Eva Navarro, la prometedora estrella del fútbol femenino

Eva Navarro celebrando un gol con la selección española./SEFÚTBOL
Eva Navarro celebrando un gol con la selección española. / SEFÚTBOL

Rápida, competitiva, brillante en el uno contra uno y un gran conocimiento del juego. Esas son las principales virtudes de la yeclana y reciente campeona del mundo Eva Navarro, según su entrenadora en la selección María Antonia Is Piñera

FERNANDO PERALS

El mundo se quedó pequeño para la selección femenina sub-17 el pasado fin de semana, cuando las chicas de María Antonia Is Piñera 'Toña' hicieron historia y levantaron al cielo de Montevideo el título de campeonas del mundo. Un broche de oro a un torneo inmaculado en el que la yeclana Eva Navarro se consagró como una de las futbolistas más prometedoras del país y de todo el panorama futbolístico. Una victoria frente a México por dos goles a uno permitió a 'La Rojita' hacer historia y llenar, tras el Campeonato de Europa sub 19 de este verano, la sala de trofeos de la Federación Española de Fútbol.

Una de las grandes artífices de este histórico triunfo del fútbol femenino español y del éxito logrado en 2018 es su entrenadora, María Antonia Is Piñera. La asturiana, que llegó hace tres años a la Federación, ha convertido a este grupo de jóvenes futbolistas en un equipo histórico que permite hacernos soñar con grandes triunfos en el futuro.

Una selección que destaca por la unión de sus jugadoras, por una idea clara de juego combinativo y por la constancia en el trabajo diario. Esos son los principales activos de un equipo en el que la calidad de sus futbolistas es tan extraordinaria como el futuro que tienen por delante. Y una de las más prometedoras campeonas es la yeclana Eva Navarro, que recordará este 2018 como uno de los años más importantes en su carrera, a pesar de que la misma acabe de echar a andar. Tras ganar el europeo este verano, quedar subcampeona del Mundo con la selección sub-20 y llegar a Primera División de la mano del Levante, la murciana ha puesto el broche de oro a este 2018 con un Mundial.

Velocidad, competitividad y liderazgo

Toña, entrenadora de Navarro en esta selección valoró el triunfo conseguido y descubrió, un poco más, a la futbolista murciana. Conoce a Eva desde hace tres años, cuando comenzó su trabajo en la Federación Española de Fútbol, y no duda cuando tiene que hablar de sus principales virtudes: «Es rápida, competitiva, tiene un brillante uno contra uno y entiende el juego como nadie. Nunca da un balón por perdido y tiene una confianza en sí misma grandísima».

Si algo adora Toña de la yeclana es lo que transmite en el vestuario, principal motivo por el que la entrenadora le nombró como la capitana del equipo: «Es una grandísima persona. Siempre va con una sonrisa y transmite alegría en todo momento y muchas ganas. Es una líder en el grupo. Me quita trabajo a mí. Cuando llegan los momentos difíciles, ella es clave. Aporta saber estar y, a pesar de tener 17 años, impregna en el vestuario una experiencia necesaria para este tipo de torneos».

Eva Navarro se llevó el oro en el Europeo y el Mundial disputado con la sub-17 pero, además, este verano 'se hizo mayor' y jugó el Campeonato del Mundo con la selección sub-20, donde logró una medalla de plata. Sobre este aspecto, Toña destacó lo importante que es tener alguien como ella en un vestuario: «Para ella, como deportista, es la 'leche' haber disputado todos estos campeonatos. Y hacerlo con 17 años es algo increíble. Tiene esa experiencia que requiere todo gran equipo. Muestra el camino a seguir al grupo y tira de todas sus compañeros cuando es necesario. Es lo que necesita todo equipo».

En cuanto a la prometedora carrera de la murciana, su 'maestra' en el equipo nacional tiene claro que el futuro puede ser completamente suyo: «Le veo todo el futuro del mundo. Puede ser una jugadora 'top' a nivel mundial en algunos años. Tiene que crecer año a año. Ojalá no cambie su trabajo ni su forma de ser».

La Primera División espera ahora a Eva Navarro, que de la mano del Levante ha llegado a la máxima categoría del fútbol femenino español a su corta edad. En el equipo valenciano no está disfrutando de los minutos que le gustaría pero su entrenadora en el equipo nacional tiene claro lo que debe hacer: «Siempre le digo que no deje de trabajar. Que sea constante y no se bloquee si no salen las cosas. Que mantenga esa competitividad y sea paciente. Tiene que disfrutar y hacer lo que sabe. No debe tener prisa, va a terminar siendo una jugadora clave en el Levante».

En una nube

Toña reconoce que aún están asimilando lo logrado: «No somos conscientes de lo que hemos hecho. Hemos visto la repercusión de esto cuando hemos llegado a España. No podemos explicar las sensaciones que tenemos. Estamos en una nube. Lo asimilaremos conforme transcurra el tiempo».

La expedición ya está en casa. Pero no fue fácil acabar con la medalla de oro colgada en el cuello. La inquilina del banquillo nacional sabía que con estas jugadoras era posible hacer algo grande. ¿Las claves? Toña pone como principal motivo de la victoria el gran ambiente: «La unión del equipo ha sido lo más importante. Creo mucho en este grupo. Quise mantener el equipo del Europeo de Lituania porque sabía que eran capaces de lograr algo grande. Cuando algo funciona fuera del césped, lo hace de la mejor manera sobre el campo».

Un título que agiganta el fútbol femenino y que muestra el nivel de nuestro país. España sube a lo más alto del podio por primera vez en su historia en lo que a un Mundial se refiere. Una gesta histórica para 21 jóvenes que ya miran el futuro con ganas de comérselo. Una murciana que no ha pasado de puntillas por una Copa del Mundo y que, al igual que no da un balón por perdido, no dejará escapar la oportunidad de convertirse en una de las estrellas de este deporte.

 

Fotos

Vídeos