Di María: «Necesité ayuda de un psicólogo para jugar en la selección»

Di María en la concentración de Argentina/AFP
Di María en la concentración de Argentina / AFP

El jugador del PSG reconoce que la presión hacia Argentina es «demasiado grande»

MELISA CABALEIROMadrid

El internacional argentino Ángel di María ha repasado en una entrevista concedida a 'The Player Tribune' una serie de asuntos que le trajeron en su momento algunos quebraderos de cabeza: la repesca que tuvo que vivir con su selección, su salida del Real Madrid, el amistoso entre España y Argentina...

Y es que, los futbolistas -por muy bonita que parezca su vida desde afuera- también viven malos momentos. Uno de los peores para el centrocampista del PSG fue la repesca de Argentina para poder convertirse en uno de los 32 equipos del Mundial. La albiceleste se clasificó 'in extremis' gracias al hat trick de Leo Messi contra Ecuador, aunque lo que Di Maria nunca olvidará fue la presión de todo un país bajo sus espaldas y las de sus compañeros. «La presión de la selección era demasiado grande así que fui a un psicólogo y realmente me ayudó. Me recordé a mí mismo que formaba parte de uno de los mejores equipos del mundo y que estaba jugando para mi país, viviendo el sueño que tenía desde chico», confesó.

Para Ángel, algunas actitudes son muy ofensivas y no deberían exponerse públicamente. El argentino se refiere a las críticas a las que estuvo sometida la selección durante – y tras- el amistoso contra España en el que los hombres de Sampaoli sufrieron una estrepitosa derrota por 6-1. «Durante el segundo tiempo, hubo un momento que le quité el volumen a la tele. Ya no son críticas, pasan a insultos, a agredirte», afirmó el rosarino. «Vos podés criticar, pero de buena manera, de una manera en que no lastimes», agregó.

Su salida del Real Madrid

Además, Di María también recordó los momentos previos a su salida del Real Madrid. Su selección estaba en la final del Mundial 2014 -que perdió contra Alemania- pero él no jugó. Días antes del partido, el jugador de la albiceleste recibió una carta del Real Madrid en la que afirmaban que no estaba en condiciones de jugar y que el club no quería que forzase. Ángel era consciente de que el conjunto blanco quería venderle para comprar a James Rodríguez después del Mundial. «No querían que su jugador se rompiera antes de venderlo. Era así de sencillo. Ese es el negocio del fútbol que la gente no siempre ve». Un gesto que le sentó muy mal al centrocampista argentino y que provocó una reacción algo inesperada. «Ni siquiera abrí la carta. Solamente la rompí en pedacitos. Él único que decide acá, soy yo», se sinceró.