El triste regreso de Alemania a casa

Neuer atiende a los medios ya en Alemania./Reuters
Neuer atiende a los medios ya en Alemania. / Reuters

Ni un aficionado acudió al mediodía de este jueves al aeropuerto de Fráncfort a recibir el féretro de 'Die Mannschaft'

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal. Berlín

Más triste no pudo ser el retorno a casa. Ni un aficionado acudió al mediodía de este jueves al aeropuerto de Fráncfort a recibir el féretro de 'Die Mannschaft'. Caída sin honra en combate en el Mundial de Rusia, 'El Equipo' no se merecía el nombre comercial que le había buscado la Federación para subrayar su carácter único y darle un aire de selección invencible. Ni tampoco el avión especial de la compañía aérea Lufthansa que los devolvió a casa, pintado con un gran cartel de 'FanHansa', el mismo aparato con el que volaron a Moscú hace dos semanas y con que la aerolínea germana quiso rendir homenaje a la todavía campeona mundial. Joachim Löw y sus pupilos rehuyeron a los aficionados. Desembarcaron en una sala especial aislada, aunque no pudieron evitar el obligado encuentro con la prensa que asumieron con cara de resignación el seleccionador, el capitán y portero del equipo, Manuel Neuer, y el director deportivo del conjunto, Oliver Bierhoff.

El resto de los jugadores escurrió el bulto con una carta abierta conjunta en las redes sociales en la que explicaban a los aficionados sentirse «tan decepcionados como vosotros» y lamentaban «no haber sido capaces de jugar como un campeón del Mundo». «Lo sentimos mucho», señalaban en ese sentido. Es por ello que «nos han eliminado merecidamente, por muy amargo que resulte», reza la nota de tres escasos párrafos, en la que agradecen el respaldo de los seguidores «en Alemania y los estadios rusos» y recuerdan que «en Río 2014 festejamos juntos» el título mundial. «Pero las derrotas también forman parte del deporte, al igual que reconocer que los rivales fueron mejores», dice escuetamente el mensaje, en el que felicitan a Suecia y México por acceder a la siguiente fase y dan las gracias a Rusia por su hospitalidad. Neuer no fue mucho mas prolijo. Se limitó a comentar que sus compañeros y él asumen y afrontan las críticas, aseguró que tratan de ser sinceros y reconoció que los seleccionados están tan «enfurecidos» consigo mismos como sus seguidores.

El futuro de Löw

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Reinhard Grindel, anunció que durante el vuelo de retorno había llegado a un acuerdo con Löw, Bierhoff y Neuer para que la dirección deportiva de la selección presente la semana próxima su primer análisis de la actuación del once alemán y las causas que condujeron a su eliminación en la primera fase del Mundial de Rusia. «Es cuando yo creo que el seleccionador dirá algo sobre su propio futuro», comentó Grindel. El propio Löw, que desde la derrota ante Corea del Sur cuestiona su futuro al frente del equipo, no quiso pronunciarse al respecto y reiteró que necesita tiempo para reflexionar. «El dolor y la decepción por la eliminación me tienen todavía atenazado», dijo el seleccionador alemán, quien subrayó que «necesitaremos algo de tiempo para digerir todo lo sucedido» y reconoció que «realmente debemos admitir que hemos defraudado en este torneo».

Löw destacó que «todavía es muy pronto» para hablar sobre su futuro, mientras Bierhoff señaló que hay que no hay que presionarle y es necesario evitar una decisión precipitada. «Parto de que en septiembre abordará el asunto», dijo el director deportivo del once alemán. Los que parecen tener las cosas mas claras son los aficionados alemanes. Una encuesta realizada por el portal informativo de internet «t-online» revela que el 55% de los alemanes es partidario de que Joachim Löw renuncie a su responsabilidad como técnico de la selección, mientras un 12% se mostraban indecisos y un 33% defendía su permanencia.