ser así. Aquí tenemos grandes instalaciones, y es un pena que no tengan aquí sus bases. Confío en que en un futuro cambien las cosas. Las directivas pueden reunirse, hablar, y a lo mejor en un día no se llega a un acuerdo. Pero a los dos clubes les interesaría recuperar la sintonía, la armonía y el diálogo, para que la ciudad puede crecer más futbolísticamente. Los dos proyectos pintan bien. Es solo cuestión de sentarse y olvidar el pasado. Quizá así se pueda llegar a un acuerdo.

 

Fotos

Vídeos