El número de licencias, sin freno

Partido en Nueva Condomina entre el Murcia Féminas y el Águilas. / FFRM
Partido en Nueva Condomina entre el Murcia Féminas y el Águilas. / FFRM

Vuelven a crecer los inscritos, casi 50.000 ya, destacando la categoría cadete y el fútbol femenino

JUAN ANTONIO CALVOMURCIA

La temporada 2018-19 ha acabado y ha dejado unos datos muy interesantes de la evolución del panorama deportivo en la Región de Murcia. Estos datos subrayan, sobre todo, el gran incremento de licencias en todos los estamentos, tanto masculino como femenino, probando el éxito de campañas como #SoyÁrbitra, impulsada por la Federación de Fútbol de la Región (FFRM).

Un año más, la FFRM ha visto incrementado su número de licencias, no solo en el fútbol sino también en el fútbol sala, y además la modalidad femenina ha vivido un aumento considerable. Esto demuestra que la FFRM continúa creciendo a pasos agigantados, gracias a sus numerosas campañas de promociones y medidas de subvención en categorías territoriales que abaratan los gastos a los clubes.

El número de licencias quedó cerca de las 50.000, en concreto 49.026, lo que ratifica el buen momento por el que pasan el futbol y el fútbol sala en la Región. Se ha superado así en casi cinco mil el número de licencias expedidas la temporada pasada. Hay que destacar que la categoría cadete de la Región ha sido la que ha contado con más participantes, ya que las licencias ascienden a 4.334, un 8,84% de las totales. Esta categoría obtuvo 1.136 licencias más que la temporada pasada.

Setenta equipos más

La modalidad femenina también ha visto incrementado el número de integrantes. Esta temporada acaba con 787 equipos femeninos en toda la Región, setenta más que la temporada pasada, con un total de 2.784 licencias, superando por 248 a la campaña anterior.

Eso significa que el porcentaje de jugadoras esta temporada fue del 7,59%, que pudiera parecer poco, pero realmente significa mucho, pues representa un gran aumento si se compara con el 5,49% de representación de la temporada pasada. Una pequeña diferencia en cifras, una gran diferencia en la incorporación de la mujer en los diferentes estamentos del fútbol regional.

También ha dado sus frutos la campaña #SoyÁrbitra, impulsada por la FFRM, ya que unas cincuenta mujeres decidieron inscribirse en el próximo curso de arbitraje que se impartirá en la propia sede de la FFRM. Este crecimiento femenino también se ha visto reflejado en los 26 cursos de entrenador que se han impartido también en las instalaciones de la FFRM, con más de cuatrocientos alumnos, de los cuales un alto porcentaje han sido chicas.

Una de las referentes ha sido María Dolores Martínez Madrona, la colegiada murciana que dirigió dos de los encuentros más importantes de Primera División Femenina, como fueron el Atlético de Madrid contra el Barcelona en el Wanda y la final de la Copa de la Reina entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad. También en el mundo arbitral femenino, Elia María Martínez Martínez ostenta la categoría de Primera División, mientras que María Planes y las hermanas Miriam e Isabel Morales gozarán un año más de su categoría de árbitro asistente en Primera División.

Por su parte, el fútbol sala ha experimentado un gran crecimiento en su categoría alevín de la Región de Murcia, tanto en el lado masculino como en el femenino. Las licencias de alevín del año pasado fueron 2.324, mientras que esta temporada se han incrementado en más de mil, alcanzando las 3.684. La categoría femenina no se queda atrás, pues con 774 licencias casi duplica la cifra de la temporada pasada, que era de 486. Los datos no mienten: las mujeres han llegado para quedarse.