Un Mundial de estrategia

Kroos anota un gol tras un libre indirecto. /Reuters
Kroos anota un gol tras un libre indirecto. / Reuters

42 de los 91 goles que se han marcado en lo que va de Mundial han sido en acciones a balón parado

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

El Mundial de Rusia ya ha dejado 91 goles después de que se hayan disputado 34 partidos. Curiosamente, no ha habido ningún encuentro sin tantos, algo que la convierte en la mejor racha mundialista de 34 enfrentamientos consecutivos sin 0-0. Con una media de 2,67 dianas por partido, hay un dato que demuestra la importancia de las jugadas de estrategia, ya que 42 de los 91 goles que se han marcado han sido en acciones a balón parado.

Otro de los aspectos más curiosos es que se han pitado 18 penaltis, lo que da a media pena máxima por partido. Del total que se han señalado -gracias en buena parte a la presencia del VAR- se han marcado 14 goles.

De falta directa se han anotado cinco goles, mientras que uno ha sido de libre indirecto -el gol de Kroos ante Suecia que mantuvo con vida a Alemania-. Además, diez de los goles han llegado en acciones tras un saque de falta y once tras botarse un córner. Sin embargo, sólo uno llegó tras un saque de banda.

Además, Rusia tiene el honor de ser el segundo Mundial de 32 selecciones más goleador después de las dos primeras jornadas gracias a los 85 goles que se anotaron en los primeros 32 choques. El más goleador fue el anterior disputado en Brasil con 94. En 2002 se anotaron 81 tantos, por los 80 del Mundial de Francia en 1998, los 75 de 2006 y los 67 del Mundial de Sudáfrica en 2010 que ganó España.